Críticas

Lucy y Desi, al desnudo

Ser los Ricardo

Being the Ricardos. Aaron Sorkin. EUA, 2021.

Ser Los Ricardo - CartelLucille Ball y Desi Arnaz fueron dos de las figuras más importantes de la televisión americana del siglo pasado. Gracias a su programa semanal, Te Quiero Lucy (I Love Lucy, 1951-1957), se convirtieron en íconos de la comedia y una de las parejas más queridas de Estados Unidos. Pero no todo fue risas y alegrías, su matrimonio terminó definitivamente en 1960, un día después del cumpleaños número 43 de Desi. Esta es una de las situaciones que se muestran en Ser los Ricardo (Being the Ricardos, 2021), el más reciente largometraje del libretista y director Aaron Sorkin para la plataforma Amazon Prime, una cinta que se ha visto rodeada de críticas y premios por igual.

Sorkin ya tiene claro cómo empezar una historia, es la misma fórmula que usó en El juicio de los 7 de Chicago (The Trial of the Chicago 7, 2020): música ágil en una especie de videoclip nos presenta entrevistas actuales del productor y los libretistas del famoso show de televisión, quienes hablan de la “semana de infierno” que vivieron cuando todo estuvo en riesgo. Esto se intercala con un “coitus interruptus” entre Lucille Ball (Nicole Kidamn) y Desi Arnaz (Javier Bardem) por culpa de las noticias en NPR Radio (la radio nacional de Estados Unidos), donde un periodista afirma que “la estrella más famosa de la televisión”, sin decir su nombre, hace parte del movimiento comunista.

Lucy sabe que hablan de ella y que eso le puede costar su carrera, así empieza la discusión de la pareja y podemos ver lo explosivos que eran. Todo esto antes de los créditos y en los primeros seis minutos de la cinta, un formato muy televisivo que Sorkin maneja a la perfección. El conflicto para la época está claro y entendemos el problema para todos los involucrados, así que lo que sigue son dos horas de un drama con tintes de comedia, una lucha de poderes, verdades y pasiones detrás de cámaras de la pareja más exitosa de la comedia de los años 50.

Ser Los Ricardo - Fotograma

Aunque Desi sea el presidente de Desilu Producciones, la empresa de los esposos Ricardo que produjo la serie, Lucille es el verdadero poder detrás del poder, vemos que su creatividad estalla permanentemente y en su mente ve las escenas que va a representar, demostrando también su inconformidad ante los problemas, algo muy raro para una mujer en la época. Así tenemos un acercamiento a la forma de contar historias en la época, donde predominaba el tabú acerca del sexo, los embarazos y todos los detalles de la vida en pareja que no se podían mostrar en televisión.

Pero la cinta no es solo de esa semana tensionante, es la historia de Lucille y Desi como personas, más allá de ser Lucy y Ricky Ricardo. Ella siempre fue una bomba (y no siempre pelirroja), una mujer calculadora e inteligente que quería un hogar y no estaba conforme con su papel de actriz tipo B. Era cuestión de tiempo para que se encontrara con él, un latino con el fuego y la música en la sangre. Fue una historia de amor difícil y llena de obstáculos, que se muestra con una  cuidada escenografía y detalles en el vestuario que incrementan la magia de este viaje en el tiempo, pues hasta se recrean escenas clásicas de la serie, el set y la rutina de una sitcom de televisión, la lectura del guion en la mesa, los ensayos y las grabaciones en vivo con público presente.

Ser Los Ricardo - Fotograma

El ritmo de la narración es ágil y se mueve a través de saltos en el tiempo, construyendo la tensión que sentían todos en ese programa que tenía 60 millones de espectadores por capítulo. Las apuestas van por lo alto, el show debe seguir aunque detrás de cámaras la ilusión se esté derrumbando y los integrantes del equipo tengan que medir cada uno de sus movimientos para mantener la paz.

Durante toda la película vemos el talento de Sorkin para crear tensiones, escribir excelentes diálogos y construir una historia con su fortaleza en los personajes, para eso tiene un grupo de actores haciendo lo mejor que saben hacer. Kidman parece ser un camaleón «a la Meryl Streep», y aunque en el físico no sea una fotocopia de la real Lucille Ball, su interpretación es muy acertada y apegada a la realidad, lo que la hizo ganadora del Globo de Oro y una fuerte candidata a los premios Oscar de 2022.

Bardem, aquel que Hollywood siempre llama cuando hablan de “latinos”, saca aquí su lado cómico y ligero, sin dejar de ser ese actor que ha enamorado con su talento. La decisión de este casting ha sido fuertemente criticada por la comunidad latina de Hollywood (Arnaz era de origen cubano) y el tema ha sido evadido por Bardem y Sorkin en todas las entrevistas, mientras la comunidad actoral de actores americanos, en su mayoría blancos, solo tiene aplausos y nominaciones para el español.

Ser Los Ricardo - Fotograma

A la vez, esta cinta es un homenaje a ese gran programa de los años 50s que sigue siendo divertido hoy en día, una comedia ligera y refrescante, donde una ama de casa americana y su esposo, un músico cubano, se enfrentaban al día a día. Una de las mejores series de la historia, una clase de comedia en cada episodio y una leyenda que perdurará para siempre. Sorkin sigue siendo mejor libretista que director, aunque ha mejorado en esto último y esta cinta es la prueba.

Quizás lo suyo sea este tipo de historias de esta época, los grandes discursos y los dramas que se inventa quedan como anillo al dedo en esta cinta, donde se va hasta el fondo de los sentimientos, los expone y los explota, haciendo que sus actores saquen sus mejores talentos y nosotros, los espectadores, sigamos con emoción y expectantes lo que va a pasar. Y al final, todo es una historia de amor, como en todas las películas. Es sobre dos seres humanos que se cuidan, se aman, trabajan juntos y hacen magia juntos… Y el giro final es una puñalada profunda, todo lo que nos han construido cambia de una manera radical con gran maestría y manteniendo la tensión hasta el último momento.

Trailer:

Ficha técnica:

Ser los Ricardo (Being the Ricardos),  EUA, 2021.

Dirección: Aaron Sorkin
Duración: 131 minutos
Guion: Aaron Sorkin
Producción: Lucie Arnaz, Desi Arnaz Jr., Todd Black, Jason Blumenthal, Lauren Lohman, David Bloomfield, Jenna Block, Steve Tisch
Fotografía: Jeff Cronenweth
Música: Daniel Pemberton
Reparto: Nicole Kidman, Javier Bardem, J.K. Simmons, Nina Arianda, Tony Hale, Alia Shawkat, Jake Lacy, Linda Lavin, Ronny Cox, John Rubinstein, Clark Gregg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.