Críticas

La leyenda de Santos y Camborio

El muerto y ser feliz

Javier Rebollo. España / Francia / Argentina, 2012.

Cartel_El_muerto_y_ser_felizCuando José Sacristán ganó el Goya en la pasada edición de los premios por su papel en El muerto y ser feliz, muchos se sorprendieron de que esta fuera su primera nominación. No es, desde luego, para menos, ya que Sacristán, aunque no se ha prodigado mucho últimamente en el cine español –muy reciente, con todo, es su participación en Madrid, 1987 (David Trueba, 2011)–, es uno de sus actores de referencia. En esta ocasión, se ha puesto a las órdenes de Javier Rebollo, que firma su tercer largometraje tras Lo que sé de Lola (2006) y la celebrada La mujer sin piano (2009).

EMYSF_1El muerto y ser feliz no es una propuesta convencional, ni mucho menos, pero resultaría difícil entender un proyecto como este sin la participación de José Sacristán. Santos (Sacristán) es un asesino a sueldo que padece una enfermedad terminal y que decide abandonar el hospital de Buenos Aires en el que está internado y emprender un último viaje, que no será ya iniciático, sino de reencuentro consigo mismo. Este nuevo caballero andante tiene, cómo no, una montura casi tan añosa como él, a la que llama Camborio, un Ford Falcon Rural De Luxe de 1976. Camborio y Santos emprenderán un último viaje juntos, pero, por el camino, se encontrarán con una acompañante inesperada llamada Érika (Roxana Blanco).

EMYSF_2Si hay algo que llama mucho la atención desde el punto de vista técnico es la presencia de una voz en off femenina que, lejos de narrar la historia, parece que nos lee el guion de la película. Esa voz pertenece a Lola Mayo, guionista del film, y, aunque resulta muy molesta, machacona e incluso impertinente al comienzo del metraje, poco a poco se convierte en uno de los rasgos distintivos de El muerto y ser feliz. De hecho, cuando, más adelante, escuchamos, también en off, la voz de Javier Rebollo, echamos de menos la de Lola Mayo, pero enseguida descubrimos que ambas voces van a mantenerse hasta el final. La verdad es que se trata de una propuesta bastante vanguardista que elimina las fronteras entre los géneros. Es, sobre todo, una road movie, pero pasada por el filtro del western, con toques de Godard y ecos de Hunter S. Thompson. El resultado es una película rodada en 16 milímetros que convierte al paisaje argentino en un protagonista más de la acción: desde Buenos Aires, Santos emprende un viaje que le llevará a Rosario, Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero, San Miguel de Tucumán y Salta, lugar del que es originario el personaje de Érika.

EMYSF_4En realidad, Santos parece dialogar con otros personajes interpretados por José Sacristán hace algunos años para Adolfo Aristarain. Hay en Santos, un español que ha pasado más de media vida en Argentina, algo del Hans de Un lugar en el mundo (1992) y del Joaquín Góñez de Roma (2004). Algunos de los lugares que visita la pareja protagonista son espectaculares, como la laguna Mar Chiquita, cerca de Miramar; la ciudad‑balneario de La Cumbrecita, fundada por los alemanes; o las termas de Río Hondo.

EMYSF_5Ahora bien, si hay algo que he echado en falta en El muerto y ser feliz es la voz de José Sacristán. Santos no habla demasiado, lo que no resulta demasiado extraño en un asesino a sueldo. El último trabajo de Rebollo es, no en vano, una película desnuda y directa, sin virtuosismos, pero con experimentalismos en la imagen y en el sonido, todo ello puesto al servicio de una historia sin concesiones, la de la huida que emprende Santos hacia su propia muerte, en una especie de Odisea invertida en la que Ulises no regresa jamás de Troya.

Premios:

Goya al Mejor Actor Principal (José Sacristán)

Concha de Plata al Mejor Actor (José Sacristán) del Festival de San Sebastián

Premio FIPRESCI del Festival de San Sebastián los British Independent Film Awards

Tráiler:

Ficha técnica:

El muerto y ser feliz ,  España / Francia / Argentina, 2012.

Dirección: Javier Rebollo
Guion: Lola Mayo, Javier Rebollo, Salvador Roselli
Producción: José Nolla, Lola Mayo, Damián París, Luis Miñarro, Álex Zito, Vero Cura, Jérôme Vidal
Fotografía: Santiago Racaj
Reparto: José Sacristán, Roxana Blanco, Valeria Alonso, Lisa Caligaris, Jorge Jellinek, Carlos Lecuona, Vicky Peña, Fermí Reixach

Una respuesta a “El muerto y ser feliz”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.