Especial aniversario 

Han nacido cinco estrellas

01 Tiburón

Fotograma de Tiburón
Tiburón. Steven Spielberg

Catorce años de edad. Película agitada por un inesperado éxito en su país de origen. Muchas ganas de verla y disfrutarla. Pantalla en formato Vistarama, con cierta curvatura. Sentado en las primeras filas del local. Comienza la proyección. En apenas nada una chica se mete en el mar. Suenan los mismos acordes que he oído en los breves títulos de crédito. Ahora se intensifican y se hacen persistentes, mientras la joven rubia demuestra su destreza en la natación y valentía por atreverse a zambullirse de noche. Un contraluz en picado que pasa a primer plano de la chica. La música anticipa el espanto y la protagonista comienza a ser zarandeada con fuerza y violencia. Ha nacido para mí el shock emocional y he descubierto a Spielberg.


02 La última sesión

Fotograma de La última sesión
La última sesión. Peter Bogdanovich

Filme prohibido en España. La televisión pública anuncia su pase un domingo por la noche y en el canal minoritario conocido como la 2. Un presentador advierte de su contenido erótico. Había leído sobre ella. Estaba ilusionado por descubrirla. Un amigo me la graba en vídeo. La veo al día siguiente. Me impacta su fotografía en blanco y negro y me deja el ánimo tocado por su poética desolación y la perenne tristeza de sus personajes. Me enamoro de Annarene, el pueblo de Texas y siento lástima por la amarga existencia de sus cariñosos seres humanos, que les pilla la revoltosa adolescencia en medio de la nada, pero con una sala de cine y la hechura moral de Sam el León (Ben Johnson). Quedé hipnotizado por su melancolía y pesadumbre.


03 Todos los hombres del presidente

Todos los hombres del Presidente. Alan J. Pakula

Una vibrante e intensa trama política y crónica en forma de thriller sobre dos periodistas paladines de la verdad y la justicia. La labor inasequible al desaliento de los reporteros interpretados por Dustin Hoffman y Robert Redford me sedujeron. Por aquellos tiempos lejanos, redactaba mis primeras líneas para un semanario local. El frenesí de la redacción y la garra intrépida y perspicaz de los periodistas quise asimilarlos. Apreciaba su ímpetu y empeño. Las imágenes me lo decían todo. Pero no logré su presteza y calidad. Me quedé en chico de los recados, pero devoré la película hasta el empacho.


04 Los cuatrocientos golpes

Imagen de los 400 goloes
Los 400 golpes. François Truffaut

La gran película sobre la infancia y el deterioro del binomio padres/hijo. Puro sentimiento y catártico abandono afectivo. La historia de un muchacho que quiere ser agradable y termina convirtiéndose en un rebelde con causa me dejó atónito. Su aventura por París, solo o acompañado, sus anhelos y frustraciones y su paso por la pérdida de inocencia para terminar en el mar con uno de los planos más icónicos de la Historia del Cine me indicó el camino a seguir: François Truffaut.


05 Senderos de gloria

Imagen de Senderos de gloria
Senderos de Gloria. Stanley Kubrick

La democracia en España trajo consigo la puesta al día de las piezas fulminadas por la censura. Y de paso la madurez para el cinéfilo. Si ya de por sí me parecía un espanto la dictadura, mi inquina aumentaba cuando presenciaba relatos aterradores como este alegato antibelicista que aireaba los trapos sucios e inhumanos de los mandos militares. El rostro de Kirk Douglas expresa toda su rabia y desprecio por los galones. A mí esta película me llevó al paraíso: mi discurso sobre ella me abrió las puertas como presentador de un Cine Club. Todavía sigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.