Libros: 

Érase una vez en Hollywood, la novela

Título: Érase una vez en Hollywood, la novela

Autor/es: Quentin Tarantino (traducción de Javier Calvo Perales)

Editorial: Reservoir Books.

Año: 2021

Resulta difícil escribir la crítica del primer libro de un autor, sea quien sea que esté detrás de las hojas. Resulta difícil, porque no sabemos decir exactamente si lo que acaba de entregarnos es algo que forma parte de un discurso más complejo o si, simplemente, es el resultado de una serie de pensamientos marginales. Sería necesario, entonces, tener una visión más amplia, si bien esto se asemejaría más a un jugar con el tiempo para que nos adelantemos hacia un futuro no muy distante; algo imposible, obviamente, y por esta razón inútil, sino como ejercicio mental. Sin embargo, en el caso de Tarantino, la cuestión se complica, ya que nos resulta casi imposible leer su primer libro sin tener en cuenta el hecho de estar este conectado no solo con otra obra (la película con la que comparte el nombre), sino también con el universo tarantiniano que se ha ido creando en estas últimas décadas.

Decidir si esta novela funciona o menos no es un problema: la estructura y la técnica son muy buenas, y no cabe duda que leer estas páginas puede ser un gran placer. Ni es necesario subrayar cómo la historia que Tarantino nos va contando aquí se distancia (a veces mucho, a veces poco) de lo que nos había mostrado en la pantalla, lo cual hace que la lectura sea más placentera y nos dé cierto interés en lo que se refiere al acto de saber “cómo va a acabar la faena”. El problema –si de problema tenemos que hablar– es que una obra de este tipo solo puede gustarle a aquellos que hayan visto el filme y que compartan con Tarantino el mismo tipo de patrón cultural (el amor por el cine y el juego de los mundos diferentes, paralelos, los de las ucronías). De por sí, el libro sería interesante, pero no mucho más, y el lector podría sentirse defraudado ante algunas elecciones, por parte del autor, si ya no estuviera al tanto de que un punto fundamental de sus obras es el de cambiar el flujo del tiempo (la presencia de flashbacks y flashfowards se sitúa entre lo adecuado y lo caótico).

No es una simple novela, entonces, la que tenemos entre nuestras manos, sino un comentario a una obra cinematográfica contemporánea y, también, al mundo del cine de los años sesenta. No es posible (ni correcto) esconder el placer que se siente al leerla, pero tampoco se puede olvidar que este placer nace sobre todo por el diálogo que se crea entre nuestras expectativas preconcebidas (nuestra previa visión del filme) y los cambios que encontramos en aquellas páginas. Quizás una lectura diferente sería la de quien nunca hubiera visto Érase una vez en Hollywood, pero resultaría solo parcial en relación a la arquitectura que Tarantino ha ido construyendo con mucha inteligencia y profundidad. Habrá que esperar, entonces, a que el director y escritor nos presente una(s) nueva(s) novela(s) para ver si esta inteligencia puede formar parte de un mundo menos interactivo y más literario. De todas formas, se aconseja la lectura para quienes amen las reelaboraciones del mundo pulp.

Página oficial de Penguin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.