Críticas

El oscuro y humano pasado de un hombre X

Lobezno inmortal

Otros títulos: X-Men Origins: Wolverine 2.

The Wolverine. James Mangold. Australia, EUA, 2013.

Wolverine_CartelEl verano está por terminar, y la época de estrenos comerciales trajo múltiples títulos a las salas. Wolverine fue uno de los más esperados, y es que éste es uno de los personajes más enigmáticos de la serie X-Men, razón por la cual ya ha tenido dos películas en solitario; aunado esto, por supuesto hay que mencionar que es inmortal, lo que le ha permitido estar en secuelas y precuelas de toda la serie fílmica del cómic, aún pese a que Hugh Jackman envejece –naturalmente- lo que seguro dificultará caracterizarlo en la misma edad.

La naturaleza reservada, apasionada y explosiva de Logan le ha permitido enfrascarse en los momentos más importantes de la serie y participar en distintas etapas de la historia mundial, sobre todo por su naturaleza mutante con la capacidad de regenerarse. No obstante, esta fachada dura no ha sido suficiente para ocultar su mayor cualidad: su honestidad y gran corazón humano.

En esta segunda película en solitario, Logan está buscando mantenerse lejos del mundo, porque se considera un peligro para todo y para todos. Llora la pérdida de su amor y se refugia en el mundo salvaje, en medio de una montaña. Sin embargo, pronto llegarán a buscarlo para obligarle a reencontrarse con un episodio de su pasado, ocurrido durante la explosión de la bomba atómica en Nagasaki.

Wolverine_01Logan realmente no sabe lo que le espera, y posiblemente nosotros tampoco, cuando empezamos a ver el film, sobre todo cuando ya hemos visto el trailer y sabemos que “cuando es más vulnerable, es más peligroso”, y es que pese a que la premisa nos habla de su condición mutante e inmortal, no es posible no pensar que esta aseveración más bien se refiere a su lado humano y sentimental, a esa parte de él que quiere una vida normal, que desea encontrar el amor y que necesita descansar tras décadas de constante sufrimiento. Logan es un hombre solitario, que se sabe y se siente incomprendido y ajeno a todo.

Es posible que, además de que el cómic, seguramente, le ha dado ese matiz de origen, es posible que la profundidad en el personaje sea también gracias a la mano de James Mangold, que aunque ha tenido sus trabajos previos en algunas películas de acción y suspenso (Identity, 2003, o Noche y día, 2010), más bien ha ganado prestigio gracias a una de sus cintas más exitosas: Walk the Line (2005). Al final, lo que es más destacable en cuestión de dirección, definitivamente, es la combinación del lado “humano” de la película con la vertiginosidad de la acción.

Por otro lado, resulta un componente casi hitchcockiano haber realizado las secuencias en medio de escenarios tradicionales  contemporáneos de Japón, tales como el motel temático o las casas de juegos llenas de máquinas tragamonedas; ver estos lugares no sólo da credibilidad y genera estampas en la película, sino que va involucrándonos en el correr de la trama. Es de agradecerse que en el cine actual ya se utilicen lugares reales y actores que corresponden a la nacionalidad y características de los personajes representados.

Wolverine_02Algunos elementos de suspenso se fueron desarrollando también, y hay ciertos puntos álgidos de tensión en la película, que –justamente por esperados- se vuelven plausibles y ayudan a que la historia avance continuamente. Mientras tanto, el lado sentimental del personaje se desarrolla sutilmente, y aunque no se detinenen mucho a explicar cómo se fue desenvolviendo la relación afectiva entre “la bella y la bestia” (Mariko y Logan), es como si el peligro acrecentara su intensidad por conectarse, y cada asalto o persecución los llevara al límite, uniéndolos cada vez más. Esta relación, más que las intervenciones médicas que sufre el personaje, son su verdadero sedante y lo que lo hará aumentar su vulnerabilidad como nunca antes lo había hecho.

A ratos, pareciera que Wolverine por primera vez será derrotado, aun cuando sabemos que es el héroe y que en una película taquillera eso no sería permisible. Pero, recordamos que además de mutante, también es humano y como hombre generoso y honesto, también tiene voluntad para seguir adelante y luchar por sus creencias.

Wolverine_03A pesar de que hay un gran villano y una mujer maléfica de por medio que parece hacer los estragos necesarios con los protagonistas, esto pasa a segundo plano y se vuelve sólo el hilo conductor que lleva a la historia a tocar las venas importantes de este capítulo en la vida de Wolverine.

Definitivamente, esta segunda entrega del personaje es por mucho más intensa y honesta que la primera. En ésta es posible ver otra etapa de vida de Logan, con su crecimiento, sus caídas, sus miedos y sus puntos débiles. Pero, al mismo tiempo, no se exime de desarrollar y aprovechar las secuencias de acción que los fans –y los amantes de este género- esperan con ansias. Además, Jackman cada vez corresponde más al modelo varonil, maduro y fuerte que han dibujado Wein, Trimpe y Romita.

Ante mi desconocimiento del cómic original y la secuencia de la historia, es posible que lo que se presentó en The Wolverine no sea correspondiente a lo que originalmente se planteó en la historieta, pero como película funciona y da un panorama y aproximación al personaje que ayuda a conocerlo mejor y a darle más volumetría. Wolverine ya no sólo bufa y se enfada con todos, ahora demuestra su capacidad de amar de forma evidente.

Esta cinta, como Iron Man 3, vuelve a desarrollar de forma humana al personaje principal, lo que muestra que es la tendencia actual de los superhéroes en pantalla grande: tratar de mostrar en unos minutos de metraje un lado mucho más humano, lo que puede generar que los mortales que vemos la película reflexionemos sobre quiénes somos y lo que somos capaces de hacer, cosa que los cómics siempre han pretendido que suceda con sus lectores.

Tráiler:

Ficha técnica:

Lobezno inmortal  / X-Men Origins: Wolverine 2 (The Wolverine),  Australia, EUA, 2013.

Dirección: James Mangold
Guion: Mark Bomback, Scott Frank
Producción: Hugh Jackman, Hutch Parker, Lauren Shuler Donner
Fotografía: Ross Emery
Música: Marco Beltrami
Reparto: Hugh Jackman, Tao Okamoto, Rila Fukushima, Svetlana Khodchenkova

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *