Reseñas de festivales 

Las oscuras primaveras

las-oscuras-primaverasTras Párpados azules y un documental aclamado como Seguir siendo, Ernesto Contreras regresa con una película cruda y visceral. Presenta la historia de un hombre llamado Igor (José María Yazpik) que comienza a tener encuentros sexuales intensos con una mujer llamada Pina (Irene Azuela). Esta relación entre ellos ocasiona que haya trastornos en su cotidianidad. Igor se descubre aburrido con su mujer Flora, y Pina se siente incompetente con su hijo Lorenzo.

En medio de estas catarsis, muchos hilos se van entretejiendo, y de pronto se percibe el deseo carnal y las ganas inmensas de salir de los encierros humanos, de la ropa, de la piel. Mientras que otros solo quieren atención y cariño, al no encontrarlo, lo mendigan sin éxito.

Unos quieren y otros tienen, pero nada florece con armonía. El letargo se refleja en una fotografía gris y en un paleta de colores áridos y opacos, que reflejan la vida rutinaria, aburrida, monótona y triste.

La primavera, que es un momento de florecimiento, se ve minada por un futuro incierto, por un presente gris y por un pasado tormentoso. Contreras entreteje todo esto a través de pasajes de los cuatro personajes, que juntos o por separado van desmembrando cada momento compartido o en soledad.

Comparte este artículo:

Una respuesta a «Las oscuras primaveras»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.