Críticas

Un rompecabezas inteligente

Réalité

Quentin Dupieux. Francia, 2014.

Cartel de la película RéalitéQuentin Dupieux aterrizaba en su nave espacial en el Festival de Sitges en el año 2010 para hacernos reflexionar sobre cuestiones tan trascendentales como “¿Por qué E.T. era de color marrón?” o “¿por qué los personajes de La matanza de Texas no van nunca al baño ni se lavan las manos?”. Su conclusión era clara: “Por ningún motivo”. Todo esto estaba dentro de una historia llamada Rubber, cuyo protagonista era un neumático asesino. Esta película le hizo merecedor de los premios a Mejor Película Fantàstic, el Premio Citizen Kane de la crítica al director/a revelación y el Méliès de Plata a la Mejor Película Europea. Desde ese momento, Dupieux pasó a formar parte de los autores a tener en cuenta, que contaba con un lugar privilegiado dentro del festival, para estrenar cada una de sus nuevas obras. Por derecho propio. Por partir de preceptos cotidianos y transformarlos, en un solo paso, en algo nuevo con propiedades capaces de desconcertar. Porque rompe con las reglas. Por ser irreverente y encontrar alternativas a lo convencional. Y así ha sido. En los años subsiguientes se proyectaron Wrong (2012) y Wrong Cops (2013). En este 2014, Dupieux nos volvía a sorprender con Réalité. Quizás la película que mejor se ha ajustado al leit motiv del festival, que rendía homenaje al mundo de los sueños. El territorio de lo onírico como inspiración que impulsa la creatividad, como lugar laberíntico y encriptado que recorre nuestro subconsciente.

Fotograma de RéalitéRéalité es una huida vertiginosa del sentido de la coherencia, lo tangible y todo aquello que nos mantiene y ata los pies a la tierra. Un arma de desinhibición que erradica lo real a través de lo ilusorio. Quentin Dupieux, en su quinto film, vuelve a hacer uso de toneladas de humor absurdo, a la par que inteligente, para construir una historia, que en su superficie puede remitirnos al “No reason” como filosofía existencial que marcaba el camino de su neumático asesino o de las historias entrelazadas de los policías fumados de Wrong Cops. Sin embargo, esta vez nos sumerge en el absurdo más genuino presente en el trance onírico, para rizar el rizo de la manera más fiel a la dinámica y lógica (si es que esta existe) de los sueños. El rompecabezas que compone Réalité es un bucle infinito que toma como punto de partida la obsesión de Jason por hacer realidad la película de ciencia ficción que tiene en mente, que tendrá como título Waves. Su pesadilla es un guiño al recorrido por los delirios que suponen la creación cinematográfica. Todo lo relacionado con el proceso de realización de Waves serán los obstáculos rocambolescos por los que Jason transitará. Pero no está solo en esto, todos los personajes que le rodean, algunos hablan en inglés, otros en francés, padecen sus propios tormentos, fobias o perturbaciones psicológicas que afectarán de manera directa e indirecta a Jason. El mecanismo que establece Dupieux se desdobla para dar lugar a un juego “escheriano” que alberga unos personajes con identidades trastocadas que se comunican entre sí, a través de un fino conducto que se ramifica en disparatadas ensoñaciones dentro de un juego de sueño dentro del sueño y cine dentro del cine, siempre al ritmo de los sonidos de sintetizador ochentero, habituales en los films de Dupieux, a los que dedica un espacio especial en su web, donde utiliza el sobrenombre Mr.Oizo, por el que es más conocido. No olvidemos que él fue el artífice del popular Flat Beat incluido en el álbum Analog Worms Attack, con las señas de identidad de la música dance parisina de la French House.

realite-1Réalité es la obra más cuidada y finamente construida de la filmografía de Dupieux. Esa construcción a base de sketches que podría decirse de sus anteriores films, sobre todo presente en Wrong Cops, aquí queda mejor integrada. Réalité es un artificio tan absurdamente inteligente que permite al espectador quedarse con el estrato que quiera dentro de las capas que lo forman, porque el humor lo recubre todo y como mínimo garantiza un buen rato de risas.

Tráiler:

Ficha técnica:

Réalité ,  Francia, 2014.

Dirección: Quentin Dupieux
Guión: Jean-François Halin
Fotografía: Quentin Dupieux
Música: Quentin Dupieux
Reparto: Jonathan Spencer, Alain Chabat, Matt Battaglia, Kyla Kenedy

África Sandonís

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios