Reseñas de festivales 

Merced

Cartel de la película MercedLos parajes blancos y helados de los glaciares y tundras son de los entornos más cinematográficos y con mayor potencial visual. Aunque la primera impresión que transmite una localización como esta es una sensación de pureza, también puede evocar austeridad y crudeza. Por esto no es casual que en el cine existan abundantes historias que transcurren en dichos lugares, centradas en muchos aspectos psicológicos de la oscuridad del ser humano, que expuesto a condiciones climáticas al límite, le obligan a recluirse, no solo en un espacio físico, sino también emocional.

Merced se sitúa en Hammerfest, la ciudad europea más septentrional, donde durante al menos seis meses al año el sol está oculto. Aquí se trasladan Maria y Niels con su hijo Markus, por motivos de trabajo. En la primera mitad de la película conocemos la rutina de esta familia que descubrimos como resquebrajada y desunida. Aunque cualquier problema que pudiera surgir haría presagiar que esa grieta familiar se puede abrir aún más, un accidente de coche parece restablecer la comprensión entre ellos y vuelve a recordarles la complicidad que les unía tiempo atrás.  Este percance es el desencadenante que remueve emocionalmente a esta pareja con sentimientos de culpa, donde cuestiones éticas se ven enfrentadas a los miedos e intereses personales.

Con la llegada de la primavera y el regreso de la luz sobre la ciudad, la penitencia y el arrepentimiento se hacen patentes  y afloran frente a la necesidad de confesión como la purificación para volver a encontrase en paz con uno mismo y su entorno.

Matthias Glasner presentó Merced en la pasada edición de la Berlinale, donde obtuvo una mala acogida por parte la crítica, que mostró su descontento en la propia proyección. Lo cierto es que aunque el tratamiento sobre la culpa y la redención resultan interesantes, el hilo argumental tarda demasiado en compactarse y tomar forma para llegar a unos momentos conclusivos poco convincentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *