Críticas

Cuando la guerra es contra el buen cine

Wunderland

Battle of the Bulge: Wunderland. Luke Schuetzle. EUA, 2018.

La Segunda Guerra Mundial fue el conflicto bélico más importante de la historia de la humanidad, un enfrentamiento entre las principales potencias mundiales, en el que perecieron entre 70 y 80 millones de personas, en el que se cometieron atrocidades como el intento sistemático de exterminar a los judíos por parte de los nazis y que se extendió cerca de seis años, desde 1939 hasta 1945. Este pequeño resumen puede llegar a obviar todos los detalles que semejante guerra ha aportado a los historiadores, entre ellos, eventos y batallas memorables, como podríamos citar el desembarco en Normandía por parte de los Aliados o la batalla de Leningrado entre los nazis y el ejército rojo en el frente oriental. Más hacia el final del conflicto, durante la Navidad de diciembre de 1944, se produjo la famosa Batalla de las Ardenas en la frontera entre Bélgica y Alemania, el último paso Aliado antes de ingresar en territorio alemán y lo que supondría una inevitable derrota alemana. Es sobre este último enfrentamiento que gira Wunderland.

Luke Schuetzle toma este evento para concebir un filme que también encontraremos como Battle of the Bulge (así es como se identifica a La Batalla de las Ardenas en inglés). Wunderland es el primer largometraje de Schuetzle, y sinceramente debo decir que se trata de un verdadero desastre. Él mismo se encarga de dirigir, escribir y protagonizar su propia creación, algo que, por su paupérrimo nivel cinematográfico, me recuerda un poco al famoso Tommy Wiseau y su desopilante The Room (2003). En ningún momento vemos ningún tipo de desarrollo de los personajes, ni tampoco parecen estos tener una motivación clara, más que la de asesinar alemanes. Por momentos, parece que estuviéramos viendo una filmación de niños jugando con armas a yanquis contra nazis sin ningún sentido.

Un punto aparte también se lo llevan los efectos especiales. Todos podemos presumir que la película no ha sido filmada precisamente en el Bosque de las Ardenas, pero lo que vemos está muy lejos de parecerlo, además de que son muy escasos los momentos donde notamos gran cantidad de nieve en escena (recordemos que estamos en Europa en Navidad, en un lugar que fue famoso por lo hostil hacia los soldados estadounidenses, desprovistos de alimento y de abrigo ante tan bajas temperaturas). Y sencillamente, cuando vemos caer nieve, el efecto logrado es tan malo que puede provocarnos una carcajada. ¿En serio no han podido alcanzar algo mejor que lo que vemos? ¿Una película que cuenta con un presupuesto de tres millones y medio de dólares no puede conseguir un efecto mejor al mostrar la explosión de un tanque? Cualquier juego de Playstation 2 supera en verosimilitud lo que vemos en pantalla. ¿Cuál es el propósito de tan largos planos de un tanque yendo a campo traviesa sin que ocurra absolutamente nada?

Nos podemos llegar a preguntar cómo es que Tom Berenger llegó a aceptar un papel, habiendo leído este guion. Es increíble ver que un actor que es conocido por su destacado trabajo en Pelotón (Platoon, Oliver Stone, 1986) esté en el reparto de este filme, que ni siquiera podría catalogarlo como uno de clase B. Como ya dije anteriormente, Schuetzle protagoniza su propia creación (además de dirigirla) y su trabajo no es más que una sumatoria de poses, otras gesticulaciones y un poco centrando todo sobre su personaje a través de la dirección. Imagínense a Derek Zoolander dirigiendo un filme sobre la Segunda Guerra Mundial. Quien lo acompaña es Mikael Burgin, quien encarna al sargento Rock, en tono con el trabajo de Schuetzle, pero quizás peor, porque sus terribles diálogos son aún más exagerados.

Si quieren ver Wunderland, no soy quién para impedírselo, pero les quiero dejar en claro que no se van a encontrar, ni por lejos, con obras como La Batalla de las Ardenas (Battle of the Bulge, Ken Annakin, 1965), ni mucho menos con Bastogne, sexto capítulo de la gran miniserie Hermanos de Sangre (Band of Brothers, David Leland, 2002). Ver cualquier documental en YouTube sobre el tema sería un mejor programa antes que ver una película que sinceramente no aporta absolutamente nada, ni desde el plano histórico ni desde el plano cinematográfico. Quedan ustedes debidamente notificados.

*Trailer solamente disponible en inglés

Ficha técnica:

Wunderland (Battle of the Bulge: Wunderland),  EUA, 2018.

Dirección: Luke Schuetzle
Duración: 85 minutos
Guion: Luke Schuetzle
Producción: Dean Bloxom
Fotografía: Peter Wigand
Música: Harrison Mountan
Reparto: Luke Schuetzle, Tom Berenger, MIkael Burgin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.