Críticas

La madurez de Spider-Man

Spider-Man: No Way Home

Otros títulos: Spider-Man: Sin Camino a Casa.

Jon Watts. EUA, 2021.

Spider-Man: No Way Home - CartelSpider-Man ha sido el adolescente eterno desde los cómics, el geek molesto que tiene una suerte increíble y a quien le perdonan errores garrafales excusados en su juventud. Esta es una temática que se ha repetido en las versiones cinematográficas hechas hasta ahora y que termina en Spider-Man: No Way Home (2021). La historia del fastidioso adolescente Peter Parker finalmente da un giro con un mayor peso dramático, retando a sus actores a mejorar su trabajo y variando las historias de Marvel, conocidas popularmente por ser básicas y poco interesantes. Con una mezcla de nostalgia, grandes efectos especiales y giros interesantes, esta cinta puede fácilmente ser la mejor hasta ahora del enmascarado arácnido.

La cinta de Jon Watts retoma directamente lo que se sembró en los últimos minutos de Spider-Man: Lejos de Casa (Spider-Man: Far From Home, 2019), el mundo entero sabe que Peter Parker es Spider-Man (Tom Holland) y sucede lo esperado, ya no puede tener un minuto de tranquilidad. Acosan a sus amigos MJ (Zendaya) y Ned (Jacob Batalon) hasta afectar su ingreso a la Universidad, y hasta la privacidad del hogar que comparte con la tía May (Marisa Tomei). En lugar de enfrentar la situación de frente, Parker decide la salida “fácil” y le pide a Doctor Strange (Benedict Cumberbatch) que prepare un encanto que haga que el mundo olvide su verdadera identidad. Por alguna inexplicable razón, Strange acepte ayudarle, pero todo sale mal y el hechizo afecta a los multiversos, de donde vienen villanos que conocen la identidad de Spider-Man.

En la parte visual, como todas las películas de Marvel, se ve claramente la inversión económica que se hizo: grandes efectos y secuencias muy bien logradas, tecnológicamente hablando, tanto que se llega a confundir la línea entre realidad y ficción. Esto marca el ritmo de la historia, que tiene tiempo para las situaciones dramáticas que van cambiando el personaje y moldeándolo como un verdadero superhéroe, de esos llenos de traumas y dolores del pasado, como Batman.

Spider-Man: No Way Home - Fotograma

La música de Michael Giacchino es impecable, precisa en los momentos de drama y como una compañía ideal en las secuencias de acción, haciendo crecer todas las emociones que puede despertar la cinta a los más fanáticos. Las actuaciones de los actores más experimentados se destacan, a pesar de ciertos diálogos absurdos, y siguen siendo mejores que Holland y Zendaya, él mejora un poco y ella sigue siendo desabrida.

La historia, por su parte, parece una excusa mediocre para llenar esta cinta de estrellas de Hollywood: los conocidos enemigos de Spider-Man que hemos visto en cintas anteriores, como Doctor Octopus (Alfred Molina), el Duende Verde (Willem Dafoe) y Electro (Jamie Foxx), y junto a ellos -¡y cuidado que acá viene el temido spoiler que el mundo entero sospechaba!-, llegan otros Spider-Man de diferentes dimensiones, los recordados Tobey Maguire y Andrew Garfield.

Desde el rotundo éxito de Spider-Man: Un nuevo universo (Spider-Man: Into the Spider-Verse, 2018) se había hablado de hacer lo mismo con los tres actores que han interpretado estos personajes desde 2002, así que no es ninguna novedad, es más una sorpresa esperada que enloquece las salas de cines cuando aparecen por primera vez en pantalla. Este es el ejemplo más claro de cómo apelar a la nostalgia y enloquecer a los fanáticos lo suficiente para enterrar los vacíos de la historia entre efectos especiales y un efectivo sentido del humor.

Spider-Man: No Way Home - Fotograma

Para empezar, los giros de los antagonistas son extraños, muy tibios. Son buenos por un rato y luego vuelven a ser malos, según conveniencia. ¿El que es, no deja de ser? Puede que aplique ese dicho popular, pero se siente poco desarrollado, se quedan deslumbrando al espectador con lo que tanto esperaban y descuidan las líneas secundarias. Se siente como si hubieran puesto a esos personajes ahí para cerrar círculos y contratos que quedaron abiertos en las otras películas, siempre esperando regresar.

Los antagonistas, usando la terminología correcta de guion, son los que se oponen a los deseos y propósitos del protagonista. Acá no se oponen a nada, son así porque sí y punto. Es más, el deseo del protagonista es profundamente egoísta e inmaduro, caprichos de un niño que quiere que la figura paterna (que ya como no está Tony Stark tiene que recurrir a otro) le solucione sus problemas.

Después de una película entera en la que Doctor Strange sufre y lucha para ser merecedor de la magia que posee, ¿por qué Mike puede usarla tan fácilmente? ¿Él va a ser un Señor del Tiempo y esa es la primera semilla del asunto? ¿O simplemente fue una necesidad de la historia que alguien abriera portales a otras dimensiones a diestra y siniestra? Y tienen tan buena suerte de encontrar justo lo que los fanáticos pedían a gritos. Además, la capacidad de Doctor Strange de manipular el tiempo y los recuerdos podría haber hecho maravillas antes… No sé, ¿hacer olvidar a Thanos? ¿Evitar todas las crisis anteriores?

Spider-Man: No Way Home - Fotograma

Es curioso que aunque Marvel trate de armar un universo consistente con cada película nueva, al buscar llenar vacíos están creando otros que alimentan cualquier cantidad de memes en las redes sociales. Y a pesar de todas estas fallas, la cinta tiene un final satisfactorio, hay una evolución del personaje y se evidencia que tiene que dejar de ser el adolescente malcriado, es un Avenger y un adulto que debe aprender a llevar su doble vida.

Por esto, no se trata solo de obnubilarse por la presencia de grandes estrellas, que debieron costar bastante, y de efectos especiales. Ni esta es la mejor película del año ni Holland merece el Oscar por su interpretación, pero tampoco es lo peor que le ha podido pasar al universo Marvel. Las películas de superhéroes siguen en el camino de mejorar sus historias sin ahuyentar al público más fiel, dándoles más de lo que están esperando. Es un paso acertado hacia la profundidad de sus historias, así los más fanáticos digan que son perfectas. A cada uno le gusta lo mismo, pero a su manera.

Trailer:

Ficha técnica:

Spider-Man: No Way Home  / Spider-Man: Sin Camino a Casa ,  EUA, 2021.

Dirección: Jon Watts
Duración: 148 minutos
Guion: Chris McKenna, Erik Sommers
Producción: Kevin Feige, Amy Pascal, Victoria Alonso, Mitchell Bell, Chris Buongiorno, Rachel O'Connor, JoAnn Perritano, Matt Tolmach
Fotografía: Mauro Fiore
Música: Michael Giacchino
Reparto: Tom Holland, Zendaya, Benedict Cumberbatch, Jon Favreau, Jamie Foxx, Alfred Molina, Willem Dafoe, Benedict Wong, Marisa Tomei, Andrew Garfield, Tobey Maguire

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.