Críticas

Un ejemplo de sometimiento a las consecuencias

La Red Avispa

Wasp Network. Olivier Assayas. Francia, 2019.

La Red Avispa aficheEs el relato de sucesos acaecidos en la década del 90, que involucran actividades de infiltrados del Estado cubano en organizaciones contrarrevolucionarias con asiento en Miami. Se basa en la obra: The Last Soldiers of the Cold War, de Fernando Morais.

El piloto René Gonzalez abandona su país rumbo a la Florida: simula ser un exiliado cubano para unirse a la contrarrevolución, con el objetivo de obtener información y trasmitirla al gobierno de Castro. Su esposa e hija quedan en la isla y deberán pasar algunos años sin la presencia del jefe de familia.

El filme contextualiza la acción en Cuba y Miami; alterna vicisitudes en ambos lugares, que mantienen estrecha relación ente sí. El paralelismo extremo va degradando un relato que poco a poco se vuelve consistente en cuanto a los vínculos entre historias que van entrelazándose gradualmente.

Una peripecia carente de fuerza dramática, no es imaginable tal historia en ausencia de fuertes confrontaciones, ya no belicistas, sino éticas. Todo es muy aceptado y apoyado bajo una visión que sitúa a Assayas del lado del régimen castrista, escenas del archivo lo demuestran: Castro justificando el espionaje cubano bajo una comparación en cantidades, que define a Estados Unidos como el país más “espiador” del mundo y a Cuba como el más espiado.

El filme es una apología del proceder cubano internacional, un espionaje necesario a cualquier precio, que justifica cualquier tipo de sacrificio familiar, personal y hasta vital: la muerte puede llegar a ser necesaria, en aras de una causa noble. Una defensa del patriotismo por sobre cualquier situación humana, circunstancia que se zanja con un mínimo costo en conflicto. Campea la aceptación del patriota, su sola participación lo eleva al estatus de héroe y minimiza todo lo demás. Es presentado como algo que no puede ser de otra manera, la fuerza de los hechos empuja a acciones planificadas de manera necesaria; no  hay dos opiniones.

La Red Avispa fotograma

La ausencia de conflicto nos sitúa frente al conformismo intrasistémico. En realidad, aparece algún conflicto, pero es mínimo en cantidad e intensidad. La posibilidad de sacrificarse por la patria representa una paradoja: la pérdida de la familia; se desintegra para fortalecer al régimen, en aras del cumplimiento del deber.

Son bien interesantes algunas ideas circulantes asociadas a sus condiciones de posibilidad, son tratadas de manera muy superficial, la película no acepta su exploración a través del conflicto: el honor, el amor, el abandono, etcétera.

Assayas desperdicia la oportunidad de incursionar en el espionaje internacional y sus determinantes específicas. Algo nos llega pero al interior de una narración que no permite sensiblería de tipo alguno. Ni chicha ni limonada, todo muy superficial y poco realista, a no ser por el antecedente de lo sucedido, expresado al final.

La ausencia de dramatismo bloquea la generación de  empatía y dota a las circunstancias de un simplismo poco comprometedor que, paradójicamente, se repetirá hasta el final, en una especie de círculo vicioso, que demarcará dos posiciones remitentes a una necesidad, conducente a un callejón sin salida.

 Wasp Network fotograma

La Red Avispa instala la lógica de confrontación desde una estrategia que, de tan preventiva que es, suaviza en extremo el contacto con el espectador. Es una toma de partido por el régimen cubano, que no cala hondo, simplemente, opera a modo de presentación del tema, sin ahondar, ni  dramatizar: le falta vitalidad.

Falta alma y profundidad, un tema que no debe tratarse a la ligera, da muchos elementos y requiere de un tratamiento más sensato.

Assayas nos ofrece una visión global acerca del conflicto Cuba-Estados Unidos. No hay una defensa a ultranza del castrismo, sino una comprensión.

Recordamos una escena donde la avioneta circula sobre cielo cubano y deja caer volantes con la inscripción: «camaradas no, compañeros sí», en fuerte alusión a una terminología que pretende establecer diferencias de trato hacia los ciudadanos. La vía aérea se juega en planos que resaltan picados, mediante la diferencia entre venir de un mundo donde las necesidades básicas están resueltas, para aconsejar sobre otro inferior, con dificultades para subsistir, aunque lo que cae del cielo no deje de ser un panfleto. Claro está, el transporte aéreo también implica sus riesgos, habrá aviones derribados por la revolución.

No se trata de un filme político, que haga, de forma directa, la apología de la revolución. Se trata de una película que encierra personas en los únicos destinos posibles, las opciones son limitadas.

La red Avispa

En fin, un tratamiento de la revolución cubana en clave de excesivo simplismo, que no toma partido desde ideologías, sino desde circunstancias éticas lógicamente inevitables. En realidad, tampoco se la juega, lo que sucede es normal dentro de una lógica de conflicto entre países.

De lo más destacable es la actuación de Penélope Cruz, en su papel de abnegada mujer que sabe cumplir con todos los requerimientos del momento: hija, marido y revolución. Su representación es creíble, no así la de Edgard Ramírez, ni  por asomo está al nivel de la reciedumbre de  Carlos (Oliver Assayas, 2010). René González es extrañamente falto de carácter para la empresa que lo ocupa, es un personaje demasiado insulso para el lugar central que tiene. Se une a Penélope, en un encuentro que exhibe plenamente su real debilidad.

En general, la construcción de los personajes es bastante pobre, muy limitados a la especificidad de la función, no hay despliegue de rasgos psicológicos que denoten su grado de complejidad o conflictiva interna; imaginamos que los espacios que ocupan deberían someterlos a una gran presión, nada de eso se ve, como si estos factores hubiesen sido extirpados para que el filme “luciera”, por sí solo, en el devenir de hechos inesperados.

Un tema tratado con excesiva cautela, a pesar de su potencial riqueza.

 

Tráiler:

Ficha técnica:

La Red Avispa (Wasp Network),  Francia, 2019.

Dirección: Olivier Assayas
Duración: 123 min. minutos
Guion: Olivier Assayas
Producción: Coproducción Francia-España-Bélgica-Brasil; CG Cinéma, RT Features, Nostromo Pictures, Scope Pictures
Fotografía: Denis Lenoir
Música: Eduardo Cruz
Reparto: Penélope Cruz, Edgar Ramirez, Wagner Moura, Gael García Bernal, Ana de Armas, Leonardo Sbaraglia, Harlys Becerra, Julian Flynn, Steve Howard, Michael Vitovich, Gisela Chipe, Brannon Cross, Stephen W. Tenner, Johanna Sol, Eric Goode, Thomas Dubyna, Ruairi Rhodes, Julio Gabay, Adria Carey Perez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.