Críticas

La versión definitiva

Los Miserables

Les Misérables. Tom Hooper. Reino Unido, 2012.

los_miserables-cartelTom Hooper traslada la partitura de Alain Boubill y Claude-Michel Schönberg de los escenarios a la gran pantalla. A pesar de que su éxito con la oscarizada El discurso del rey (The King’s Speech, 2010), le dotaba de los galones necesarios para encarar tan majestuoso reto, las expectativas iban acompañadas de cierto recelo y desconfianza. Teniendo relativamente reciente la discreta aceptación que tuvo la versión de Bille August (Les Misérables, 1998), su propuesta musical ha sido aceptada de buen grado por crítica,  fans y hasta muchos antifans del género.

A priori, quien está plenamente preparado para lo que va a ver es aquél que ha visto la representación en los teatros. El resto debe saber que no es éste un musical convencional, ya que las canciones se suceden a modo de diálogos y su función narrativa es primordial, en un argumento que, basado en la obra magna de Victor Hugo, es una sucesión de situaciones melodramáticas en las que la canción recibe todo el peso del guión.

El director no recurre a nada más para desarrollar su argumento. Apenas hay diálogos en el film. De ahí lo arriesgado de su versión y su valentía al combinar con extremismo primerísimos planos de cinco minutos de duración con picados y contrapicados de unas localizaciones escogidas con gran acierto por la diseñadora de producción, Eve Stewart.

Les MiserablesLos exteriores, rodados en Francia e Inglaterra, nacen de las descripciones de la novela y ayudan a mantener la tonalidad dramática de la acción, mientras que algunos decorados, como las Bastillas, resultan un guiño a los utilizados en las representaciones teatrales.

La impresionante primera escena, rodada en el histórico muelle de Portsmouth, con su opulento diseño artístico, empequeñece al espectador. El elefante de la Bastilla y los decorados de la ciudad de Toulon, nos llevan a la conclusión de que el trabajo de Stewart es la esencia del film  y nos ofrece una puesta en escena digna de la majestuosidad de su partitura.

les_miserables_3El vestuario de Paco Delgado, inspirado en la época, representa acertadamente las diferencias entre las clases sociales de entonces, durante treinta y tres años. Los uniformes de los oficiales y del clero contrastan con la ropa de los obreros y de los mendigos.

Hooper se ayuda de las sombras para sostener el tono melodramático del film y se adueña de los entreactos teatrales para establecer una clara separación de la acción en tres actos. La primera parte ofrece un ritmo vertiginoso, en el que la acción se sucede de manera más ágil que en los tramos posteriores del film. Quizá este contraste de ritmo narrativo sea el único elemento que desentone en el film, puesto que la agilidad del relato que proporcionan las canciones en la presentación de los personajes protagonistas -Jean Valjean (Hugh Jackman), Russell Crowe (Javert) y Anne Hathaway (Fantine)-, se vive con una emoción distinta a la de la aparición del trío más joven.  La aceleración de la trama, en esta parte, perjudica la presentación del triángulo Marius-Cosette-Éponine (Eddie RedmayneAmanda SeyfriedSamantha Barks), hecho que provoca que uno no esté demasiado interesado en recibir sus interpretaciones, ni emocionalmente receptivo para el momento mágico y esperado por todo fan de la partitura de Boubill y Schönberg, de “On my own“.

La aparición en escena de Thénardier (Sacha Baron Cohen) y de su esposa (Helena Bonham Carter) resultan un respiro a tanto melodrama, y ofrecen el único y auténtico número musical de la película, con una sencilla coreografía de tono burlesco con la diferente y divertida Master of the house.

Les MisérablesGran parte del film se centra en los primerísimos planos de los protagonistas, que prácticamente acompañan la gran mayoría de las canciones. Hooper realiza un enorme ejercicio de contención técnica, depositando en sus actores el peso de las emociones que han de ser transmitidas. Su estilo con los encuadres, los planos, la profundidad de campo con la que nos deleitó en El discurso del rey, quedan patentes, pero en ocasiones nos parece que se encuentra en un segundo plano, y esa humildad técnica  sea probablemente una de las bazas del film. Otros directores con experiencia en el género musical del cine contemporáneo, como Bazh Lhurman o Rob Marshall, difícilmente habrían sabido ejercer esta contención que no hace más que añadir elegancia al proyecto.

Hooper combina de manera efectiva los planos generales para abrir y cerrar el film, ofreciendo impactantes panorámicas. La cámara oscilará desde el aire hasta el suelo, acompañando a Jean Valjean hacia el monasterio, llevándonos hacia arriba para acompañar la posición de superioridad del oficial Javert. Para recoger la revolución, volvemos al suelo, a las barricadas y a las cloacas de la ciudad, con una gran disposición de los extras que apoyan al movimiento revolucionario. Les Miserables

La dirección de actores es uno de los elementos más destacables de Hooper. El acertado casting funciona a la perfección en el desarrollo de la partitura.

El actor que ha suscitado más controversia ha sido Russel Crowe. Si bien es cierto que su voz no alcanza el tono operístico del resto de sus compañeros, su interpretación de Javert ofrece unos primeros planos repletos de ira y contención que añaden una enorme fuerza interpretativa a su personaje, que acaba siendo de los favoritos del espectador. Crowe es también cantante de rock y su aporte musical a esta película es más que aceptable.

les_miserables_1Respecto a Anne Hathaway, su desgarradora interpretación en el plano secuencia de I dreamed a dream, remueve al espectador de manera impactante, provocando que estemos ante el mejor momento del film. El primerísimo primer plano de su rostro retorcido ante el dolor desvela una de las interpretaciones más impresionantes del año, convirtiéndose en el epicentro melodramático del film.

El desenlace no alcanza la emotividad pretendida y no le hace justicia a la mayúscula interpretación de Hugh Jackman.

Aún así, Hooper cierra con un gran epílogo una obra redonda que cumple con el clásico, con la partitura y con la herencia teatral sembrada durante estos años, en una película que reivindica la interpretación más curtida del versátil Hugh Jackman y el talento incontestable de Anne Hattaway, dentro de la magnificencia de un proyecto que rebosa una majestuosa armonía de principio a fin.

Trailer:

Ficha técnica:

Los Miserables (Les Misérables),  Reino Unido, 2012.

Dirección: Tom Hooper
Guion: William Nicholson
Producción: Working Title Films, Cameron Mackintosh Ltd.
Fotografía: Danny Cohen
Música: Claude-Michel Schönberg
Reparto: Hugh Jackman (Jean Valjean), Russell Crowe (inspector Javert), Anne Hathaway (Fantine), Amanda Seyfried (Cosette), Helena Bonham Carter (Madame Thénardier), Eddie Redmayne (Marius), Aaron Tveit (Enjolras), Sacha Baron Cohen (Thénardier), Samantha Barks (Éponine), Daniel Huttlestone (Gavroche)

3 opiniones en “Los Miserables”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.