Críticas

Los límites de los poderes

Frozen

Frozen. Chris Buck, Jennifer Lee. EUA, 2013.

Poster de Frozen. El reino del hieloLa nieve y el hielo son motivos que suelen causar curiosidad e inquietud a las personas. El hecho de que el agua líquida se congele y de que la lluvia se vuelva agua nieve, granizo o más aún, hermoso copo de nieve, contiene elementos llamativos, da una sensación de sorpresa y de encanto que nunca cesará. Esto es verdad para la mayor parte de los países tropicales que carecen del invierno, pero también para los países que tienen estaciones, en los cuales el invierno llega cargado de símbolos y de imágenes, de mitos y de personajes. Por ello ha sido aprovechado por los creadores de leyendas y de cuentos, algunos de los cuales han escrito historias invernales llenas de maestría. Es el caso de Hans Christian Andersen (La niña de los fósforos, El muñeco de nieve, El árbol de navidad, Rompenieves, La reina de las nieves), cuyas obras han sido aprovechadas por los estudios Disney en varias ocasiones para desarrollar grandes éxitos en el campo de la animación. Este es el caso de Frozen, filme que toma ideas y escenas de un par de estas obras, para contar una historia distinta, aprovechando los enormes recursos técnicos y la proverbial capacidad creativa de Disney.

Fotograma de la película FrozenEn Frozen se nos cuentan las aventuras de una preciosa princesa Anna, que sale en busca de su hermana Elsa, ya reina, quien se ha alejado para vivir en majestuosa soledad en un palacio de hielo, situado allende las montañas del reino de Arendelle. Es que Elsa, que tiene poderes mágicos para crear nieve y congelar los ambientes, no se resigna a aceptarse a sí misma, avergonzada de tales poderes y de los efectos negativos que va creando con ellos en su paso por la vida. Pero Anna es optimista y valiente, y está decidida a traer a su hermana al mundo normal. Junto con un joven hombre de las nieves y de las montañas, Kristoff, su reno Sven y un curioso y divertido muñeco de nieve, Olaf, emprende una jornada repleta de aventuras y peligros para salvarla y para descubrir muchas cosas sobre la vida y sobre el amor.

Frozen, la películaPara fortuna de los millones de espectadores que ya han hecho de esta película un gran éxito de taquilla, la historia se nos cuenta en medio de preciosas escenas, a base de diálogos entretenidos y muy divertidos, muchos de ellos cantados muy bellamente. La música y las canciones son bastante pegajosas y muy a tono con el sentido de la trama y el carácter de los personajes. El ritmo es rápido y la acción abundante, pero no tanto como para que se atropelle al espectador. Cuatro grandes temas se van tejiendo, todos ellos cautivantes y valiosos. No es que esto sea tan importante para los espectadores, que en general disfrutan y se ríen, pero sí es importante cuando se considera el poder sutil que tiene el cine para crear hechos culturales y estilos humanos de comportamiento, sobre todo en los niños, que además de reír inocente y despreocupadamente, van leyendo y captando símbolos y modelos.

Desde un primer punto de vista, Frozen se refiere a valores familiares. Elsa y Anna son ante todo dos hermanas que se quieren, a pesar de las diferencias y de las circunstancias. Su amor mutuo es capaz de superar todas las pruebas, sin importar que Elsa sea incapaz de expresarlo con libertad. Este vínculo de hermandad es absolutamente poderoso y hace que queden en segundo plano los tradicionales roles amorosos y románticos.

Imagen de la película Frozen, el reino del hieloEl trato entre los personajes, sean estos de carácter humano, animal o fantástico, está dominado por la empatía y por el sentir mutuo, generando bellos momentos de identificación entre ellos, aún en aquellos enteramente disímiles. Solo se alejan de estos contactos energéticos e íntimos los personajes “malvados” y “desconsiderados” de la historia, y esto es evidente en general para los espectadores que lo captan ante todo por la tonalidad de las voces, el sentido de las canciones y los gestos y actitudes. Desde lo educativo podríamos decir que es una película que siembra empatía como actitud comunicacional.

Un tercer aspecto, bastante valioso, es del la búsqueda animada por la amistad y por el desprendimiento. Los cuatro personajes que la emprenden lo hacen unidos por sentimientos de solidaridad amistosa y por una especie de llamado interior, sin que medien recompensas, premios o promesas. Esto es significativo a la hora de establecer mitos o leyendas modernas, para exaltar los valores de la búsqueda desinteresada y de la amistad solidaria.

Frozen, crítica de la películaFinalmente, cabe destacar lo que tiene que ver con los poderes mágicos. Es interesante que se resalte en qué medida es una bendición relativa el contar con poderes o genialidades extraordinarias o especiales, ya que pueden dar como resultado el aislamiento, la incomprensión, el desánimo e, incluso, la generación de comportamientos peligrosos para los demás, que no alcanzan a comprender las situaciones que se desatan. Elsa personifica todo el rango de poderes mundanos y mágicos y su impacto sobre las personas que los poseen, cuando estas no son capaces de integrar la situación, en general por falta de acompañamiento de los padres, de tal manera que se aceptan a sí mismos y sus consecuencias, para que los sepan usar con buen criterio personal y comunitario. Si bien pareciera ser un cliché, al final todo se resuelve con el amor, elemento que desata una energía muy superior a la de los poderes extraordinarios. Este es un mensaje bello y valioso. Es entonces el amor, el límite que encasilla los poderes y los hace en verdad valiosos, para que la vida no se congele y se vuelva fría y lejana.

Trailer:

Ficha técnica:

Frozen (Frozen),  EUA, 2013.

Dirección: Chris Buck, Jennifer Lee
Guion: Jennifer Lee
Producción: Peter Del Vecho
Música: Christophe Beck, Robert López, Kristen Anderson López
Reparto: (Voces Originales en inglés): Kristen Bell, Livvy Stubenrauch, Katie Lopez, Agatha Lee Monn, Idina Menzel, Eva Bella, Spencer Lacey Ganus, Jonathan Groff, Josh Gad, Santino Fontana, Alan Tudyk, Ciarán Hinds, Chris Williams, Maurice LaMarche (Voces en español, España): Laura Pastor, Carmen López, Ana Alborg, Gisela, Javier Lorca, Erik Cruz, Miguel Antelo, David Robles, Toni Menguiano, Miguel Zúñiga (Voces en español, México): Romina Marroquín, Andrea Gómez, Sara Gómez, Carmen Sarahí, Andrea Arruti, José Gilberto Vilchis, David Filio, Hugo Serrano, Roberto Carrillo

Una respuesta a “Frozen”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *