El Espectador Imaginario cumple años y te hace un regalo

Una de las atribuciones más conocidas del plano cenital dentro del lenguaje cinematográfico es aquella que lo asimila con la mirada de un dios. Las tomas subjetivas alcanzadas por la cámara aérea arrastran con el mismo temple kamikaze del camarógrafo que se ataba a la parte delantera del tren en aquellos primitivos Phantom Rides que se proyectaban a principios del siglo XX. Lejos de la seguridad de tierra firme, nos brindan una perspectiva mucho más temeraria y suicida, un salto al vacío formal que nos remite a la posibilidad de vernos morir.
Pablo Castriota en “Subjetivas Fantasmas”.

Siete años cumple EL ESPECTADOR IMAGINARIO y este año lo celebramos con un regalo para nuestros lectores.
Inauguramos los Cuadernos de EEI, ensayos que podrán leerse en línea, pero también descargarse en PDF para su colección.

El Cuaderno I se titula “Subjetivas fantasmas. Una historia de la cámara como dispositivo de simulacro”. En este ensayo, Pablo Castriota se detiene en el estudio de la mirada subjetiva, recorriendo hitos que van desde los flaneurs del siglo diecinueve hasta los encuadres actuales, donde vemos una realidad, que lejana o inexistente, se nos ofrece en tiempo y espacio presentes.

¡Que lo disfrutes!

Subjetivas fantasmas

Liliana Sáez

Directora de AULA CRÍTICA, Escuela de Crítica Cinematográfica y de EL ESPECTADOR IMAGINARIO


Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios