Críticas

Las hijas del fuego

Albertina Carri. Argentina, 2018.

Las hijas del fuego, cartelLuego de Los rubios, La rabia, Cuatreros, Albertina Carri presenta una nueva obra intensa, poética, pornográfica y militante. Las hijas del fuego, obtuvo el premio a la Mejor Película de la Competencia Argentina en la vigésima Edición del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente –BAFICI-.

El escenario es la ciudad de Ushuaia. Allí, se reencuentran dos chicas que están en pareja hace un par de años. Una de ellas, tiene como objetivo rodar una película porno, que irá filmando mientras emprenden un viaje por el sur del país. Durante el recorrido, van sumándose otras chicas a una travesía cargada de placer, orgías y reafirmación de los derechos homosexuales.

La película toma la esencia de la novela Las hijas del fuego de Nerval, donde las historias llevan el nombre de mujeres que se unen a través de la búsqueda del amor y del tiempo perdido. Un recorrido que va tomando la forma de una road movie por el sur del país.

Las mujeres hacen que sus cuerpos se vuelvan los verdaderos protagonistas. No importa de qué mujer sea, lo que interesa es ejercer la libertad del goce sexual, y abolir toda convención social o dogma religioso. La realizadora critica la sociedad capitalista con dominio heterosexual, y va en busca de un cambio de paradigma. En el guion su discurso se opone al verticalismo machista de las Instituciones, y las desafía a través de un relato anárquico y poético al mismo tiempo.

Fotograma de Las hijas del fuego

En ese decir y mostrar, hay una clara correspondencia entre forma y contenido que se expresa en una frase del inicio: “El problema no es la representación de los cuerpos; el problema es cómo esos cuerpos se vuelven paisaje ante la cámara”.

Con una breve participación de reconocidas actrices como Erica Rivas, Cristina Banegas y Sofia Gala Postiglione en diferentes momentos del rodaje, Carri se propuso, como contó en una entrevista, hacer una película porno lésbico (como su personaje) en respuesta al dominio de la pornografía, un género patriarcal por excelencia, creado por y para la autosatisfacción masculina. Por eso, cada una de las imágenes son explícitas, provocadoras y directas con el firme propósito de revelar el goce gay.

Imagen de Las hijas del fuego

Sin embargo, la arrolladora y brillante forma de narrar de Alberti Carri, se ve asfixiada por las progresivas escenas de orgías sexuales, que se tornan demasiado largas y redundantes, como si no hubiera nada más para decir, sino más bien sólo para mirar. Mirar en primer plano una masturbación larga y gozosa de una mujer que enfrenta al espectador con sus piernas abiertas, y casi de forma obligada y apelativa, lo hace partícipe de su libertad.

Ficha técnica:

Las hijas del fuego ,  Argentina, 2018.

Dirección: Albertina Carri
Duración: 115 minutos
Guion: Albertina Carri
Producción: Gentil
Fotografía: Inés Duacastella, Soledad Rodríguez
Reparto: Disturbia Rocío, Mijal Katzowicz, Violeta Valiente, Rana Rzonscinsky, Canela M., Ivanna Colonna Olsen

Una respuesta a “Las hijas del fuego”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.