Críticas

Para que no se escape el tiempo

Viaje a Sils Maria

Otros títulos: Las nubes de Sils Maria, Clouds of Sils Maria, El otro lado del éxito.

Sils Maria. Olivier Assayas . Francia, 2014.

Las nubes de Sils MariaEsta es la historia de dos mujeres unidas por una extraña simbiosis. Una de ellas es María Enders (protagonizada por la extraordinaria y experimentada Juliette Binoche). María es una actriz muy famosa y admirada, pero ya entrando en la madurez. No ha perdido su belleza ni su encanto. Sin embargo, de alguna manera, no se siente feliz, da la sensación de estar a la deriva, de no haber logrado el conocimiento de sí misma. A su lado está su eficiente y experta ayudante, Valentina, siempre  pendiente del celular. Protagonizada por Kristen Stewart de la saga Crepúsculo, actriz cada vez más involucrada en papeles dramáticos, Valentina se encarga de todo. Es joven, bella, ordenada y eficiente, segura de sí misma y ambiciosa. María ha llegado al punto de depender totalmente de ella y un inevitable enamoramiento entre estas dos mujeres se insinúa desde el principio, si bien se trata de una relación desigual, porque Valentina es atrevida e independiente y lo observa todo desde la barrera, desde la curiosidad ligeramente divertida, como producto de lo que se pudiera denominar, siguiendo a Kundera, insoportable levedad del ser. Muchas de las escenas de la película tienen que ver con las conversaciones entre estas dos mujeres, sus miradas y sus actitudes. Todo transcurre como en una obra de teatro, donde se aprende y se ensaya. Dos buenas actrices que se entregan, la una como veterana maestra; la otra como joven que quiere escaparse de los estereotipos que le dieron fama y acercarse, de verdad, a la actuación dramática profunda.

Y así, semejante, es la historia que se desarrolla en la película misma. Acaba de suicidarse, en las montañas de Suiza, el veterano director que en su momento confió en la joven María Enders como protagonista de “La serpiente de Maloja”, obra en la cual su personaje se enfrenta a una mujer mayor a quien causa sufrimientos y pena. En este contexto, se ofrece a María una nueva perspectiva: la de protagonizar a esa mujer mayor, al de enfrentarse a otra joven y ambiciosa actriz. Entonces, María empieza una confusa danza, entre el deseo y la resistencia, que la lleva a enfrentar sus demonios personales, sus sentimientos de mujer confusa y débil que no se atreve y, por otra parte, la de actriz veterana que debe aceptar retos, porque está atrapada por la fama y por el oficio.

Sils MariaLas montañas de Sils María son el escenario donde todo transcurre. Allí, en una casa rodeada de esos idílicos paisajes suizos que traen remembranzas a cualquier espectador, pues han aparecido desde hace muchos años en los míticos calendarios publicitarios de las empresas suizas, se instalan María y Valentina a conversar y a discutir, y uno se entretiene mirando las caras de las dos, aunque no comprenda bien las inquietudes y las asperezas de esos diálogos. En esas montañas se da el fenómeno de la “serpiente de Maloja”, un espeso flujo de frías nubes y nieblas que pasa entre las montañas, abrazando y ocultando un lago azul, como una serpiente misteriosa,  que los visitantes contemplan desde lo alto y que sienten en sus entrañas.

Hay una tercera mujer en la historia. Es la joven actriz Jo-Ann Ellis (Chloë Grace Moretz) quien va a representar el antiguo papel de María en la obra. Ella es alegre e indiferente y se acerca a María desafiante, creando más y más inquietudes sobre lo que significa ser una mujer famosa y veterana, rodeada de jóvenes distintas, gente de otro mundo.

Al final, de eso trata la película, de esas transiciones personales inevitables, de los otros mundos que vienen para quedarse, sin que importen los maquillajes y las excelencias de la actuación y los encantos de la fama y que tiene que ver con no haber sido capaces de acercarse a la amistad de verdad, que estuvo siempre esquiva, siempre proclive a la soledad, a la superficialidad, a la levedad del ser. Entonces pareciera que cada momento hay que atraparlo, para que no escape el tiempo.

Ficha técnica:

Viaje a Sils Maria  / Las nubes de Sils Maria, Clouds of Sils Maria, El otro lado del éxito (Sils Maria),  Francia, 2014.

Dirección: Olivier Assayas
Guión: Olivier Assayas
Producción: Sylvie Barthet, Karl Baumgartner, Rémi Burah, Charles Gillibert, Martin Hampel
Fotografía: Yorick Le Sauxz
Música: Leonel Alexander Merchán
Reparto: Juliette Binoche, Kristen Stewart, Chloë Grace Moretz, Johnny Flynn, Lars Eidinger, Hanns Zischler, Angela Winkler

Enrique Posada

Graduado del Master en Crítica Cinematográfica de AULA CRÍTICA

 

2 comentarios para “Viaje a Sils Maria”

  1. Pilar Roldán

    Hola Enrique.
    Creo que en definitiva, el tema fundamental del film se centra en los problemas que conlleva el paso del tiempo y con ello la madurez. Pienso que mejoraría si se hubiera prescindido de la parte del epílogo en Londres, que no aporta gran cosa.
    Un saludo.

    Responder
    • enrique posada

      Pilar. Gracias por comentar. Lo has dicho bien. Quizás lo del epílogo trata de mostrar que no es tan fácil escapar de las rutinas, sean artísticas o personales

      Responder

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios