Críticas

Kaiju versus Jaeger

Pacific Rim

Guillermo del Toro. EUA, 2013.

pacific_rim_cartelEn su octavo largometraje como director, después de Cronos (1993), Mimic (1997), El espinazo del diablo (2001), Blade II (2002), Hellboy (2004), El laberinto del fauno (2006) y Hellboy II. El ejército dorado (2008), el mexicano Guillermo del Toro ha optado por unir dos de los géneros más queridos de la tradición japonesa del tokusatsu (cine de fantasía y ciencia ficción), el kaiju eiga (con monstruos gigantes como Godzilla o Gamera) y el suppa robotto (con mechas, robots enormes pilotados por humanos, del tipo Mazinger Z). Desde luego, se trataba de una apuesta muy arriesgada poner al día esos géneros y, sobre todo, no traicionarlos.

pacific_rim_fotograma01Cuando se embarcó inicialmente en el proyecto, Del Toro no iba a estar detrás de las cámaras, sino que iba a realizar únicamente labores de guion y producción. Ahora bien, cuando se frustraron sus dos proyectos anteriores como director, El Hobbit, cuya dirección finalmente la asumió Peter Jackson, que la convirtió en trilogía, y En las montañas de la locura, trasposición de un relato de su admirado H. P. Lovecraft, Del Toro se decidió a dirigir Pacific Rim, de la que ya hay prevista una secuela, que será difícil que prospere, ya que los resultados de taquilla han sido muy discretos para una película que ha costado 180 millones de dólares.

pacific_rim_fotograma02Aunque un crítico tan solvente como Ángel Sala defiende que se trata de uno de los mejores títulos de su director, al menos de su etapa norteamericana, me entristece no poder estar de acuerdo con él, porque esperaba mucho de Guillermo del Toro tras cinco años sin dirigir. Es posible que se convierta en una obra de culto, porque Pacific Rim es una buena película, pero, a pesar de ciertos toques de autor, recuerda más a títulos espectaculares de Hollywood que a las fuentes orientales de las que ha bebido directamente Del Toro. Así, quien vea Pacific Rim recordará la mediocre Godzilla (Roland Emmerich, 1998) y la interesante Monstruoso (Cloverfield, Matt Reeves, 2008), por el lado de los kaiju, y Acero puro (Real Steel, Shawn Levy, 2011) y las sagas de Transformers (Michael Bay, 2007, 2009 y 2011) y Iron Man (Jon Favreau, 2008 y 2010; Shane Black, 2013), por el lado de los jaeger (y, sí, claro, Mazinger Z y Evangelion, pero como referentes televisivos, no cinematográficos).

pacific_rim_fotograma03Sin duda, lo mejor de Pacific Rim son los primeros minutos, cuando se explica cómo se abre una brecha (rim) en una de las fosas abisales del océano Pacífico y comienzan a salir, al principio de forma muy distanciada en el tiempo, enormes criaturas monstruosas que atacan las ciudades costeras. Eso ocurrió por primera vez en San Francisco y provocó la creación del Programa Jaeger, grandes robots, tripulados por dos pilotos unidos por un puente neuronal (que se conoce como la deriva, si bien este extremo argumental no está lo suficientemente explotado), que combatieran a los kaiju. Como afirma la voz en off: “para luchar contra los monstruos creamos nuestros propios monstruos”.

La brecha se abre en el Pacífico y los kaiju atacan desde Alaska hasta México, desde Japón hasta Australia. En el año 2025 se produce un salto cualitativo, ya que se descubre que los kaiju evolucionan ante cada ataque jaeger. Es en ese momento cuando conocemos al protagonista, el piloto Raleigh Becket (Charlie Hunnam), que pierde a su hermano cuando ambos tripulan un Mark-1 llamado Gipsy Danger.

pacific_rim_fotograma04Han pasado los años y el Programa Jaeger ha sido arrinconado en favor de otro proyecto de defensa, la Muralla Costera. “Ya no somos un ejército, sino la resistencia”, dice el comandante Stacker Pentecost (Idris Elba) cuando acude a buscar a Becket, que, desde que perdió su hermano, se ha dedicado precisamente a trabajar como obrero en la Muralla Costera. La última base del Programa Jaeger está en Hong Kong y Pentecost necesita a Becket para pilotar nuevamente a Gipsy Danger, el más antiguo de los cuatro jaeger que todavía resisten.

pacific_rim_fotograma05A pesar de los intentos de autoría de Guillermo del Toro, apenas veo su mano en Pacific Rim. Del Toro es uno de esos directores de género que, aun así, no renuncia a la autoría, lo que confiere a sus películas un determinado estilo, un particular tono. Aquí desaparece y únicamente en las partes donde aparece el estilo de Guillermo del Toro la película remonta, concretamente cuando salen en escena los dos científicos locos, el Dr. Newton Geiszler (Charlie Day) y el Dr. Hermann Gottlieb (Burn Gorman), que parecen sacados de The Big Bang Theory, y el traficante de restos kaiju, Hannibal Chau, interpretado por el imprescindible Ron Perlman, uno de cuyos ayudantes es otro habitual de la filmografía del mexicano, Santiago Segura. Ahí es donde encontramos al verdadero Del Toro, que en el resto del metraje se convierte en un director de acción bastante convencional.

pacific_rim_fotograma06La película funciona bien y ofrece un espectáculo en estado puro, sin demasiadas reflexiones ni introspecciones. De hecho, los personajes humanos casi estorban, mientras que lo mejor es, con diferencia, el enfrentamiento entre colosos (el cuadro El Coloso ha sido uno de los referentes más mencionados por Del Toro). No hay ningún personaje lo suficientemente carismático, salvo, quizás, el comandante Pentecost, y el protagonista no tiene entidad suficiente. Lo mismo le ocurre al personaje de Mako Mori (Rinko Kikuchi), cuyo flashback en Tokio es, eso sí, uno de los grandes momentos del film.

pacific_rim_fotograma07Aunque no sea lo principal, la película admite también cierta lectura ideológica: los ricos han abandonado las zonas de peligro y se han desplazado al interior de los continentes y a la costa atlántica, mientras que los políticos han optado por una solución que está abocada al fracaso (la ya mencionada Muralla Costera) pero que, sin duda, está llenando sus bolsillos. En fin, ¿les suena de algo? Ante un mundo así, quizá lo mejor sería ser exterminados por los kaiju.

Tráiler:

Ficha técnica:

Pacific Rim ,  EUA, 2013.

Dirección: Guillermo del Toro
Guion: Travis Beacham, Guillermo del Toro, Drew Pearce
Producción: Callum Greene, Jon Jashni, Mary Parent, Thomas Tull, Jillian Share Zaks
Fotografía: Guillermo Navarro
Música: Ramin Djawadi
Reparto: Charlie Hunnam, Idris Elba, Rinko Kikuchi, Charlie Day, Burn Gorman, Robert Kazinsky, Max Martini, Clifton Collins Jr., Ron Perlman, Santiago Segura

2 opiniones en “Pacific Rim”

  1. Efectivamente resulta decepcionante en el espacio que mencionas, pero sobretodo en el humano en donde el protagonista es la copia de algo ya visto y Mako, el reflejo del mismo. Hay escenas imprescindibles y otras que debieron quedarse, aun sin embargo es una película recomendable por sus efectos visuales y socarronería. Confieso que en un momento me recordó a “Blade Runner” con sus calles maltrechas y curiosos a la deriva.

    Saludos.

    1. Muchas gracias por el comentario. Efectivamente, hay escenas en las que el Hong Kong de Pacific Rim recuerda al Los Angeles de Blade Runner. Sin duda, es un buen homenaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *