Cortometrajes

Mama

MamaDavid Pirtskhalava, a quien entrevistamos con ocasión de su participación en el Festival de Cine de Locarno, ha escrito y dirigido Mama, cortometraje ganador del Pardino d’Oro al Mejor Cortometraje Internacional. David había escrito hasta la fecha guiones de varios cortometrajes y de un largometraje. Mama supone, por tanto, su salto a la dirección, sin ser el mejor de los cortometrajes de la sección

La historia da comienzo en el momento en que el padre de Lado ha vuelto a casa, después de una larga ausencia. Sin dar respuestas por su ausencia, el padre se marcha de nuevo y Lado continúa robando en la calle. Haciendo uso de un estilo sencillo y a través de un guion simple en apariencia, Pirtskhalava ha sido capaz de atrapar diferentes ideas que giran en torno a la fragmentación y el abandono de la familia, la imagen que queremos proyectar ante los demás, el arrepentimiento después de delinquir y la reconciliación entre un padre y un hijo, que el director no nos muestra directamente y que se desprende de los actos de Lado.

Si David Fincher plasmó en Gone Girl la idea de la imagen que una pareja quería proyectar ante el resto de la sociedad, David Pirtskhalava ha conseguido recoger parte de esa idea, con alguna diferencia. Aquella pareja se terminaba mostrando idílica ante el resto de la sociedad y, sin embargo, albergaba una realidad llena de fisuras, quebrada, frágil. Es el empeño en ocultar las miserias, con la tendencia a barrerlas debajo de la alfombra. Aquí, sin embargo, la necesidad surge del empeño del padre en mantener ante su hijo la dignidad intacta, ocultando lo sucedido. Es la fragilidad de su hijo la que en este caso se encuentra en juego y la fortaleza de él ante el pequeño, expresada a través de su vuelta triunfal, como un héroe.

MamaPirtskhalava no muestra qué motivó la marcha del padre de Lado, dejando solos tanto a él, como a su hermano y a su madre. Mama conecta la situación personal de Lado, al delinquir, directamente con su pasado y su presente. La ausencia de la figura del padre. La fragmentación familiar. Un hijo que busca a su padre. Es Lado quien grita desesperadamente a su padre, igual que lo hace ese niño al que solo oímos mediante una voz en off, como si fuera la voz del propio protagonista. El hecho de que Pirtskhalava no muestre al pequeño gritando y solo le oigamos en off, dejándolo fuera de campo, cumple un efecto de eco hacia el exterior del sufrimiento interno que atraviesa Lado. Ese pequeño es un espejo sobre el que el propio protagonista, de repente, se ve reflejado, haciéndole tomar conciencia de las consecuencias tan dramáticas que podrían tener sus actos sobre esa familia. De esta forma, al recular Lado, lo está haciendo por sí mismo y encontramos ahí un acto de reconciliación consigo mismo, pero también con su padre ausente.

Raúl Liébana

Un comentario para “Mama”


Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios