Reseñas de festivales 

Joven y alocada

joven-y-alocadaJoven y alocada había ganado el premio al mejor guión en la competencia internacional de Sundance antes de ser galardonada como mejor largometraje de la sección Vanguardia y Género del Bafici. Fue producida por Pablo y Juan de Dios Larraín, realizadores de películas sobre temas controversiales en Chile como Tony Manero (2008) y la nominada al Oscar No (2012). El director de fotografía es el mismo de esos filmes: Sergio Armstrong.

La película de Marialy Rivas se destaca entre la relevante producción chilena de la actualidad por la manera desenfadada como trata la temática sexual, desde un punto de vista adolescente y femenino, además. Para ello la directora supo encontrar en el cine un correlato acertado de la libertad de expresión característica de los blogs, principalmente en la voz de la protagonista, Daniela, así como en el uso de elementos gráficos y el virado a los colores que identifican el diario que lleva el personaje en Internet. El diseño le hizo ganar un premio por los créditos en el Festival SXSW de Austin, en Estados Unidos.

La activa sexualidad de Daniela causa escándalo en su familia, que pertenece a una secta evangélica integrada por personas de alto nivel económico, así como en la escuela y en el canal de televisión religioso al que la mandan a trabajar. Pero la historia no se extravía en la explotación del sexo, que de por sí resultaría tan interesante cuando se cuenta con una actriz de la belleza de Alicia Luz Rodríguez, cuyo rostro llena por completo la pantalla en varios planos. Lo que le interesa a la realizadora es cómo la sexualidad y los sentimientos se conjugan para la adolescente, además del enfrentamiento que tiene con el medio represivo en el que se desenvuelve. Es la búsqueda del amor, junto con el placer, la que la lleva a los brazos y a la cama de otra muchacha, además de mantener una relación con un joven, lo cual forma parte de la manera fresca y realista como se representa la sexualidad adolescente.

Pero si Marialy Rivas y la actriz demuestran un talento singular para conseguir el tono justo de las palabras y en las gráficas, llamando a las cosas por su nombre y mostrándolas sin caer en excesos de vulgaridad, la película tiene como debilidad el haber elegido un blanco fácil en la secta y su represión sexual. Hay hacia el final un viraje con el que pareciera trascenderse la burla para introducir una inquietud espiritual del personaje, pero no resuelve el problema.

2 opiniones en “Joven y alocada”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.