Críticas

Resistencia por etapas

Attica

Stanley Nelson. EUA, 2021.

Attica aficheDocumental sobre la tragedia ocurrida en el correccional de Attica, en Nueva York, durante el año 1971. Narra con crudeza el motín más cruento de la historia de los Estados Unidos, donde alrededor de mil reclusos se amotinaron en reclamo por sus derechos.

Nelson explora el acontecimiento a la distancia con imágenes de archivo y notas recientes a quienes participaron en el conflicto. Las imágenes en blanco y negro se alternan con el color, abren participación a los otrora reclusos, periodistas, policías, políticos y familiares de las víctimas.

Un retrato de época a través de los sucesos ocurridos en una cárcel en tiempos de mano dura; la insensibilidad y la violencia del aparato político, la manipulación de una rivalidad que desembocará en el pisoteo de reclamos harto explicitados por la circunstancia. Un ejemplo claro de racismo aplicado; rápidos movimientos que culminan en una única premisa: ante todo, la ley y el orden.

Crónica de un sacrificio que pone en evidencia el sadismo del sistema político, insensibilidad hacia los derechos humanos. Eterna reivindicación por el respeto a la dignidad, lema incondicional, más allá de condenas, delitos o color de piel. La denuncia recae con fuerza en el detalle de una masacre que, a ojos vista, resultaría inadmisible en el presente.

Ambientada en condiciones naturales, se refuerza el blanco y negro apocalíptico en día nublado. La narración destaca el tradicional ejercicio en imágenes explicativas, que traslada vivencias al presente con la impronta emocional correspondiente. La estructura despliega una cronología que deja espacio a alguna digresión para presentar la forma de vida en el pueblo.

Attica fotograma

Lo bueno y lo malo nivelados por el paso del tiempo y la distancia cultural. Un conflicto que opera desde posturas diferentes, reclusos, policías, políticos, periodistas, abogados y familiares conforman un entramado con mayor o menor peso para la tensión del momento. La muerte de por medio, un conjunto de intereses diversos afloran. El presente aporta la claridad suficiente como para que el espectador pueda entrar y salir de la circunstancia puntual para una mejor comprensión de las acciones y discursos de la época.

Apelación a la variedad en tiempo y forma. Un montaje dinámico, a la vez que esclarecedor y detallista, dentro de las posibilidades de los materiales de archivo, en conjunción con el relato participante asociado a las emociones del momento. El trabajo obtiene lo mejor de los entrevistados, están absolutamente implicados con la nota periodística que habrá de nutrir de sólido contenido al documento.

Una serie de problemas propios de la época flotan a la intemperie en medio de los conflictos, oportunidad para una revisión histórica desde el presente, que trasciende la circunstancia puntual, para evidenciar el autoritarismo elitista que no repara en vidas humanas, si de sostener un sistema se trata. Preconceptos que hacen historia, clasificación de vidas en categorías dependientes, en buena medida, de la tradición, pero también de políticas discriminatorias que abogan por el bienestar de una élite en detrimento de “seres inferiores”, llámense negros, pobres, delincuentes o incluso policías, si es que, aun sin quererlo, llegan a obstaculizar el statu-quo, el orden “natural” del sistema.

Attica plano

La ausencia de control se vuelve tema central; la ley y el orden, un concepto en varias palabras. Dominio de la situación que no distingue entre orden y venganza; los reclusos deben sostener un lugar que no ofrece variación, está claro quién manda, es la lógica de un sistema que no pretende ceder un ápice. Marco de procedimientos avalados por negligencia de políticas que miden su éxito, tanto en términos electorales como conservadores de un statu-quo avalado por una ideología discriminante. El valor humano se relativiza en función de estrictos parámetros, la “seguridad” se vuelve impersonal. Cualquiera debe morir en aras del sistema, pero lo no dicho, lo oculto en la distorsión, se encarga de purificar las acciones fascistas. La democracia aguanta hasta cierto punto, la violencia es graduada según intereses políticos. Los límites se extienden, la seguridad, entendida en términos de represión violenta, es defendida hasta las últimas consecuencias. Pero claro, cierto tipo de seguridad, o una concepción que transita muda por los canales de comunicación adecuados.

El documental hace gala del bloqueo al discurso oficial, pasaron muchos años, y ahora es todo más fácil; varios cambios de por medio, muchos logros en términos de reconocimiento y respeto a los derechos humanos.

Un trabajo que destila libertad de pensamiento, más allá del sesgo personal del autor, que, justamente, intenta exprimir el punto de vista de los involucrados, sin acceder a las instancias más altas en la esfera de poder.

Attica escena

Una visión conciliadora que pretende comprender los sucesos desde una retrospectiva y abstenerse de juicios de valor explícitos, las imágenes y testimonios son suficientes, el mensaje es auténtico, las conclusiones se desprenden en cascada, la cronología es cadena de sucesos que derivan conclusiones más que obvias, imposible perderse, la idea llega con contundencia, golpea con fuerza al espectador, las imágenes impactan, las emociones conmueven. Sutil juego de fuerzas que contrapone grados de sensibilidad; participación gubernamental que califica bajo; la gente no interesa, a menos que sean los míos o quienes contribuyan en mi ascenso al poder.

Nelson se esmera en brindar una visión completa, no escatima en la utilización de la fotografía como adecuado complemento. Ante la ausencia de material filmado, intenta cubrir el segmento que concretiza lo contundente de la posición oficial, sucederá entre las paredes del recinto carcelario, ya laudado el asunto. Los testimonios continuarán clarificando puntos al respecto.

Un documental serio, ordenado, dividido en bloques, presenta la crisis en orden cronológico con la cámara elevándose por sobre el establecimiento penitenciario. Coloridas imágenes actuales que contrastan con la precariedad y tristeza de las instalaciones en 1971. Contrapunto que genera la sensación de orden fundado en condiciones edilicias y división clara en etapas, proceso que coteja lo que fue y lo que es desde la metáfora arquitectónica. Un golpeteo que persiste en acompañar el tránsito de un día a otro en el conflicto. El hoy y el ayer se alternan desde la rigidez de lo material, que continúa como modelo de orden, con su patio vacío y cuidado. Las condiciones han cambiado, quienes supieron padecer ostentan la posibilidad de expresarse en el presente sin temor a represalias; la sociedad también ha cambiado, la posibilidad de este trabajo lo atestigua.

Comparte este artículo:

Ficha técnica:

Attica ,  EUA, 2021.

Dirección: Stanley Nelson
Duración: 120 minutos
Guion: Stanley Nelson
Producción: Showtime Documentary Films, Firelight Films, First Look. Distribuidora: Showtime
Fotografía: Antonio Rossi, Ronan Killeen, Stefan Beaumont, Bill Winters
Música: Tom Phillips
Reparto: Documental, intervenciones de: Clarence Jones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.