Críticas

El bebé de Ruth

Prevenge

Alice Lowe. Reino Unido, 2016.

Ruth no es una embarazada en un mundo de colores pastel, de baby-showers y sobre todo, no dudará en satisfacer los antojos inusuales que le provoca el bebé. “El bebé” no tiene nombre, pero maneja a su madre como una marioneta, como el mismo “Pasajero oscuro” de Dexter Morgan (Dexter, James Manos Jr. 2006) “La gente dice que los bebés son dulces, pero yo soy amargo”, así es la niña que Ruth está gestando, lo que irá descubriendo es que ella tampoco es la madre dulce que el mundo pretende que sea.

Prevenge (Alice Lowe, 2016) es una comedia negra con tintes de thriller psicológico, en la que Alice Lowe, directora, productora, guionista y actriz principal da la vuelta al estereotipo de la maternidad dulcificada. Las hormonas, los cambios de humor y la irascibilidad son la otra cara del periodo de gestación, y en Prevenge se juega con esta oscura cara de la que se supone es una de las experiencias inolvidables para toda mujer. El título, Prevenge es un juego de palabras entre pregnant y revenge, es decir, ‘embarazada’ y ‘venganza’, con lo que podemos imaginar cómo se desarrollarán los eventos, pero la agradable sorpresa es encontrarnos con una cinta profundamente negra y divertida que se ríe de todo aquello que tenga que ver con una maternidad feliz tornándolo en psicótico. Lo curioso de todo es que, en el fondo, en muchos momentos nos sentimos más identificados con la rabia de Ruth que con su positiva coach preparto.

Ruth es una mujer soltera de mediana edad y embarazada de ocho meses, además de asesina en serie. Sus víctimas suelen ser personajes patéticos que no merecen ni su compasión. No hace discriminación entre hombres y mujeres, mientras su bebé les deteste. La niña le habla desde su interior con una vocecilla maléfica para darle órdenes de cuándo cometer los asesinatos, y Ruth, como una marioneta, sigue sus deseos. El “bebé” que le empuja a matar a todos los que representen un estereotipo desagradable, como el dependiente de tienda baboso, la ejecutiva que no quiere contratarla en su empresa debido a su estado, una mujer deportista o un patético pinchadiscos de bar de mala muerte que vive anclado en los setenta y vive con su madre. Estas primeras secuencias de asesinatos son tremendamente divertidas e hilarantes por la frialdad con la que esta dulce premamá no duda en aniquilar con su cuchillo de carnicero escondido en el bolso. Poco a poco, la trama nos va desvelando el pasado de la protagonista y las razones de su venganza, y aquí el film pierde ese tono divertido para identificarnos con la soledad y el miedo de Ruth.

Prevenge tiene momentos verdaderamente cómicos como el asesinato de Dj Dan, una de las secuencias más esperpénticas e hilarantes de la película o el momento en el que la madre, cansada de las exigencias de su bebé decide calmarse con una cinta de meditación guiada para premamás, pero finalmente la voz de la cinta acaba siendo más creepy que la voz del bebé. Alice Lowe se ríe del mundo premamá, pero también trata sobre muchos de los miedos a los que ha de enfrentarse una mujer embarazada, soltera en este caso, como la dificultad para encontrar trabajo, la falta de atractivo o las limitaciones físicas debidas al estado de gestación.

Esta Semilla del diablo (Rosemary’s baby, Roman Polanski, 1968) ácida y retorcida escapa de los convencionalismos del thriller eliminando el componente de la ley. Ruth vaga por una oscura ciudad británica buscando víctimas y se enfrenta a ellas sin ningún tipo de planificación previa o precaución, lo que hace que sea bastante atractivo ver a la protagonista caminar por la calle cuchillo en mano.  El resultado, aunque minimalista, es satisfactorio, teniendo en cuenta que Alice Lowe se encontraba realmente embarazada en el momento del rodaje y que redujo el planning de trabajo a dos semanas para que su estado no interfiriera. Contando también con que es el debut de esta cómica británica, podemos decir que Prevenge es una muy buena comedia negra, inteligente y, sobre todo, atrevida al romper con la idílica maternidad.

Ficha técnica:

Prevenge ,  Reino Unido, 2016.

Dirección: Alice Lowe
Duración: 88 minutos
Guion: Alice Lowe
Producción: Gennaker/ Western Edge Pictures
Fotografía: Ryan Eddleston
Música: Pablo Clements, James Griffith, Toydrum
Reparto: Alice Lowe, Kayvan Novak, Kate Dickie, Jo Hartley, Gemma Whelan, Tom Davis, Dan Renton Skinner, Mike Wozniak, Eileen Davies, Grace Calder, Tom Meeten, Leila Hoffman, Sara Dee, David Puckridge, Jacqueline Wright, Della Moon Synnott

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *