Críticas

Entramado de seducciones y conflictos

La Princesa de Francia

Matías Piñeiro. Argentina, 2014.

La Princesa de FranciaLa imagen se inicia con un largo plano secuencia, donde la cámara toma un partido de fútbol 5 desde lo alto de un edificio. Lorena, una de las protagonistas, se integrará al juego o a la obra que termina siendo, sobre el cemento. Mientras el movimiento comienza, de fondo musical suena la Sinfonía N° 1 de Robert Schumann. Así comienza La Princesa de Francia , el film ganador de la Competencia Oficial Argentina en Bafici 17, que termina de completar la trilogía de films llamada “Las Shakespereadas”, compuesta además por Rosalinda (2010) y Viola (2012).

Presentada en el Festival de Locarno (Suiza), donde tuvo su estreno mundial, el último film de Matías Piñeiro vuelve a centrarse en el universo de las obras de William Shakespeare. En este caso toma la comedia Trabajos de amor perdidos para narrar una obra completamente intertextual, donde se fusiona el cine y el teatro, la pintura y la fotografía, las voces y el movimiento, desde una cámara que narra con fluidez y armonía.

En esta última entrega, la historia comienza con la llegada a Buenos Aires de Víctor (Julián Larquier Tellarini), un joven director de teatro que, luego de un viaje a México donde murió su padre, regresa con la idea de armar un radioteatro basado en la comedia de Shakespeare, donde él interpretó el rol de la Princesa de Francia, convocando al grupo de actrices con las que trabajó y con cuales se ha relacionado o se relacionará sentimentalmente. Ellas son: Paula (Agustina Muñoz), su novia; Natalia (Romina Paula), su ex pareja; Lorena (Laura Paredes), su amiga; Carla (Elisa Carricajo), una posibilidad, tal vez; Jimena (Gabi Saidón), la novia engañada; y Ana (María Villar), su amante. También estará su competidor, Guillermo (Pablo Sigal), el amigo infiel. Bajo ese proyecto se desarrollará una comedia de enredos amorosos muy singular.

La Princesa de FranciaLas protagonistas, al igual que en los films anteriores, concentran la atención del realizador. Cada una de ellas se disputa la presencia de Víctor, buscan su atención, su boca, su cuerpo, rodearlo. Ellas giran a su alrededor y,  junto a él, forman una mímesis de acciones inspirada en el cuadro Ninfas y sátiro, del pintor francés William Adolphe Bouguereau. Precisamente, una de las escenas entre el joven y dos de sus amigas transcurre dentro del Museo Nacional de Bellas Artes, junto a pinturas de Bouguereau como fondo. Allí, Piñeiro comienza a desplegar una coreografía visual que se irá incrementando con gran solvencia y elegancia.

Si en Rosalinda el director trabajó con dos puntos de vista y en Viola sumó uno más, en La Princesa de Francia los lleva hasta seis. Esta multiplicidad de miradas y focalizaciones (durante la escena rodada en el Club) se ajusta al entramado de seducciones, conflictos, deseos y secretos entrelazados, como un juego de roles dentro un mismo espacio y que discontinúa el tiempo del relato, una y otra vez. Si hay alteración en las imágenes, las voces en off también funcionan superpuestas, como si estuviesen expulsadas de un texto que se va construyendo de boca en boca por sus protagonistas.

Como en el resto de sus películas, Matías Piñeiro mantiene a sus actrices y a su equipo de trabajo, logrando desplegar una puesta en escena sólida, inteligente y de gran esteticismo. El mérito al trabajo sobre la imagen, edición y fotografía es de Fernando Lockett y Sebastián Schajaer. Lo mismo podemos decir de las actuaciones de Agustina Muñoz, Laura Paredes, Elisa Carricajo, María Villar, Romina Paula y Gabriela Saidón.

Refinada y teatral, La Princesa de Francia escapó de la tutela literaria para poner el cine a su servicio, bajo la firma de un talentoso cineasta que promete ser un gran exponente del cine argentino. ¡En buena hora!

Tráiler

Ficha técnica:

La Princesa de Francia ,  Argentina, 2014.

Dirección: Matías Piñeiro
Guión: Matías Piñeiro
Fotografía: Fernando Lockett
Reparto: Julián Larquier Tellarini, Pablo Sigal, Agustina Muñoz, Laura Paredes, Elisa Carricajo, María Villar, Romina Paula y Gabriela Saidón

Marcela Barbaro

Profesora de AULA CRÍTICA, Escuela de Crítica Cinematográfica

 

Un comentario para “La Princesa de Francia”


Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios