Reseñas de festivales 

Stopped on Track (Reseña)

Cartel de la película Stopped on TrackAndreas Dresen aterrizaba en el festival para presentar su última película Stopped on Track, además de otras cuatro cintas representativas de su filmografía, que se proyectaron como parte de la retrospectiva que se le dedicaba.

Con esta última película, Dresen plantea un tratamiento sobre la muerte como aspecto inequívoco de la propia vida. Se aleja de forma rotunda de cuestiones religiosas o filosóficas, como anteriormente abordaría Bergman, y ahonda en un pragmatismo terrenal y sin tapujos, que radica en los aspectos más cotidianos que ocurren en el declive final de la vida de un individuo. Es cierto que, si bien el propósito de Dresen es evidente al mostrar minuciosamente cómo transcurre este último viaje de la vida, la historia que articula y su contexto es dramático al extremo, como si nada peor pudiera pasar.

La película arranca con el desafortunado destino que la vida le ha deparado a su protagonista. Un hombre joven, de unos cuarenta y cinco años, con mujer e hijos, al que le diagnostican un cáncer cerebral fulminante. Desde el inicio del fin asistimos a su rápido deterioro físico, mental y psicológico. No hay lugar para la distensión porque aunque la cinta cuenta con algunos momentos cómicos, el humor negro del que hace gala (que no de mal gusto) redunda en la tragedia.

Leer la crítica completa


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *