Libros: 

Cultura Mainstream

Título: Cultura Mainstream

Autor/es: Frédéric Martel

Editorial: Taurus.

Año: 2011

Cultura Mainstream

Sería posible introducir esta obra definiendo lo que significa “mainstream”, pero al intentar hacerlo se hace manifiesta la imposibilidad de llegar a unas pocas palabras claves capaces de resumir la complejidad de este elemento. Si lo mainstream es lo que todo el mundo conoce, es verdad también que esto nos conduce ante unos problemas más grandes: ¿lo conocemos porque nos gusta?, ¿nos gusta porque es universal?, ¿es placentero porque toda cultura puede aceptarlo? Si queremos una respuesta ante estos interrogativos, el libro de Martel resultará decepcionante: después de su lectura no tendremos casi ninguna descripción coherente de los mecanismos que están en la base de este proceso. Sin embargo, si de descripción hablamos, en este caso se trata de los eventos colaterales, de los productos indirectos de esta guerra de los media.

De hecho, la obra (larga pero escrita con un estilo veloz, concreto) no se define por su necesidad de desvelar las estructuras internas del concepto de mainstream, sino su organización en tanto modalidad de allanamiento cultural: la lectura de este libro nos permite acercarnos al movimiento (temporal y geográfico) al que se ve sometido el concepto mismo. Martel despliega así ante nuestros ojos una aventura intelectual que propone desvelarnos los engranajes (a veces menos concretos de lo que se podría esperar) que ponen en marcha la difusión de los productos culturales, desde la música pop a los canales de información televisiva, hasta, obviamente, el mundo del cine, de Hollywood a Bollywood, de la censura de China al anti-mainstream europeo.

Se nos dona una visión global, cosmopolita, que juega con las fuerzas dinámicas de lo centrípeto y de lo centrífugo, de lo universal que se encuentra en los lugares más absurdos, en las trastiendas de un pueblo árabe, y de lo local que no logra salir de sus fronteras culturales, como las grandes producciones indianas, productos estos que solo pueden encontrar el favor de un público étnicamente definido, cerrado. Lo que se consigue es que nuestra percepción se desestabilice, permitiéndonos una mirada que si bien resulta más amplia, sin embargo nos empuja hacia una fragmentación terrible, casi insoportable.

Llega a manifestarse así la imposibilidad de dar una respuesta a la necesidad de una definición, el acto de contestar a las preguntas de aquí arriba: los mecanismos internos del concepto de mainstream son tales que su complejidad no permite un análisis sencillo. La necesidad de este libro, entonces, se debe a la descripción no tanto del concepto sino de los eventos, las coyunturas culturales, políticas, sociales y temporales que se despliegan en el tiempo, en una época como la nuestra en la cual la presencia de una dicotomía entre el territorio mundial (la tierra como un unicum) y el local (mi pueblo –o mi nación– son la medida de mi vida) se borran y se endurecen al mismo tiempo, en una geografía que abarca lo real (lo concreto, delimitado por las fronteras y su superación) y lo abstracto (el campo intangible de las representaciones mitológicas de los media).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.