Críticas

La fabulosa vida de una tal Kitten Braden

Desayuno en Plutón

Breakfast on Pluto. Neil Jordan. Irlanda, Inglaterra, 2005.

Si no puedes volar alto, no hay que sentirse mal. El mundo es un tiovivo, solo mira al cielo y ahí te encontrarás, flotando tranquilamente…
Don Patridge, Breakfast on Pluto

desayuno_en_pluton_cartelEsta es la historia de un pez grande en un estanque pequeño. O mejor, de un gran y extravagante pez transgénero que lleva una fabulosa vida, como en la película de Tim Burton. Solo que acá se desarrolla en 36 capítulos y se recorre una Irlanda de los años 70 que se ve afectada por la violencia del Ejército Republicano Irlandés, o IRA.

Esta es Desayuno en Plutón (Breakfast on Pluto, Neil Jordan, 2005), una fabulosa película dirigida por el ganador del Oscar que escribió y dirigió Juego de Lágrimas (The Crying Game, 1992), y basada en el libro del mismo nombre del irlandés Patrick McCabe. La historia original está narrada en forma de anécdotas de un diario que van saltando en el tiempo y que escribe Patrick Braden a su psiquiatra, cuando es encerrado en un manicomio.

Pero nada de esto sucede en la película. El director y el autor del libro, quienes adaptaron la historia juntos para la gran pantalla, decidieron organizar cronológicamente los hechos y omitir ciertos detalles de la historia original para hacerla más amigable al espectador y a la censura, haciendo de Patrick una «gatita» («Kitten» en lugar de «Pussy«, como estaba originalmente en el libro) menos obsesiva con el sexo, un poco más inocente, pero con la misma personalidad alegre y decidida a la vez, porque no está dispuesta a dejar que nada ni nadie la cambie y hace de cualquier circunstancia lo mejor que puede.

Esta es la primera nominación de Cillian Murphy a los Globos de Oro por esta fabulosa interpretación de Braden, un joven irlandés único en su pequeño y desconocido pueblo de Tyrellin, un lugar muy hostil para su forma de ser. Muy pronto se hace  conocer como Patricia y descubrimos su historia a través de flashbacks y dos mirlos muy habladores: es el hijo del sacerdote del lugar, el padre Liam (Liam Neeson) y una joven que fue a hacer el aseo en la casa cural por unos días, la hermosa y misteriosa Eileen Bergin (Eva Birthistle), «la mujer fantasma», quien deja a su hijo recién nacido y se va a buscar un futuro mejor en Londres, una ciudad que «se le ha tragado» y nadie ha vuelto a saber de ella.

desayuno_en_pluton_1

Esta es la obsesión de Kitten, conocer a su mamá y alejarse de una familia adoptiva que no la entiende y un pueblo que la rechaza. Su aventura comienza cuando se une a una banda de «glam rock» que va de gira de conciertos en su incómoda camioneta, coquetea con el cantante Billy Hatchett (el cantante irlandés Gavin Friday) y él le da posada permanente en un tráiler destartalado y alejado de la sociedad donde cree que podrá vivir feliz, solo para descubrir que es un depósito de armas de IRA.

Esta es la primera aventura de muchas que se desarrollan a los largo del recorrido de Kitten hasta llegar a Londres, donde se ve forzada a ejercer la prostitución, se salva de ser asesinada y conoce a Bertie Vaughan (Stephen Rea), un mago mediocre que la tiene de asistente. Mientras tanto, la búsqueda de «la mujer fantasma» continúa, y el IRA ha hecho ataques que sacuden de miedo a Inglaterra e Irlanda, culminando con una bomba en una discoteca, con tan mala suerte para Kitten que es señalada de terrorista por ser irlandesa y acusada de disfrazarse de mujer para plantar la bomba. Después de una fantástica ensoñación, donde Kitten es una superespía que vence a todos con su perfume, es liberada y vuelve a la calle, pero la vida le consigue un trabajo en un «peep show», al que llega el padre Liam arrepentido a darle información de su madre.

desayuno_en_pluton_2

Esta parecería ser la escena del clímax de la película, la que el espectador y el personaje principal están esperando, pero no es así. Kitten vuelve a Irlanda a cuidar de su mejor amiga Charlie (Ruth Negga), que va a tener un bebé y fue acogida por el padre Liam. Sin quererlo, Kitten encuentra la familia que salió a buscar justo donde comenzó, hecha de los «rechazados» del pueblo (Charlie es una madre soltera y el padre Liam le da refugio a los más raros, incluyendo su hijo). La película termina donde empieza, Kitten paseando al hijo de Charlie y encontrándose con su Eileen y sus hijos, sin que eso le afecte. Kitten ya no tiene miedo, ha aprendido a vivir su vida y es feliz en ella.

Esta película hace parte, sin duda, del “New queer cinema”, alejándose del estereotipo del transexual que vive mantenido por otros y mostrando la resiliencia de un ser humano que lucha contra las adversidades, pues después de ser abandonado por su madre y ser negado por su padre, termina en una casa con una madre sustituta maltratadora y recibe el rechazo de todos, ¿qué más queda? Así como ahora, que vivimos en pandemia, encerrados y con el miedo eterno de estar contaminados de ese condenado virus: la única solución es aprender a vivir con lo que hay.

desayuno_en_pluton_4

Esta es una “permanente locura” en la que vive Kitten, asegura el director, pues siempre quiere ver el lado positivo de todo y se burla de la seriedad. Eso le funciona, porque incluso cuando ha perdido todo, no se ha perdido a ella misma y la vida le sigue sonriendo. La pegajosa banda sonora, que también está presente en el libro y en la filmografía de Jordan, se queda en la cabeza días después de haber terminado la película, y la canción de Don Patridge, que le da el título, es la que nos deja una lección para pensar: “En la luna estaremos todos, viendo la tierra desde allá, viajaremos a Marte y visitaremos las estrellas, y encontraremos nuestro desayuno en Plutón”.

Trailer:

Ficha técnica:

Desayuno en Plutón (Breakfast on Pluto),  Irlanda, Inglaterra, 2005.

Dirección: Neil Jordan
Duración: 128 minutos
Guion: Neil Jordan, Patrick McCabe
Producción: Neil Jordan, Brendan McCarthy, Cameron McCracken, Alan Moloney, Mark Woods, Stephen Woolley
Fotografía: Declan Quinn
Música: Denis Woods
Reparto: Cillian Murphy, Liam Neeson, Ruth Negga, Brendan Gleeson, Eva Birthistle, Bryan Ferry, Stephen Rea, Dominic Cooper

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.