Críticas

Una ficción que se siente cada vez más real

Pacifiction

Albert Serra. Francia, España, Alemania, Portugal, 2022.

pacifiction cartelAlbert Serra es seguramente el ejemplo paradigmático del cine de autor español. Y no solo porque se haya autoproclamado con dicho galardón en varias de sus polémicas declaraciones. Sino porque en toda su filmografía encontramos un espíritu rupturista que se mofa de los convencionalismos y un estilo propio en el que prima la experimentación formal al discurso narrativo, subvirtiendo así los modelos clásicos de producción y representación. Es, por tanto, vástago de la modernidad cinematográfica que irrumpió en la segunda mitad del siglo pasado, aunque sus objetivos sean crear imágenes inéditas y hacer el cine del futuro.

Hasta ahora, todas sus películas han sido peculiares adaptaciones (transposiciones si queremos ser más exactos) de clásicos de la literatura occidental, sobre los que se ha tomado grandes libertades para la indagación formal: ha buscado transportar a la gran pantalla la esencia o la atmósfera de referentes literarios a través de aquellos recursos autónomos del hacer cinematográfico. Sus dos últimas propuestas, Liberté (2019) y La Mort de Louis XIV (2016), son un gran ejemplo de ello. Asimismo, podemos percibir en muchas de sus obras una perversa mirada sobre el ser humano y una predilección por representar su decadencia.

Su último proyecto, tal vez el más ambicioso, continúa por este sendero aunque, a diferencia de los otros, no se basa en ninguna obra literaria: En la Tahití de la Polinesia francesa, el Alto Comisario de la República, De Roller (Benoît Magimel), recorre la isla con aires de dandismo y desempeñando la diplomacia con una impecable soltura, ya sea con altas instituciones, empresarios, nativos o turistas. No obstante, empieza a percibir la posible existencia de una amenaza que desestabiliza el mundo en el que vive: la reactivación de pruebas nucleares en la isla. Desde este momento, acompañaremos a De Roller durante un trance en el que se reúne con todo tipo de personajes para afrontar una situación que, poco a poco, lo va devorando.

Pacifiction (2022) podría encasillarse como un neonior, un thriller político o, incluso, uno psicológico ambientado en un paraíso tropical. El relato es un misterio geopolítico sobre la degradación y putrefacción de una clase y un sistema que ha llegado a infectar hasta los lugares más inhóspitos del mundo. Nos muestra que, como dice el comisario en una de las escenas más grotescas de la película, “la política es una discoteca”. Pero Serra va más allá y nos mete dentro de ese baile, convirtiendo el film en una experiencia hipnótica que constantemente nos deja desconcertados.

pacifiction fotograma

Con un imponente y exótico paisaje de fondo, las acciones se resuelven fuera de campo, las imágenes son ambiguas, los colores palpables, los sonidos sugestivos y los diálogos son más bien monólogos excéntricos cargados de ironía. Forma y contenido parecen fluir como fuerzas que se neutralizan, consiguiendo crear una atmósfera enigmática y paranoica en la que lo natural y lo artificioso se diluyen. El terreno en el que se juntan estas dos dimensiones siempre ha sido un lugar que el director ha considerado poco explorado a través del cual poder crear imágenes que nadie ha visto antes.

Al mismo tiempo que nos empezamos a ver encerrados en la paranoia de De Roller, la atmósfera se vuelve más densa y vamos adentrándonos en un terreno onírico, reflejo de sus pesadillas. Algunas de las escenas más llamativas, como la del campo de fútbol o la de la discoteca, son el culmen de la materialización de esa atmósfera. Y es que ese es el hilo de la película: más allá de construir una trama, la cual después destruye constantemente, Serra busca generar formalmente la paranoia que experimenta el protagonista cuando siente que todo a su alrededor se derrumba, eso sí, sin abandonar un estilo realista.

pacificition escena

Tras el visionado del film, parece inevitable no conjeturar ciertas relaciones con los acontecimientos reales: en una sociedad cada vez más precaria y competitiva, a las puertas de la catástrofe climática, en la que todavía siguen cicatrizando las heridas de la pandemia y la amenaza nuclear, vuelve a aparecer  en los noticiarios, el trastorno paranoico parece haberse vuelto colectivo. Puede que Albert Serra no falle cuando declara que está haciendo cine del futuro. Pacifiction es una ficción en el Pacífico que cada vez se siente más real.

 

Tráiler

Comparte este artículo:

Ficha técnica:

Pacifiction ,  Francia, España, Alemania, Portugal, 2022.

Dirección: Albert Serra
Duración: 165 minutos
Guion: Albert Serra
Producción: Idéale Audience Group, Anderground Films, arte France Cinéma, Rosa Filmes, Radiotelevisão Portuguesa, Tamtam Film GmbH, Archipel Production
Fotografía: Artur Tort
Música: Marc Verdaguer
Reparto: Benoît Magimel, Pahoa Mahagafanau, Marc Susini, Matahi Pambrun, Alexandre Mello, Sergi López, Cécile Guilbert, Montse Triola, Lluís Serrat, Mareva Wong, Baptiste Pinteaux, Michael Vautor, Cyrus Arai, Laurent Brissonnaud, Mike Landscape

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.