Entrevistas 

Sergei Loznitsa, director de Donbass, Victory Day y The Trial

Sergei Loznitsa (Kiev, 1964) es licenciado en matemáticas aplicadas. Entre 1987 y 1991 trabajó como científico en el Instituto de Cibernética de su ciudad natal, especializándose en investigación de inteligencia artificial. En 1997, se graduó en el Instituto Estatal Ruso de Cinematografía (VGIK), en Moscú, donde estudió cine. Realiza películas documentales desde 1996. En 2013 fundó la productora de cine Atoms & Void.

Pocos directores han realizado proezas comparables a la de presentar, en un mismo año, tres obras que resultasen seleccionadas en festivales como Berlin (Sección Forum), Cannes (Una cierta mirada) y Venecia, aunque en este último festival la película fuese seleccionada fuera de competición. Recientemente, Hong Sang-soo llegó a presentar en 2017 dos películas en el Festival de Cannes (The Day After y La Cámara de Claire) y una en Berlín (En la playa, sola de noche), en un mismo año.

Tres propuestas que abordan el conflicto ruso-ucraniano y el papel de los medios de comunicación (Donbass), el día del aniversario de la victoria de la URSS sobre la Alemani nazi, celebrado cada nueve de mayo en Treptower Park en Berlín (Victory Day) y un juicio celebrado en la URSS de Stalin en 1930 (The Trial).

Sergei Loznitsa logró con Donbass el premio a la mejor dirección en el Festival de Cannes y el Giraldillo de Oro a la mejor película en el Festival de Cine de Sevilla. Donbass es una región del este de Ucrania, donde tiene lugar una guerra híbrida, en la que se encuentran involucrados un conflicto armado, asesinatos y robos a gran escala de bandas separatistas. Loznitsa aspira a mostrar el papel de los medios de comunicación en este contexto.

En Victory Day, la cámara observadora y llena de curiosidad de Loznitsa se inmiscuye entre todos asistentes a la conmemoración, en el monumento soviético Treptower Park de Berlín, del día de la victoria del Ejército Rojo sobre los nazis. El evento congrega a personas que se fotografían, beben y cantan como si del mismo día, hace 72 años, se tratase.

The Trial es una película realizada con material de archivo recuperado, que transcurre en Moscú en 1930, en la sala de pilares de la Casa de los Sindicatos del Estado. Allí, un grupo de economistas e ingenieros fue llevado a juicio tras ser acusados de planear un golpe de estado contra el gobierno soviético. Con todos los cargos inventados, los acusados se ven obligados a confesar delitos que no cometieron y, por ello, el tribunal emite veredictos de muerte. Esta es la forma en que Stalin comenzó a establecer la máquina de terror soviético.

EL ESPECTADOR IMAGINARIO ha entrevistado a Sergei Loznitsa sobre sus tres películas, con el siguiente resultado.

Sergei Sloznitsa

Raúl Liébana (RL): Donbass, Victory Day y The Trial aúnan los tres tipos de géneros sobre los que usted trabaja (ficción, documental y archivo). ¿Con cuál de ellos disfruta más?

 Sergei Loznitsa (SL): Me temo que esta pregunta no tiene ningún sentido para mí. Me encanta trabajar en cada película que hago. Y, por supuesto, durante su creación, no pienso en términos de «Ok, ahora estoy trabajando en un documental, y ahora estoy trabajando en una de ficción». Cada película, cada historia, cada idea, tiene su propia estructura, sus propias herramientas para su implementación.

Por supuesto, trabajar en una gran película es mucho más exigente, en términos de tiempo y energía: cuando estoy preparando y grabando una película, me excluyo de todo lo demás. Por lo general, pasamos unos seis meses en el lugar, y me enfoco completamente en la película. Cuando trabajo en un documental, puedo darme un tiempo para hacer otras actividades: enseñar, asistir a festivales, escribir, etcétera. Pero dicho todo eso, estas tres películas son igualmente importantes para mí. Disfruto hacer películas, el cine es mi pasión.

RL: ¿Cuál es el origen de las tres películas que estrenó en 2018? Y, ¿cómo llegó a prepararlas para su estreno en festivales tan importantes como Cannes, Berlín y Venecia?

SL: Filmé Victory Day el 9 de mayo de 2017 y editamos la película durante el verano de 2017, así que, a pesar de que se estrenó en Berlinale, en 2018, se terminó el año anterior. En cuanto a The Trial, comencé a trabajar con el material de archivo a finales de 2016 y, en total, contando desde la primera investigación de archivos que recibimos en 2016, hasta el estreno en Venecia, en septiembre de 2018, la película se llevó casi dos años para finalizarla. Con Donbass comenzamos los preparativos en noviembre de 2017, terminamos el rodaje el 30 de marzo de 2018 y la película se estrenó en Cannes el 9 de mayo de 2018. Hicimos todo el ciclo de posproducción en cinco semanas, lo que fue muy rápido. Todo mi equipo estaba muy apasionado y feliz con esta película y trabajó muy duro para finalizarla.

RL: Donbass es una película con humor negro, ¿por qué decidió usted mostrar la situación del conflicto ucraniano-ruso bajo ese tono de sarcasmo?

SL: No lo llamaría «sarcasmo». Esto es grotesco. Elegí este género, ya que me parece el género más apropiado para describir la situación. La película trata, entre otras cosas, de la forma en que los medios de comunicación contemporáneos manipulan la opinión pública y la percepción pública. Quería deconstruir el mecanismo de las «fake news”. Todo lo que sucede con la gente de Donbass es, a la vez, trágico y absurdo. Grotesco es el género más obvio, al menos así es como lo veo.

RL: ¿Podría hablarnos sobre la colaboración con Diego García en Victory Day, así como sobre la función de los colores tan vivos que hay en la película?

SL: Trabajamos con el color de Victory Day en la posproducción, utilizando la película de Fassbinder como referencia para la gradación de color. En general, prefiero trabajar en blanco y negro, pero para esta película necesitábamos color, así que tuvimos que controlarlo de alguna manera en la posproducción, ya que la estética es muy importante para mí. Me encantó trabajar con Diego. Lo conocí durante mi clase magistral en Ficunam, en la Ciudad de México. Empezamos a intercambiar cartas. Sabía que trabajaba con Carlos Reygadas y con Apichatpong Weerasethakul. Entonces, la primera oportunidad que tuve de invitar a Diego a trabajar conmigo fue en Victory Day, lo hice. Él aceptó mi invitación, y creo que fue un gran éxito. Ambos disfrutamos mucho de nuestra colaboración. También me encantó el hecho de que Diego haya venido a Treptower Park en Berlín, donde los ciudadanos postsoviéticos celebran el aniversario de la victoria de la URSS sobre la Alemania nazi, como un completo desconocido, casi una persona de otro planeta, que sabe muy poco sobre el contexto, sobre el simbolismo, sobre la cultura soviética. Esto es exactamente lo que necesitaba: el punto de vista de un observador que sea capaz de distanciarse de los eventos. ¡Espero poder volver a trabajar con Diego!

RL: ¿Podría hablarnos sobre el proceso de limpieza del sonido, así como sobre la recuperación de la imagen del material de archivo encontrado para The Trial?

SL: Las imágenes provienen del Archivo Estatal Ruso de Películas y Fotografías (RGAKFD) en Krasnogorsk. La característica principal de este material es que el sonido se grabó en la película, por lo que es uno de los pocos ejemplos de imágenes de 1930 con sonido. Dziga Vertov utilizó el mismo método de grabación de sonido en algunas de sus películas. El escaneo se realizó en Krasnogorsk, por lo que recibimos el material con bastante buena calidad, teniendo en cuenta que tenía casi 100 años. Sin embargo, para presentarlo en la pantalla grande, sentí que quería restaurarlo y hacerlo más «contemporáneo». Al igual que en aquellos días, la velocidad de la grabación difería bastante drásticamente, de 16 fps a 28 fps, tuvimos que hacer el reencuadre, para que que fuese consistente a 24 fps. Asimismo, se realizó la limpieza, estabilización y gradación del color. La calidad del sonido escaneado no era tan buena, por lo que a nuestro especialista en sonido le llevó mucho tiempo sacar lo mejor de él, hacer que todo el diálogo fuese audible y eliminar todas las perturbaciones. De hecho, fue un gran trabajo de un gran equipo y estoy muy contento con los resultados. La película se ve y suena hermosa ahora. Tengo la intención de seguir trabajando con el material de archivo, por lo que la experiencia de The Trial debería ser muy útil para mi próximo proyecto de archivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.