Investigamos 

Robin Hood

También se realizaron películas para la televisión y miniseries: Arturo de Bretaña, serie británica de HTV (1972-1973); Merlín (1998), filme de Hallmark Entertainment; Las brumas de Avalón (2003), miniserie de TNT; Kaamelott (en 2005-2009), serie francesa de M6; Merlín, también conocida como Las aventuras de Merlín (2008), serie de BBC One.

En la vida del rey Arturo también se inspiraron los dibujos animados: en 1963 fue realizado el film Merlín el encantador, también conocida como La espada en la piedra, una película animada de Walt Disney Pictures. En 1966, Arthur! and the Square Knights of the Round Table, una serie animada australiana. En 1979 fue realizado un animé, Arturo, de Toei Animation. En 1992, apareció la serie animada de Golden Films, C&D, El rey Arturo y los caballeros de la justicia, de Entertainment y Bohbot Entertainment. En 1998, la Warner realizó La espada mágica, en busca de Camelot, una película animada. Otra serie animada fue Los desastres del rey Arturo, rodada en 2005 por la televisión británica. En 2006, Fate/stay night, un animé de Type-Moon y Studio DEEN, y, finalmente, en 2010, Fate/Zero, animé de Type-Moon.

Película dirigida por Aontoine FuquaEl Rey Arturo (Antoine Fuqua, 2004) es representado por Clive Owen, quien realiza un personaje diferente a los anteriores. Esta versión es más humana y mantiene la concepción heroica de la vida, por ello logra sobresalir del común de los guerreros, transformándose en el ídolo natural de su nación. El rey Arturo es un destacado personaje de la literatura anglo-francesa, que representa al hombre probo, al buen monarca, al “deber ser”, tanto en la guerra como en la paz. Chrétien de Troyes añadió otros elementos esenciales a la leyenda popular, entre ellos, a Lancelot y al Santo Grial. De todas las versiones que existen, quizá la más leída sea La muerte de Arturo, escrita por Thomas Malory, que es, según L. D. Benson, “la única obra literaria inglesa escrita entre Chaucer (autor de Los Cuentos de Canterbury) y Shakespeare, que aún hoy en día es leída con renovado fervor y placer”. Esta obra ha sido también una de las más influyentes en las adaptaciones cinematográficas.

Clive Owen es ArturoOwen representa a un personaje que, habiendo nacido en libertad, luchó al lado de sus súbditos guerreros, no solamente como jefe, sino también como amigo y líder. Para esta versión, los productores del film indagaron en la historia, basándose en los datos más verídicos que encontraron. Arturo es un defensor de las causas justas, cree en Roma con gran idealismo, pero esta Roma en la que él creyó toda su vida ya no existe como tal, sino que está en decadencia. Sin embargo, aquellos nobles valores de la época clásica viven en Arturo y él rige su vida, fiel a ellos, con la capacidad de alcanzar su propia felicidad, buscando la de los demás. Fines como el bien supremo y el bien común son los que lo llevarán a luchar día tras día. Primero será por Roma, después por la libertad de sus compañeros, luego por un niño romano y, por último, por la unión y la construcción de su nación.

El rey Arturo lleva consigo lo mejor de la época clásica, del mundo romano y de los nuevos aires que se imponen cuando el Imperio Romano llega a su fin. Este hombre de carne y hueso, que sufre, que reza al Dios cristiano, que ofrece su vida por la de sus amigos y que lucha, arriesgándose por causas que no son las suyas, es el que hace posible que el personaje mítico mantenga aún hoy su vigencia.

Una respuesta a “Robin Hood”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *