Críticas

Una Presencia Inefable

Magnifica Presencia

Magnifica presenza. Ferzan Ozpetek. Italia, 2012.

cartel presenzaFerzan Östpetek es uno de los actuales directores italianos (de origen turco) más reconocidos en el ámbito cinematográfico europeo. A lo largo de su trayectoria ha conseguido que el espectador identifique sus films, a través del reconocimiento de un universo pleno de constantes características propias, generalmente se trata de películas corales (varios personajes, varias subtramas), con seres marginales, que bien pueden ser transexuales, homosexuales, inmigrantes, prostitutas, que curiosamente conforman una especie de familia, en cuyo núcleo todo es perfectamente comprensible, y en donde las situaciones más inusuales tienen lugar, además de la presencia infaltable de la comida o de  la cocina, alrededor de la cual se centran muchos de los eventos. Como buenos ejemplos basta mencionar Las hadas ignorantes (Le Fatti ignoranti, 2001), y las más recientes No basta una vida (Saturno Contro, 2007) y Tengo algo que deciros (Mine vaganti, 2010), para entender que estamos frente a películas personales que poseen caracteres universales, visiones ideales del mundo que se asemejan a las propuestas por Pedro Almodóvar en España o François Ozon, en Francia, mundos en los que cada uno puede expresar abiertamente lo que es.

magnifica1Su más reciente trabajo, Magnifica presencia, noveno film de su brillante trayectoria, está poblado de estos elementos; en esta ocasión, alejándose del drama y dándole a la historia un tono de comedia, Öspetek mezcla sorprendentemente algunos  elementos del género de suspense para contar una historia sobre fantasmas.

El relato se ubica en la Roma actual, con Pietro (proveniente de Catania), como personaje principal, joven gay, que labora como panadero por las noches y cuya mayor pasión es llegar a convertirse en actor. El personaje parece sacado de las mejores comedias de Frank Capra. Pietro no es un héroe, aparentemente todo le sale mal, está solo en la ciudad, únicamente cuenta con una prima, ayudante de abogacía, lunática y llena de confusiones sentimentales. En lo que parece una racha de buena suerte, Pietro puede arrendar la casa de sus sueños, un apartamento de época, al estilo de los años 40, en el barrio romano de Monteverde, que ejerce sobre él  una particular fascinación; la sorpresa y el núcleo del film se encuentran entre las paredes de esa curiosa construcción.

magnifica2La habilidad para crear y poner en escena delicadas e intrigantes historias es una de las habilidades del director, y esta ocasión no parece ser la excepción. Los personajes resultan gratos y creíbles, a pesar de lo inverosímil de la situación. El humor y unas interpretaciones sólidas de los actores secundarios ayudan enormemente para reafirmar lo surrealista del planteamiento, que no deja de lado el leit motiv del cine de Öspetek, la combinación de muerte y homosexualidad, elementos inevitablemente presentes, ya que lo gay es una presencia infaltable en su cine. El protagónico, Elio Germano, ofrece una interpretación que se antoja indulgente, como una  forma de reivindicar “esa debilidad”, que le permitirá ser testigo de la magnífica presencia que se menciona en el título del film. Un personaje que, a pesar de estar lleno de fijaciones, no utiliza una máscara para ocultar sus emociones y que prefiere la soledad como manera de cultivar sus propias pasiones, a pesar de estar consciente de que dentro de la moderna sociedad, la debilidad y la fragilidad no funcionan.

magnifica3 El desarrollo de la trama consigue el interés del espectador, debido a su buen manejo, Pietro es un personaje para quien la homosexualidad ya no es motivo de rechazo social ni constituye un problema importante, ahora el problema es universal: la soledad, la necesidad de tener a alguien con quien compartir la vida, el llegar a ser alguien; un soñador tímido que, a propósito, se aleja de la socialización propia de los ámbitos homosexuales para perseguir sus ideales.

La dirección de arte tiene un rol fundamental, la personificación tan teatral de los fantasmas de la casa, aunado a un sutil uso de la iluminación, añaden el halo de misterio necesario alrededor de estos peculiares personajes.

Magnifica4 El guión, escrito por el mismo director en coautoría con Federica Pontremoli, posee por momentos diálogos dignos de ser recordados, y parece una versión libre de Seis personajes en busca de autor, de Luigi Pirandello. Además de que es posible reconocer una serie de citas y tributos al cine que toman la forma de guiños al espectador, entre otros, las escenas en el teatro hacen pensar en El último metro (Le dernier metro, 1980), de François Truffatut ; es factible darse cuenta de que uno de los personajes travestis rememora, en su aspecto y ademanes, a Marlene Dietrich, y que el personaje de Platinnette  tiene un enorme paralelismo con personaje del Coronel Kurtz de Apocalypse now (1980), de Francis F. Coppola.

La banda sonora, como en toda la filmografía de Öspetek, cumple ampliamente su función, esta vez está compuesta por Pasquale Catalano y orquestada por él mismo y por Giuseppe Sasso. Se incluye, también, la participación de la diva turca del pop Sezen Aksu, quien resulta toda una sorpresa, además de una versión de Perfidia interpretada por Nat King Cole (que Wong Kar Wai incluyó como parte de su excelsa Con ganas de amar / In the Mood for Love, 2000); Tutt’al piú interpretada por Patty Pravo I Wish I Did Not Love You So, en la voz de Betty Hutton,  que resultan también muy apropiadas para la generación de las atmósferas del film.

Más que una historia de fantasmas, Magnífica presencia es una reflexión entre la realidad y la ficción, entre la vida y el arte, una obra indecisa entre dos géneros, que propicia una sonrisa en el espectador. La película ha obtenido ocho candidaturas al Donatello 2012, entre ellas la de mejor dirección.

 

Ficha técnica:

Magnifica Presencia (Magnifica presenza),  Italia, 2012.

Dirección: Ferzan Ozpetek
Guion: Ferzan Ozpetek, Federica Pontremoli
Producción: Fandango / Faros Film / Rai Cinema
Fotografía: Maurizio Calvesi
Música: Pasquale Catalana
Reparto: Elio Germano, Margherita Buy, Vittoria Puccini, Beppe Fiorello, Andrea Bosca, Alessandro Roja, Paola Minaccioni, Cem Yilmaz, Ambrogio Maestri, Claudia Potenza, Bianca Nappi, Massimiliano Gallo, Gianluca Gori

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.