Cinerama

Sin efectos secundarios

Libros: 

Adicciones en la gran pantalla

Título: Adicciones en la gran pantalla

Autor/es: Jorge González del Pozo

Editorial: Fundamentos.

Año: 2015

Adicciones en la gran pantalla

De todo se puede hablar y es bueno hablar sobre todo. Hoy, esas ágoras improvisadas en las que se han convertido bares y cafeterías son hervideros del libre fluir de ideas y conversaciones de la más diversa índole. Y repito, es bueno el diálogo sobre todo aquello que nos aqueja o nos interesa, pero por experiencia a ambos lados de la barra sé que la empatía y la crítica, dos de los elementos para el correcto aprovechamiento de esta actividad, no son tan habituales. El diálogo, en cierta manera, está también presente en los libros y su diversidad temática puede completar muchas de nuestras reflexiones taberneras.

Adicciones en la gran pantalla conversa con el lector de manera razonada y abriendo su espectro trata de comprender, sin olvidar el noble arte de criticar y argumentar. Y todo ello para abordar de un tema como las drogas ilegales.

AdiccionesLa propia contraportada ya reza que “no existía un libro exclusivamente dedicado a esa temática”. Adicciones… viene a aportar un análisis del que carecía la Historia del Cine Español más reciente sobre una materia tan espinosa como las drogas y su representación cinematográfica.

Aunque pueda parecer una materia baladí en lo que al cine respecta, las drogas han formado y forman parte de la sociedad, española en este caso, e innumerables películas han recogido y representado esta realidad que es tan viva y de todos como cualquier otro asunto.

En concreto, el libro se centra fundamentalmente en el consumo, aunque nombra y sugiere el mundo de la distribución y su negocio. De esta manera y vertebrando su recorrido de manera histórica, el texto transita entre movimientos culturales y grupos sociales plasmados en un número considerable de filmes de diversa temática y condición. El lector recordará la Transición, callejeará en el submundo quinqui, participará de la Movida, se internará en el ambiente urbano de los noventa y los primeros años del nuevo milenio acompañado de un aporte teórico que desgrana aspectos sociales, psicológicos y, evidentemente, cinematográficos. Todo ello se completa con un sucinto análisis de películas, ejemplos del reflejo de las adicciones en la gran pantalla, que refuerzan el análisis del autor. Entre los títulos se muestran obras más o menos reconocidos por la crítica, productos más mainstream, los menos, y creaciones obviadas.

Adicciones en películasLas herramientas que despliega González del Pozo en su estudio nos ayudan a entender los hábitos de consumo de las drogas y lo hacen sin recurrir a afirmaciones moralizantes. Algo a aplaudir. Aunque no olvida criticar, con perspectiva serena y razonada que todo no se hizo bien en lo que al tratamiento del problema se refiere. El toque de atención llega incluso a la propia distribución de las cintas (casi ausente en algunos casos), reivindicando ciertas películas que, aunque no gocen del aplauso generalizado del público y la crítica, su omisión hace cojear la comprensión del hecho cinematográfico español. El capítulo dedicado al cine quinqui es un ejemplo claro.

adicciones-4Mención especial merecen los capítulos tres y cuatro, dedicados a la Movida y al realismo urbano de los años noventa. El primero porque el autor no se ha ceñido en ensalzar las virtudes que ese movimiento acumula en su mochila, sabiendo girar lo suficiente para poner los pies en el suelo y narrar sin mitificar. El segundo, por su extenso y acertado análisis, no solo cinematográfico, si no social y psicológico.

Que nadie se preocupe con los efectos secundarios de este libro, por lo menos negativos. Al contrario, el que se acerque al mismo encontrará un buen estudio, con su dosis justa de crítica, siempre necesaria, de acertadas contextualizaciones y que rezuma cine. Si esto no es suficiente, basta con echar un vistazo a la bibliografía, todo un arsenal de sugerencias y joyas que refleja el trabajo de su autor.

Alberto Pascual Pérez

 

Un comentario para “Adicciones en la gran pantalla”

  1. Pilar Roldán Usó

    Hola Alberto.
    Me parecen interesantísimos el libro y tus comentarios, en un tema ciertamente oscurecido y ocultado.
    Leeré el libro.
    Gracias.

    Responder

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios