Reseñas de festivales 

Halley

La muerte en vida es una situación que se experimenta cada vez más en la sociedad. El estrés, la contaminación, el egoísmo y muchos otros problemas han orillado a la humanidad a sobrevivir en un mundo que se vuelve cada vez más difícil de habitar.

Alberto es un guardia de seguridad que padece una enfermedad desconocida, que lo ha convertido en un muerto viviente, en continuo y creciente estado de descomposición. Esta no es una película de zombies y más bien se acerca al tratamiento del body horror que Cronenberg se ha encargado de llevar a la pantalla grande en múltiples ocasiones. Así, Alberto se va deshaciendo día a día, su cuerpo padece los estragos de su inevitable muerte, pero su conciencia se da cuenta de su estado, mientras que su espíritu y su cuerpo se desmoronan sin control.

La ópera prima de Sebastián Hofmann es un acercamiento a la vida actual, a través de planos contemplativos llenos de cuerpo y pedazos de piel, con un tratamiento contundente del horror corporal y un sentido del humor ácido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.