Cinevirus 

Reacciona contra la adversidad con series

MOVISTAR + Lite

Telefónica ha adaptado sus servicios al contexto de crisis del COVID-19. Aparte de mejorías para sus clientes, ha decidido regalar contenido de su plataforma on-line Movistar+, estés dado de alta con ellos o no.

En la plataforma se han añadido canales infantiles como Cartoon Network o DisneyXD, además de canales de la parrilla televisiva española: La 1, La 2, Antena 3, Cuatro, Telecinco y La Sexta. Durante esta oferta también han posibilitado el disfrute de TCM y Canal Hollywood, canales de contenidos referentes al cine.

He aprovechado esta oportunidad y me he registrado en Movistar+ Lite. En lo que llevo de confinamiento ha habido cinco series que me han sorprendido y os recomiendo que veáis para vuestro momento de evasión:

 

The Little Drummer Girl, Park Chan-wook, 2018

La chica del tambor

The Little Drummer Girl o La chica del tambor es una miniserie de seis capítulos de entre 50 y 60 minutos de duración cada uno. La historia está basada en la famosa novela de John le Carré que lleva el mismo nombre y fue publicada en 1983. La adaptación a la pantalla ha estado a cargo de Park Chan-wook, director cinematográfico surcoreano que ha dirigido películas como La DoncellaOld Boy o Stoker.

Charlie es una joven actriz inglesa, insatisfecha con sus obras hasta que viaja a Grecia con sus compañeros. Allí conoce a Becker, un hombre misterioso, quien le conduce a un complot ideado por un agente de inteligencia. La única salida para mantenerse viva es actuar en “el teatro de lo real”. Dicho de otro modo, tiene que hacerse pasar por la pareja y cómplice de un miembro de una banda terrorista palestina. Y no pueden descubrir su mentira.

Está ambientada en los años 70, justo después de la masacre de Munich y durante el conflicto palestino-israelí. Con tal contexto histórico, se descubren localizaciones internacionales -y por ende se aprecian distintas culturas-: Inglaterra, Alemania, Palestina, Israel y Grecia.

También es interesante que las peculiaridades de Park Chan-wook no pasan inadvertidas en este thriller de espionaje. Se hallan detalles en todos los aspectos: hay narrativas poco convencionales, diferentes velocidades según los personajes y la trama, vestuarios muy bien logrados que nos señalan la fase emocional en la que se encuentra el personaje y que se adaptan a los diferentes países, su fotografía característica (zoom-in para crear tensión, planos detalles para fijar la atención, planos generales para situar geográficamente, movimientos de cámara en raíl poco habituales, cámara subjetiva…), personajes muy bien definidos y verosímiles, una historia interesante (tanto por el contexto, como por el mensaje y la dosificación de la información) y un elenco inmejorable que transmite con la mirada y te permite conocer las entrañas del personaje.

Envuelto en suspense e intriga, existe un debate entre la realidad y la ficción, lo bueno y lo malo, los héroes y los villanos, el amor y el odio. Te cuestionas y dudas tanto sobre lo que sucede en la ficción como en la realidad, y reflexionas sobre tus valores. La historia está llena de preguntas, además, por sus giros dramáticos: nada es lo que parece.

Es una producción limpia, inteligente, elegante, bella y poética.


Arde Madrid, Paco León y Anna R. Costa, 2018

Arde Madrid

Arde Madrid es una serie de ocho capítulos de 30 minutos de duración aproximada cada uno. Es la primera serie de televisión de pago rodada en blanco y negro, la historia se ambienta en el Madrid de los años sesenta y es una comedia. Con estos datos iniciales estamos de acuerdo en que sus creadores y directores no podrían ser otros: Paco León y Anna R. Costa. Llevan trece años como pareja, pero es su primer proyecto juntos como creadores. En el caso de Paco León, es muy popular en España por ser actor, pero también es productor y ha dirigido Carmina o revienta, Carmina y amén y Kiki, el amor se hace. Anna, sin embargo, era desconocida hasta ahora: es dramaturga y se dedicaba a dar clases de bachillerato.

Arde Madrid explica que el gobierno franquista quiere conocer los máximos secretos del bando republicano, por lo que deciden infiltrar a Anamari -instructora de la Sección Femenina, coja y soltera- y a Manolo -un hombre que transporta ilegalmente J&B- en la casa de la actriz Ava Gardner en Madrid. De este modo, podrán espiar lo que sucede en las fiestas que organiza para los artistas de élite y aristócratas. Pero, eso sí: tienen que hacerse pasar por un matrimonio.

Es una historia divertida y, sobre todo, entretenida. La autoría está presente desde los créditos iniciales, recrean la estancia en la capital de Ava Gardner como base del relato, optan por un punto de vista desde el servicio para desenmascarar a las estrellas de Hollywood y está llena de subtramas cada cual más surrealista. Pero no se queda en la superficialidad sino que reivindican la liberación íntima y enfatizan la realidad y los valores de la época para retratar las clases sociales.

Uno de los puntos fuertes es que Ava Gardner era amiga de mucha gente conocida en la sociedad española y se ve reflejado con actores y actrices del panorama español: Eugenia Martínez de Irujo es la Duquesa de Alba; Mariola Fuentes, Lola Flores; Rebeca Lutu, Marisol; Mamen Muñoz, Lolita Flores; María Órdoñez, Lucía Bosé; Melody, Carmen Sevilla; Raquel Infante, Marujita Díaz; Fabiana García Lago, Isabel Perón; Osmar Nuñez, el General Perón; Fernando Andina, Luis Quintanilla; Elena Furiase, La tata de los Flores; Brendan McNamee, Charlton Heston; Craig Stevenson, Samuel Broston… y aún podría seguir con muchos más.

Si existe una palabra que describa esta serie, es “originalidad”.


Hierro, Pepe y Jorge Coira, 2019

Hierro

Hierro es una serie de ocho capítulos de unos 50 minutos de duración aproximada. Ha sido creada y dirigida por los hermanos Coira. Pepe es productor ejecutivo, guionista y director de Desarrollo para diversas compañías; y Jorge está centrado en la dirección de largometrajes (Eroski Paraíso, 18 comidas, El año de la garrapata), de documentales (¿Qué culpa tiene el tomate?) y de televisión (Sé quien eres, Luci), además de en el montaje.

La jueza Candela Montes es destinada forzosamente a la isla de El Hierro, en Canarias. Nada más llegar tiene que resolver un asesinato que se complica por momentos: hay más gente involucrada de lo que en un inicio parece y los habitantes de la isla no ponen empeño en ayudarla. Primero, porque están en desacuerdo con los métodos que utiliza, y segundo porque todos señalan a la misma persona sin pensárselo dos veces: Díaz. Él es el padre de Pilar, la novia de Fran, el asesinado sobre el que gira la trama, que apareció muerto el mismo día que se iban a casar.

Es un drama policiaco tan bien realizado y producido que si no te paras a pensar en sus características, no te das cuenta de que no tiene ninguna aportación o novedad que revolucione el género. Y es un dato positivo, ya han logrado crear un universo verosímil y adictivo con una historia convencional. Cuando se acaba el capítulo, quieres pulsar el botón para ver el siguiente y descubrir qué está pasando.

Y esto es gracias a la interpretación, principalmente de los protagonistas, Candela Peña y Darío Grandinetti, pero generalmente de todo el reparto. Además, se han arriesgado al seleccionar actores canarios poco conocidos, pero les ha salido bien la jugada. También, por los personajes, llenos de secretos y con personalidades muy marcadas. Y, finalmente, por los escenarios, que se convierten en un personaje más. Los planos cenitales son espectaculares, transmiten una sensación paradisíaca y de calma que te hacen desear estar ahí de vacaciones. Pero luego aparece la jueza Montes y vuelves a la realidad.


El embarcadero, Jorge Dorado y Álex Rodrigo Rivero, 2019

El embarcadero

El embarcadero es una serie de dos temporadas, cada una con ocho capítulos de 50 minutos de duración aproximada. La idea original es de Sonia Martínez y la autoría es de Álex Pina y Esther Martínez Lobato, conocidos por ser los creadores de La Casa de Papel, una serie de Netflix que ha ganado un Emmy Internacional a la Mejor Serie Dramática y que ya lleva cuatro temporadas. La dirección está a cargo de Jorge Dorado (Mindscape, Teresa) y Álex Rodrigo Rivero (La Casa de Papel, El partido).

Alejandra, tras la muerte de su marido, se entera de que este estaba llevando una doble vida desde hacia ocho años: tenía otra pareja, Verónica, y una hija, Sol. Se da cuenta de que no es quien pensaba y que realmente era un desconocido para ella. Así que para resolver todas las preguntas que se le plantean, decide hacerse amiga de Verónica e ir a vivir con ella. Pero en ningún momento piensa revelarle quién es en realidad. Lo que al principio parecía un accidente, pasa a apuntar a un posible asesinato.

Es un thriller lleno de giros y sorpresas, emociones, preguntas, respuestas deseadas o inesperadas. Su peculiaridad más destacable es su narrativa, el tiempo, el orden de narrar los hechos… por lo que deja de lado el móvil u otras pantallas y centra toda la atención en la trama. Es una obra para admirar el montaje, la realización y la fotografía.

Los personajes también son para quitarse el sombrero: no solo están perfectamente construidos, sino que realizan un arco dramático fantástico. Aunque sean polos opuestos, empatizas con todos. Y he aquí una de las razones por las que es una montaña rusa de emociones: no hay buenos o malos. Y este gran resultado también se debe a las interpretaciones y entrega de los actores y actrices.


SKAM España, Begoña Álvarez y José Ramón Ayerra, 2018

SKAM España

SKAM España es una serie de tres temporadas, cuyos capítulos duran unos 25 minutos. La primera temporada cuenta con once episodios, la segunda con diez y la tercera con nueve. El formato original es de Noruega y ya llevan producidas diferentes versiones (Francia, Italia, Alemania, Bélgica, Países Bajos y Estados Unidos).

Se relata la vida de cinco amigas que están cursando bachillerato: sus planes y fiestas; los amores y desamores; los problemas familiares; la época de exámenes… Y se tratan temas como la soledad, las drogas, la amistad, la familia, el sexo… Se habla de las preocupaciones que se tienen en esa época.

El valor diferenciativo de esta serie en relación con las demás del mismo género o estilo es el realismo. Cada temporada está dedicada a una protagonista. La primera se centra en Eva (dependencia personal, rechazo de amistades), la segunda en Cris (bisexualidad, exploración de la identidad, trastorno del límite de la personalidad), la tercera en Nora y Viri (clases sociales y crisis económica, relaciones tóxicas) y la cuarta, cuyo rodaje han pospuesto por causa del COVID-19, en Amira.

Tuvieron dos condiciones a la hora de elegir el elenco: que no fueran conocidos y que se parecieran a su personaje. La falta de profesionalidad y experiencia se completa y detona con los caracteres y experiencias personales, lo que irradia verosimilitud. Asimismo, los actores han confesado en las entrevistas que después de terminar los rodajes no solían volver a sus casas, sino que convivían y dormían todos juntos. Aparte, la realización es totalmente transparente y natural. La cámara y el montaje te hacen ser uno más en la historia. Nada de artificiosidades.

Y es más, las redes sociales tienen un papel muy importante en la trama: en primer lugar, hay una página web en la que puedes leer las conversaciones que mantienen entre ellos por WhatsApp. En segundo lugar, los actores tuvieron que privatizar sus cuentas de Instagram para no revelar su verdadera identidad a los espectadores y les crearon cuentas para sus personajes con las que tenían que interactuar entre ellos (de este modo, los seguidores de la serie podían ver los comentarios, los likes y las historias). Y en tercer lugar, hay momentos del capítulo en que aparece un rótulo con el día de la semana y la hora. Esto quiere decir que se ha subido un clip a Youtube con información adicional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.