Críticas

Un reino de prejuicios

Un reino unido

A United Kingdom. Amma Asante. Reino Unido, 2016.

Poster de Un Reino UnidoLa historia de la humanidad ha tenido cientos de líderes, hombres y mujeres destinados a luchar por el bien de su pueblo, en pos de la conquista de derechos de minorías que durante mucho tiempo han sido segregadas, discriminadas. Las razones del racismo surgen por variados motivos (ninguno de ellos válido, por supuesto) ya sea por género, su raza, sus creencias o simplemente, o por el simple hecho de haber nacido en un determinado lugar del planeta. Así es que hemos tenido a personajes célebres como Nelson Mandela o Martin Luther King, por citar algunos ejemplos contemporáneos, que se han convertido en modelos a seguir en materia de derechos humanos.

Casualmente es quien encarnó a Martin Luther King en Selma (Ava DuVernay, 2014), David Oyelowo, quien da vida a Seretse Khama, sobrino del rey de Bechuanaland, antiguo protectorado británico que luego de su independencia pasaría a ser la actual República de Botswana. Casi accidentalmente, se encuentra en medio de un dilema muy difícil de superar: se enamora de una mujer londinense blanca y no sólo allí comienza un viaje contra los prejuicios de los ingleses, sino ante el hecho de que un rey negro no sería aceptado en su tierra por el mismo motivo. Rosamund Pike, en el papel de Ruth Williams, es quien acompaña a Seretse en la batalla por vencer los prejuicios, motor del argumento de Un reino unido. Impecable, como por ejemplo lo hiciera en Perdida (Gone Girl, David Fincher, 2014), la actriz británica lleva nuevamente su actuación a un muy alto nivel.

Seretse Khama en Un Reino Unido

El tercer filme de la británica Amma Asante como directora sigue la línea de sus dos predecesores, A way of Life (2004) y Belle (2013). Todos ellos evocan la lucha de sus personajes contra las injusticias de la vida, y cada uno de sus protagonistas se encuentra ante dilemas que relacionan su lucha con cuestiones amorosas, al punto de tener que renunciar a algo para poder dar continuidad a los desafíos que les plantea la vida. En esta línea, la realizadora inglesa logra plantear con excelente categoría los desafíos que le presenta una historia tan problemática y emblemática.

Seretse Khama y Ruth Williams

Para poder plasmar lo descripto por Susan Williams en su libro Colour Bar en la pantalla, el guionista Guy Hibbert  fue quien se encargó de darle un excelente balance de golpes constantes, con muchas idas y vueltas a lo largo de la historia (como por ejemplo, la promesa de campaña de Winston Churchill, quien prometía permitirle a Seretse regresar a su país, algo que se diluiría al ganar las elecciones) ¿Logrará el rey sobreponerse a tanto desprecio, tanta miseria humana? Es una pregunta que girará alrededor de nuestras cabezas a lo largo del filme, manteniendo el suspense en todo momento, a pesar de que sepamos (o imaginemos) el desenlace.

Asante encuentra una buena manera de contar la batalla de Seretse Khama en este biopic, sin que el mismo se vuelva monótono y aburrido. Logrando apoyarse en unos excelentes trabajos de producción, fotografía y guion para obtener como resultado final nuestro interés de una república africana que quizás muchos de nosotros ignoremos sobre su historia, mucho menos sobre la lucha especifica de derechos humanos que retrata el filme.

Tráiler:

Ficha técnica:

Un reino unido (A United Kingdom),  Reino Unido, 2016.

Dirección: Amma Asante
Duración: 111 minutos
Guion: Guy Hibbert
Producción: Pathé
Fotografía: Sam McCurdy
Música: Patrick Doyle
Reparto: David Oyelowo, Rosamund Pike, Tom Felton, Jack Davenport

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *