Críticas

El amor también es silencio

CODA: Los sonidos del silencio

CODA. Siân Heder. EUA. Canadá. Francia, 2021.

CODA - CartelHollywood tiene la nefasta costumbre de tomar películas exitosas en idiomas diferentes al inglés y hacerles su versión americana. Ya sucedió  antes con El secreto de una obsesión (Secret in their Eyes, Billy Ray, 2015), Criminal (Gregory Jacobs, 2004) y ahora es el turno de La Familia Bélier (La Famille Bélier, Éric Lartigau, 2014), un éxito del cine francés de más de 70 millones de dólares en taquilla al que la guionista y directora Siân Heder decidió convertir en CODA: Los sonidos del silencio (CODA, 2021). Esta cinta tomó por sorpresa el festival de cine de Sundance de 2021 y desde entonces ha estado en todas las entregas de premios, robándose el corazón de los espectadores. Cuando supe que harían este remake no me interesó verla, hasta que logró nominaciones al Oscar y se volvió mi tarea personal el saber cuál era todo el asunto. No esperaba que fuera tan divertida y emocionante, lo que prueba de que no todas las adaptaciones hollywoodenses son malas.

CODA significa en inglés «Child of deaf adults», es decir, hijos que han sido criados por uno o más adultos sordos. Así que esta es la historia de Ruby (Emilia Jones), la única persona oyente en su familia, compuesta por su padre Frank (Troy Kotsur), su madre Jackie (Marlee Matlin) y su hermano Leo (Daniel Durant). Por sus características ha sido la “traductora designada” de todos desde que tiene uso de razón, la defensora de su familia, una carga que lleva casi por obligación, además de ser la ayuda de su padre y su hermano en el trabajo que mantiene a flote a la familia Rossi, el viejo bote de pesca heredado del papá de Frank con el que salen a navegar todos los días desde antes que salga el sol.

CODA - Fotograma

Por supuesto, no es extraño que Ruby sea una chica solitaria, tímida y con pocos amigos, que además es víctima del bullying de sus compañeros de escuela. Para poder estar cerca de Miles (Ferdia Walsh-Peelo), el chico que le gusta, Ruby se inscribe en el coro del colegio, sin saber siquiera de si puede cantar o si tiene una buena voz, pero el amor por la música es profundo, es su refugio entre tanto silencio en su casa. Será el maestro de música Bernardo Villalobos (Eugenio Derbez), el señor V, quien determine si tiene talento en una pequeña audición de la que sale corriendo, los nervios le ganan. ¿Tendrá Ruby el talento para cantar y, de paso, enamorar a Miles?

Desde el planteamiento de la historia se ve claramente hacia dónde va y cómo termina, si uno ha visto ciertas películas similares se puede dar cuenta fácilmente cuál es el que camino que siguen, así que no es ninguna sorpresa. ¿Quién no se identifica con esta joven que no siente que pertenezca a ningún lado? Además, tiene el mismo encanto con el que triunfó su fuente original: la discapacidad nunca se muestra como un obstáculo ni una vergüenza que hay que esconder.

Claro, al comienzo Ruby siente pena de sus padres cuando llegan a recogerla en la vieja camioneta destartalada con rap a todo volumen (porque pueden sentir la vibración de los bajos en el vehículo), pero su trabajo será llegar a entender que lo que hace a su familia diferente es lo que la hace especial a ella y a todos. ¿Cómo hacer esto en un mundo sonoro, lleno de obstáculos para los que no son “iguales”? Pues la llave mágica de todas las historias familiares: el amor.

CODA - Fotograma

La Familia Bélier recibió muchas quejas de la comunidad sorda de Francia al no escoger intérpretes sordos para representar a los padres, de quienes decían que tenían toda la comedia encima y se sentía más como una burla. En CODA: Los sonidos del silencio esos problemas se corrigieron, pues Durant, Kotsur y Matlin son sordos de nacimiento e intérpretes con un gran recorrido: Durant hizo parte de la serie Cambiadas al Nacer (Switched at Birth, 2011-2017) junto con Matlin, quien además fue la primera mujer sorda en ganar el Oscar a Mejor Actriz Protagónica por su papel en Hijos de un Dios menor (Children of a Lesser God, Randa Haines, 1986).

Kotsur, por su parte, se ha llevado casi todos los premios a los que ha estado nominado con esta cinta y es el candidato con más opciones a llevarse el Oscar a Mejor Actor de Reparto en su primera nominación por su papel de Frank. Y cómo no, si en él recae, en gran parte, la comedia de la cinta. Y no es una burla hacia las personas sordas, simplemente la personalidad de Frank es así, explosiva. Él vive enamorado de su mujer y tienen una vida sexual activa sin pena, dice lo que piensa sin importarle las consecuencias, así sea su hija la que le tenga que poner voz a su lenguaje de señas. Y a la vez, es el eje de la familia, la fuerza que los sostiene, el que se sacrifica y el que impulsa a su hija a ser todo lo que pueda ser.

CODA - Fotograma

Además de ellos está Emilia Jones, toda una revelación, quien pasó nueve meses aprendiendo el lenguaje americano de señas, en clases de canto y lecciones de pesca para hacer auténtica su interpretación. Y Eugenio Derbez, que suele caracterizarse por su comedia ridícula y exagerada, acá está en el tono ideal, muy moderado, tanto que hasta podría decirse que actúa bien.

Todos los detalles en la cinta de Heder fueron cuidados al milímetro, se nota que hay mucho amor de por medio y por eso no es suerte que despierte ese amor por los espectadores, ya que deja el corazón lleno y la esperanza arriba. La música es el eje que le da el ritmo a la historia, la elección de las canciones de la cinta tiene su explicación, sus letras tienen todo el subtexto de la historia, desde Both Sides Now, de Joni Mitchell (Ya he mirado al amor desde ambos lados, desde el dar y desde el quitar…), hasta You’re all I Need To Get By, de Marvin Gaye y Tammi Terrell (No hay que mirar atrás, tenemos amor y seguro eso es suficiente). El silencio nunca había sonado tan bien.

Trailer:

Ficha técnica:

CODA: Los sonidos del silencio (CODA),  EUA. Canadá. Francia, 2021.

Dirección: Siân Heder
Duración: 111 minutos
Guion: Siân Heder
Producción: Ged Dickersin, Marie de Cenival, Fabrice Gianfermi, Philippe Rousselet, Ardavan Safaee, Jérôme Seydoux, Patrick Wachsberger
Fotografía: Paula Huidobro
Música: Marius De Vries
Reparto: Emilia Jones, Troy Kotsur, Daniel Durant, Eugenio Derbez, Ferdia Walsh-Peelo, Amy Forsyth, Courtland Jones, Marlee Matlin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.