Críticas

Train to Busan

Busanhaeng. Yeon Sang-ho. Corea del Sur, 2016.

Festival de Cine Fantástico de Sitges 2016 – Sección Oficial

Premios a la Mejor Dirección y a los Mejores Efectos Especiales

Cartel de la película Train to BusanTrain to Busan es, sin lugar a dudas, no solo la película de zombies de la temporada, sino esa película que los amantes del género seguirán recordando y revisitando con los años. Estamos ante el primer largometraje de imagen real de Yeon Sang-ho. Junto a Seoul Station, forman un díptico sobre la infestación y posterior zombificación de la capital coreana, trama cuyo telón de fondo está referido a las desigualdades sociales.

Si en Dawn of the Dead (George A Romero, 1978) nos resultaba claustrofóbica la coexistencia de humanos e infectados dentro de un centro comercial, el reducir el espacio cohabitado a un tren hace que la tensión crezca en el mismo instante en que somos conscientes de la nula posibilidad de escapatoria y la limitada capacidad de movimiento dentro de un habitáculo tan estrecho que, además, está en movimiento. En este sentido, nos hace recordar a aquel avión a 7000 metros de altura de Serpientes en el avión (David R Ellis, 2006).

Train to Busan, fotogramaLos infectados son de la generación de la fast motion, las contorsiones imposibles y movimientos espasmódicos de toda índole. Aquellos resucitados de lento avance, que capturaban a sus víctimas por aglomeración, pasaron a la historia. Los de Yeon Sang-ho se parecen mucho más a los de 28 días después (Danny Boyle, 2002), y algunas de sus escenas nos llevan a las imágenes más impactantes de Guerra mundial Z (Marc Forster 2013), aunque estas palidecen en comparación con la apabullante intensidad del filme coreano. Yeon Sang-ho incluye alguna innovación en las características de estos infectados, algo que utiliza muy hábilmente para que la trama, que no da lugar a respiro, avance incesante, a ritmo atropellado, y logre sortear los nudos de guion con soluciones ingeniosas y creativas. Pero más allá de la acción, que tiene lugar una vez que el tren se pone en marcha, Yeon Sang-ho tiene la clara y evidente intención de crear una crítica mordaz de la escala social coreana, desde sus dirigentes y altos cargos hasta el último peldaño posible. El enfoque de esta denuncia resulta más optimista que el que mantiene en Seoul Station. La esperanza se materializa con la transformación que experimenta su protagonista. Un ególatra hombre de negocios que está tan inmerso en su trabajo y ensimismado en su estatus que no se permite dedicarle tiempo a su hija. Este primer y último viaje que emprenden juntos, dirección a Busan, donde se encontrarán con la madre de la niña, será definitivo para la compresión de los efectos secundarios de la auténtica infección en la que la sociedad está sumida.

Tráiler:

Ficha técnica:

Train to Busan (Busanhaeng),  Corea del Sur, 2016.

Dirección: Yeon Sang-ho
Guión: Yeon Sang-ho
Producción: Next Entertainment World
Fotografía: Lee Hyung-deok
Música: Jang Young-gyu
Reparto: Yoo Gong, Ma Dong-seok, Ahn So-hee, Kim Soo-an, Jung Yu-mi, Kim Eui-sung, Choi Woo-sik, Jung Kyung-mi, Shim Eun-kyung, Choi Gwi-hwa

África Sandonís

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios