Reseñas de festivales 

Chiri/Trace

chiriChiri/Trace es un homenaje de Kawase a su abuela que la crió. Con primerísimos primeros planos de fragmentos de un cuerpo arrugado por la cantidad de años que posee esa masa de piel sin carne, pareciera que la directora le estuviera pasando alguna factura a su pobre abuela, una anciana con demencia senil a la filma en su etapa final de la vida.

Con imágenes familiares, vemos a Naomí crecer junto a su abuela. Acariciarla anteponiendo su mano joven sobre otra arrugada. Los años no vienen solos y el cuerpo se deteriora. Pero no hay derecho que mientras judicialmente se busca llegar a legislar sobre una muerte digna, cualquiera que tenga una cámara (así se llame Naomí Kawase) pueda traspasar esos límites íntimos que todos tenemos y que los demás respetan por pudor.

Un ejemplo de lo que digo es la foto que acompaña este texto. Lo que los dedos de Naomí sostienen es un resto óseo de su abuela, que mueve frente a la cámara para «brindarnos» juegos de luz. Realmente no se puede disfrutar como homenaje, ni siquiera se puede ver sin que salgas con un terrible malestar por sentirte cómplice de tal invasión a la intimidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.