Críticas

Hacer la diferencia

Se va a acabar

David Blaustein y Andrés Cedrón. Argentina, 2020.

Cartel de la película Se va a acabarHay facetas de la historia argentina y de sus protagonistas que no han tenido la misma relevancia o que han sido denostados por ciertos sectores de la sociedad, como es el caso del rol ejercido por los trabajadores y trabajadoras de la resistencia peronista.

El estreno simultáneo en la cartelera comercial y en la sección Noches Especiales del reciente BAFICI, nos permitió acercarnos al documental Se va a acabar, dirigido por el prolífico David Blaustein (Cazadores de UtopíasBotín de guerraHacer Patria y Fragmentos rebelados) y Andrés Cedrón (La Caracas), que se ocupará de destacar y dar luz a la importancia que tuvieron.

Basada en un libro de Cedrón, a cargo también de la edición, la película recoge los testimonios silenciados de quienes enfrentaron a la dictadura cívico-militar, al intentar despolitizar a la clase obrera dentro y fuera de las fábricas, y desarticular los frentes organizados de trabajadores que reclamaban por el cumplimiento de sus derechos.

En el primer fotograma, se exponen las consecuencias que produjo el primer modelo neoliberal impuesto tras el golpe, que derivó en la pérdida de centenares de puestos de trabajo y en el cierre de las pequeñas empresas, en beneficio del enriquecimiento de un sector del empresariado argentino que colaboró y financió el aparato represivo.

Compuesta por cinco entrevistas que dan forma al relato, el documental realiza un exhaustivo recorrido histórico para abordar las vidas de sus protagonistas, así como el contexto político de aquellos años, que los llevó a actuar. Si lo que más se conoce es la desaparición forzada de personas, el robo de bebés, el rol de la iglesia, los exiliados y la tortura, poco se sabía de lo que pasaba en el interior de las empresas o en los talleres industriales.

Se va a acabar, fotograma

Los testimonios pertenecen a Carlos Leguizamón (delegado de la fábrica Cattaneo), Roberto Digón (secretario general del Sindicato del Tabaco), María Luisa Rodríguez (delegada textil de Alpargatas), Germán Valdivieso (delegado de Subterráneos), Ana María Putelli (delegada bancaria) y César Loza (secretario general del Sindicato Portuario). Cada una de estas crónicas de vida se amplían con el trabajo de archivo y las reconstrucciones animadas, a cargo de Victor Caballero y Leandro Picarreta, que le otorgan mayor dinamismo y calidez frente a tanto dolor.

La relevancia y el peso de los relatos junto a la investigación de fondo tienen per se un sustento propio, dándole forma con un destacado trabajo en la edición y en el cuidado de las imágenes, acompañadas de la música del Tata Cedrón y su cuarteto.

El cine y la política se unen para mirar el pasado desde un presente que lo interpela, teniendo en cuenta que el 66 por ciento de los 30.000 desaparecidos fueron trabajadores y trabajadoras activistas y delegados/as sindicales. Los realizadores rescatan la trayectoria y el presente de quienes, ya mayores y jubilados, se atrevieron a no paralizarse a pesar del miedo y ayudaron a cambiar la historia desde su lugar. Sus pequeños actos hicieron la diferencia.

Ficha técnica:

Se va a acabar ,  Argentina, 2020.

Dirección: David Blaustein y Andrés Cedrón
Duración: 115 minutos
Guion: Andrés Cedrón
Producción: Graciela Mazza
Fotografía: Leonardo Val y Augusto De Antoni
Música: Juan Tata Cedrón y el Cuarteto Cedrón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.