Críticas

La inocencia de un mundo paralelo

The Innocents

De uskyldige. Eskil Vogt. Noruega, 2021.

Rakel Lenora Fløttum, Sam Ashraf, Alva Brynsmo Ramstad, Kadra Yusuf, Mina Yasmin Bremseth Asheim, Ellen Dorrit Petersen, Morten Svartveit, Marius Kolbenstvedt, Lisa Tønne, Birgit Nordby, Kim Atle Hansen, Irina Eidsvold Tøien, Nor Erik Vaagland Torgersen, Tone Grøttjord-GlenneEl director Eskil Vogt nos lleva de la mano por una serie de “iniciaciones” al poder paranormal que nos toman desprevenidos. Los niños comienzan a descubrir un mundo no imaginado por los adultos que, a su vez, otorga influencias voluntarias, para desembocar en una lucha inmaterial traducida en acciones de control.

Tres familias de clase media vacacionan con sus hijos en una zona residencial de los suburbios de Oslo, cuando, en medio del juego, los niños comienzan a exhibir poderes paranormales. Serán utilizados en una puja que terminará siendo de vida o muerte.

Terror infantil donde el papel de los adultos pone en tela de juicio la verdadera “inocencia” de los niños, quienes se encuentran con insospechados poderes a su servicio. El mundo alternativo semeja la lucha entre el bien y el mal desde el descubrimiento de acciones poderosas que, poco a poco, van enrabándose a la conciencia de los niños. Una idea de desarrollo imbricada en lo que puede hacerse con las propias facultades, en ausencia de los saberes del guía, y ante una supuesta “inmadurez”.

Lógica de filme de superhéroes, una esbozada dicotomía entre el bien y el mal reducida a parámetros donde la exageración de un supuesto bullying se encuentra ausente a la hora de fundamentar acciones mortales hacia el prójimo. El abuso de poder despunta consecuencias en desnivel. Los castigos son extremos en relación a las provocaciones; surge el infaltable recurso de último momento que coloca las cosas en su lugar: aunque parezca que no podrá, el bien siempre triunfa.

Terror sin excesos, reivindica las capacidades de niños frente al mundo adulto que cree comprender lo que no comprende. Los desbordes y reacomodaciones se vinculan a sucesos que están más allá de padres que no alcanzan sus razones, es más, creen tener el control cuando, en realidad, son  controlados.

The innocents fotograma

Película no convencional para el género, juega con momentos de tensión, al estilo thriller, pero sin grandes ostentaciones ni impactantes escenas gore; la sangre es exhibida en tono moderado, acorde a los “accidentes” domésticos, sean o no provocados ante la conciencia del adulto. El perfil bajo de esta producción se propone suministrar más ideas de las habituales, la simpleza del guion ostenta la austeridad propia del cine independiente.

La indiferencia se asocia al cinismo por ausencia de espectacularidad en los sucesos; el ritmo es lento y hasta esforzado, lo que va a ocurrir se adivina, se vuelve familiar para un espectador que comparte secretos ajenos. Es un adulto privilegiado, observa descubrimientos que ensalzan la niñez hasta llevarla a  una categoría de prodigio en aptitudes potenciales; parece que todos podríamos tenerlas, solo hace falta descubrirlas, aunque habiten en la categoría de lo insospechado. Un indicador de que poco sabemos acerca de nuestros hijos, y poco podemos hacer para mejorar su calidad de vida.

Tras su declarado autismo, Anna es prototipo de capacidades ocultas. Una desconexión del mundo, que es tal, solo en simplificaciones cotidianas sistemáticamente preestablecidas, que no ocupan su tiempo en hurgar realidades interactivas incontaminadas de cultura oficial. El personaje es encarnado de manera solvente por Alba Brynsmo Ramstad; en lo que quizá sea el papel más complejo de la película, logra convencernos al punto de no saber si se trata o no de una verdadera chica autista como actriz.

Las tendencias de los personajes son enfocadas desde el comienzo. Ben ya exhibe rasgos sádicos, se solaza ocasionando la muerte a un gato, Ida no avala este comportamiento, Aisha se solidariza con Anna, valora mucho la comunicación con ella, y comparte el juego. El mal y el bien ya están diferenciados, solo falta desarrollar el esquema habitual, donde Ben tomará ventajas en la explotación de su poderío al punto de parecer discretamente superior, las niñas se unirán e irán perdiendo pie en la batalla, el final se presagia favorable a lo perverso, y entonces…

The innocents plano

Los espacios exteriores evolucionan de manera gradual. Comienzan en un conocimiento y reconocimiento del lugar, en conjunción con vínculos de “confianza” que van estableciéndose entre niños compañeros de juego. Finalmente, se transforman en un oculto campo de batalla, donde campea una indiscernible relación entre lo real y lo aparente, invade a adultos que viven en un mundo que ejerce sobre ellos efectos desconocidos. El universo de los niños se vuelve inaccesible e influyente; se apodera del valor y significado real de las acciones de manera insospechada.

Asistimos a una analogía con las películas de superhéroes, donde la identidad es pública, en apariencia, y al servicio del ocultamiento de poderes inconfesados, pero efectivos. La diferencia es que aquí las habilidades paranormales permanecen en desarrollo dentro de un estado de cosas paralelo, ajeno a las convicciones de la adultez.

El filme abre con un plano detalle enfocado en los ojos y nariz de Ida (Rakel Lenora Flottum), mientras está despertando en la parte trasera de un auto que conduce su madre. Es la señal de un trayecto, el despertar de potencias ocultas será el centro del filme.

La expectativa es generada a partir del ritmo lento, la infancia se observa en términos de curiosidad por los poderes mentales, y en desmedro de la gran actividad física. Se la sustituye por el ejercicio de influencias sobre la materia y los demás.

Los leves tránsitos de cámara se unen a la inquietante música de Pessi Levanto; el in crescendo nos sitúa ante la inminencia del mal, somos cautivos de lo que se viene. Desde algún lugar, un poder, que aumenta en magnitud, se aproxima a la escena. El ingreso gradual del sonido emula estas sensaciones, recurso técnico típico del terror y el thriller. Clímax logrado a base del pulso adecuado en la sincronización, conjunción de elementos que imprimen, desde una conocida sinergia, la expectativa necesaria.

The innocents escena

Filme bien logrado desde una estructura de género que apunta al terror, aunque sin gran realce desde lo ideológico. Nos trasmite intuiciones interesantes desde conceptos que integran el vínculo padres e hijos. Una metáfora de creciente separación en dos universos que, desde la incomprensión, no revisten conflicto. Los obstáculos circulan entre los propios niños, la confrontación se circunscribe en clave de adecuación a circunstancias  emergentes desconocidas. Tensiones que involucran el descubrimiento de potencias, el juego psicológico se da más entre ellos que con los adultos, quienes no ostentan la necesaria capacidad de discernimiento. El no entender involucra la propia naturaleza en lejanía de las cuestiones transformadoras del desarrollo. Quizá, la crítica vaya camuflada desde el terror de lo paranormal, símbolo de algo presente no comprendido. Padres, manipulados desde la propia ignorancia, terminan dañando a sus hijos por desconocimiento de las claves propias del desarrollo.

Como quiera, o pueda entenderse, un filme interesante, con una sencillez expositiva, que no duda en poner las cosas patas para arriba en cuanto a la pertinencia del acceso a contenidos distorsionados por el propio entendimiento adulto.

Comparte este artículo:

Ficha técnica:

The Innocents (De uskyldige),  Noruega, 2021.

Dirección: Eskil Vogt
Duración: 117 minutos
Guion: Eskil Vogt
Producción: Coproducción Noruega-Suecia-Dinamarca-Finlandia; BUFO, Logical Pictures, Mer Film, Snow Globe Productions, Zentropa International Sweden
Fotografía: Sturla Brandth Grøvlen
Música: Pessi Levanto
Reparto: Rakel Lenora Fløttum, Sam Ashraf, Alva Brynsmo Ramstad, Kadra Yusuf, Mina Yasmin Bremseth Asheim, Ellen Dorrit Petersen, Morten Svartveit, Marius Kolbenstvedt, Lisa Tønne, Birgit Nordby, Kim Atle Hansen, Irina Eidsvold Tøien, Nor Erik Vaagland Torgersen, Tone Grøttjord-Glenne

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.