Críticas

Una comedia actual

Maggie’s Plan

Rebecca Miller. EUA, 2015.

maggiesplan_cartel

La novelista y realizadora Rebecca Miller escribe y dirige Maggie’s Plan, en un intento por acercarse de lleno a la comedia romántica, siendo sus primeros trabajos mayormente inclinados hacia el melodrama, lo que se puede apreciar en cintas como Intimidades (Personal Velocity, 2002) o Nunca te dejaré (The Balad of Jack and Rose, 2005). Ya en su más reciente trabajo, La vida privada de Pipa Lee (2009), se vislumbran tintes del nuevo género que interesa a Miller, sin embargo, es hasta esta ocasión, con Maggie’s Plan, en que vierte todo su ingenio y atención en crear una divertida comedia: por un lado, en ciertos fragmentos al estilo screwball –subgénero norteamericano de los años 30 y 40-, por el otro, con claros remitentes al cine de Woody Allen, pero además, con definidos aspectos del cine independiente contemporáneo, como sería el de Noah Baumbach (Frances Ha, 2012; Mientras seamos jóvenes, 2014).

maggies_plan_película

Y es en este último concepto en el que Miller intenta enfocarse, desea lograr un filme que nos plantee la problemática actual tan común en las sociedades urbanas, situando la historia en la icónica ciudad de Nueva York -con todo el simbolismo y peso que ello ya tiene-, narrando asimismo, cómo en esa vorágine citadina las conexiones interpersonales se tornan cada vez más complicadas, y las parejas encuentran una serie de obstáculos para lograr consolidar relaciones duraderas, resaltando el personalismo y la soledad que se han vuelto más tangibles en las historias que se cuentan últimamente.

Maggie's PlanDefinitivamente, el mayor acierto es la elección de Greta Gerwig –la acostumbrada musa de Baumbach- para el papel de Maggie; siendo ya un ícono en el cine independiente, es quien sostiene de cierta forma en su interpretación el peso del argumento. Se podría decir que ella en sí misma es ya un subgénero, con un personaje definido y consolidado; a pesar de los matices o cambios que requiera el rol en cuestión, su actuación siempre va en el mismo sentido, su caracterización consta de los mismos tipos de movimiento, del estilo tan particular de vestir, de su forma irregular de caminar, y en Maggie’s Plan no se da la excepción, porque Greta utiliza todos estos aspectos para dotar a su personaje del ingenio y atractivo tan natural, ingenuo y desenfadado, al que nos tiene acostumbrados.

Por supuesto que habrá quien encuentre trillados los pocos cambios o matices que la Gerwig imprime en sus roles, sin embargo, hay papeles que ciertamente le quedan pintados, y éste en definitiva, es uno de ellos. Maggie es una chica que no logra mantener una relación por más de seis meses, así que ante el inminente paso de los años, toma la decisión de conseguir un donante de esperma para concebir y criar un hijo ella sola. Sin embargo, mientras está en esos menesteres, conoce a John (Ethan Hawke), un profesor de la Universidad, casado con una exitosa colega, Georgette (Julianne Moore), lo que viene a trastocar todos sus planes.

maggies_plan_imagen Entre los tres se formará un curioso y peculiar triángulo ¿amoroso? que será lo que mantenga al espectador entretenido durante la cinta. Sin duda, la primera parte es la que posee mayor fuerza, más estructura y atractivo. Ya para la segunda mitad, el filme va perdiendo eficacia, lo que saca ligeramente de concentración a la audiencia.

maggies_plan_crítica No obstante, las actuaciones son graciosas y mantienen a flote la película, porque definitivamente, cada uno está muy bien en su papel; Ethan (Boyhood, 2014) logra a la perfección que su personaje nos parezca un niño personalista y mimado, que busca que otros le resuelvan la vida sin tomar responsabilidad en sus manos, tan cambiante y caprichoso que por supuesto provoca risa. Y tenemos asimismo a Julianne Moore (Siempre Alice, 2014), dotando a Georgette de una personalidad fría y despiadada, totalmente centrada en sí misma, con un acento y una caracterización que resultan extravagantes y divertidos. Y Greta, como una Maggie tan inocente como idealista, que quiere ayudar a todos, pero también controlar todo, intentando tomar el destino en sus manos, y no sólo el propio, sino también el de los demás, para después percatarse de que hay cosas que no se pueden ni deben tratar de controlar.

maggies_plan_imagenEl argumento de Maggie’s Plan no deja de tener ciertos bemoles, sobre todo hacia la segunda parte, pero en general, cumple bien su cometido de comedia romántica, con giros inesperados, dándole la vuelta a la estructura típica del género, lo cual se agradece. Además, funciona como un fidedigno testimonio de los tan frecuentes síntomas y apuros de las relaciones en la posmodernidad, como la inmadurez, la falta de compromiso, el egocentrismo y el aislamiento, situándonos en la ciudad como un lugar de desencuentro. En tiempos donde la gente es exitosa profesionalmente -en este caso grandes profesores o académicos-, pero con enormes fallas en lo íntimo y personal, son capaces de dar conferencias, plantear sus posturas, hablar ante grandes audiencias con absoluta seguridad y autoestima, pero con deficiencias para autodefinirse y conocerse a sí mismos, sumergidos en una adolescencia largamente prolongada.

Evidentemente, estamos en una época en que las personas se vuelcan hacia el exterior, dejando el interior bastante descuidado, y el cine, como testigo indudable de la historia, está dejando por lo tanto, una consistente y clara constancia de ello.

 

Ficha técnica:

Maggie’s Plan ,  EUA, 2015.

Dirección: Rebecca Miller
Guion: Rebecca Miller
Fotografía: Sam Levy
Música: Michael Rohatyn
Reparto: Greta Gerwig, Julianne Moore, Ethan Hawke, Travis Fimmel, Bill Hader, Maya Rudolph, Alex Morf, Jackson Frazer, Mina Sundwall, Leetopher Scott, Tommy Buck, Monte Greene

3 opiniones en “Maggie’s Plan”

  1. No es mala, pero tampoco brillante. Arranca con un tema que es el embarazo programado, pero luego deriva a otra cosa. Medianamente divertida pero un poco confusa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *