Críticas

Más allá de las pistas de baile

Un tango más

Otros títulos: Our last tango.

German Kral. Argentina, 2015.

un_tango_mas-cartelEl gusto por la música –el tango especialmente–, y por llegar al fondo de las historias para después narrarlas, descubriendo esas crónicas de vida y semblanzas verdaderamente interesantes sobre personajes icónicos o singulares, es lo que impulsa a Germán Kral (El último aplauso, 2009; Música Cubana, 2004), a presentar este jugoso documental, Un tango más, un homenaje a la danza y en específico a la controversial pareja de María Nieves Rego y Juan Carlos Copes, por décadas la dupla más representativa del tango no sólo en la Argentina sino internacional.

Kral tiene una trayectoria en el género documental y es notorio su interés por la música porteña, desde años atrás abordó el tópico con el cortometraje Tango Berlín (1997). Su anterior documental, El último aplauso (2009), trata sobre unos músicos de tango argentinos famosos en su momento, pero más tarde olvidados por el público, a quienes reúne en un famoso bar de tango de la ciudad para conocer más sobre ellos y su vida después de la fama.

En esta ocasión la historia a contar es la de María Nieves; de su propia voz escuchamos la experiencia de años de danza como pareja de Juan Carlos Copes, bailarín y coreógrafo argentino, quien dedicó su vida al tango. Creó un movimiento dancístico que fue seguido e imitado por otros, impulsando el tango-danza, haciendo de éste un espectáculo que causó gran sensación en su país y en el resto del mundo. Junto con María y el resto de su compañía, se presentó en diversos escenarios y revolucionó en gran medida la manera de bailar el tango, al grado de que la idea que viene a la mente cuando pensamos en ese estilo de danza, está asociada a los movimientos que ellos crearon.

Un_tango_mas

La música está a cargo de Luis Borda, el Sexteto Mayor y Gerd Baumann, que nos remiten a esa época dorada del tango, con sus notas tan emotivas que estremecen de forma similar a las que Carlos Saura presentaba en la cinta Tango (1998), en la cual colaboró el mismo Carlos Copes, en el papel de Carlos Nebbia.

Un tango más nos invita reiteradamente a sobrevolar de día y de noche Buenos Aires, para mostrarnos unas hermosas postales en movimiento de la bella y amplia Avenida 9 de Julio, mientras comparte conversaciones con María Nieves por un lado y con Copes por el otro. Así la pareja va narrando desde cómo se conocieron cuando ella apenas tenía 14 años y el 17, hasta sus intensos dramas de amor y desamor que marcaron toda su trayectoria artística, ya que mientras como pareja profesional estaban por completo amalgamados, en el aspecto romántico no consiguieron el éxito deseado.

Un-tango-mas-película

Kral, el melómano director argentino con preparación en Alemania, cuenta para su filme con la participación de Wim Wenders como productor ejecutivo, y en la fotografía, gratamente trabajada, con la pericia de Jo Heim y Félix Monti, quienes logran compaginar de manera exquisita las escenas actuales de encuentro con las figuras protagónicas con los toques de ficción, a través de unas atractivas recreaciones dancísticas de la época, utilizando una paleta en tonos sepias y con una artística iluminación que juega con contraluces para recrear no sólo bellos instantes en el tiempo, sino sensaciones y emociones, introduciendo también ocasionalmente valiosísimas imágenes de archivo, en las que podemos apreciar el tamaño del talento y la característica elegancia que derrochaban Copes y Nieves al bailar.

Un-tango-mas_imagen de la película

Los jóvenes y hábiles bailarines, entre los que están Alejandra Gutty y Pablo Verón (La lección de tango, 1997), Ayelén Álvarez Miño y Juan Malizia, que representan a la pareja en las recreaciones, a lo largo de diferentes etapas de su vida, son el pretexto para disfrutar de sensuales y esmerados números musicales, finas escenas de danza, de movimientos de cámara atinados al compás del baile, y de singulares cortes y planos de detalle en los que podemos apreciar elementos, como los zapatos, en movimiento, o los complicados cruces de piernas entre los bailarines. Asimismo, de manera original podemos ver a Nieves interactuar con dichos actores, dirigirlos en sus números y satisfacer su curiosidad, hablando sobre su pasado. “Bailar es la alegría de los pobres”, comenta Nieves cuando le preguntan por qué iba todas las noches a las milongas porteñas, en las que se reunían “cientos de jóvenes con un amor tremendo por el tango” y donde conoció a Copes, cuando ella era una empleada doméstica y él un electrotécnico. Y sin duda, ese encuentro marcó el destino de toda su vida, y Kral nos relata detalladamente a qué grado y en qué forma, ahondando en lo personal y emocional, para aportar el tono dramático a su documental.

De tal forma que la intensa semblanza de la relación, tanto profesional como íntima, de esta mítica pareja se convierte en el hilo conductor del filme. Sin embargo Kral lo utiliza a su vez como un medio para explayar su capacidad visual y artística y llenar la pantalla con momentos sensuales y sensitivos que hacen de Un tango más un emotivo documental que, sin duda, se disfruta de principio a fin.

 

Tráiler:

 

Ficha técnica:

Un tango más  / Our last tango ,  Argentina, 2015.

Dirección: German Kral
Duración: 84 minutos
Guion: German Kral
Fotografía: Jo Heim, Félix Monti
Música: Luis Borda, Sexteto Mayor, Gerd Baumann
Reparto: María Nieves Rego, Juan Carlos Copes, Pablo Verón , Alejandra Gutty , Juan Malizia , Ayelen Álvarez Miño , Pancho Martínez Pey

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *