Críticas

Libros y valentía

La librería

The Bookshop. Isabel Coixet. España, 2017.

Isabel Coixet adapta la novela homónima de Penélope Fitzgerald sobre una mujer que ama la lectura y trata de abrir la primera librería en un pueblo costero británico. Situada en la década de los cincuenta, en tiempos de la novela distópica Fahrenheit 451, de Ray Bradbury (1953), La librería presenta un microcosmos social, en el que la lectura, como cualquier otra afición puede suponer un refugio para el alma, donde la soledad no existe, un mundo interior que podemos denominar hogar. Una apología de la lectura sería una interpretación superficial de esta historia, ya que el eje central de la trama es la importancia de seguir los dictados del corazón, a pesar de que el mundo entero se ponga en tu contra.

El elenco es uno de los puntos fuertes de la obra de la directora, ya que consiguen transmitir la sutileza psicológica de los personajes. Emily Mortimer da vida a Florence Green, la heroína que se embarcará en la empresa de abrir una librería como tributo a su fallecido esposo, con el que compartía su pasión por la lectura. Florence es una mujer sola, pero construye libro a libro la “Old House Bookshop” en una antigua casa de Harbour. Coixet dibuja los sentimientos con la sensibilidad visual que la caracteriza: Florence abre las cajas de mercancía, saca los libros y los coloca uno a uno en las estanterías hasta esbozar una sonrisa de satisfacción en su rostro. El lenguaje pictórico de La librería consigue reducir en imágenes, emociones que no se pueden explicar con palabras y que hacen que nos identifiquemos con la viuda cuando se le saltan las lágrimas al ver su librería terminada.

Las historias que relata la filmografía de la barcelonesa están marcadas, en su gran mayoría, por personajes femeninos que se enfrentan al drama. Como en el caso de Florence Green,  una mujer fuerte y valiente que siente la determinación de cumplir su sueño para mantener vivo el recuerdo de su marido a través de la lectura. La soledad de Florence es compartida con la del señor Brundish, interpretado por Bill Nighy, un extraño personaje que vive recluido en su gran finca, leyendo libros, y sobre el que circulan los rumores y misterios por el pueblo. El señor Brundish ayudará, como en el relato más clásico, a la heroína Florence a enfrentarse a la malvada reina mala, que es Violet Gamart (Patricia Clarkson), una mujer con poder e influencia que no soportará la idea de que haya una filántropa más en su pueblo. La ignorancia de Florence ante la maldad de la gente no preverá el dramático final.

La estética baila entre la puesta en escena de Wes Anderson y una ambientación que nos recuerda a Woody Allen, con la banda sonora de jazz de los años cincuenta y una voz en off que narra el omnipresente devenir de la historia. La rigidez social y la cultura del cotilleo se enfrenta al poder de los libros como ventana al mundo; Florence se presenta en sociedad con un recatado peinado recogido y su vestimenta acompaña el gris clima del pueblo costero, pero cuando Florence se encuentra entre sus libros o pasa la noche en vela, ensimismada con Lolita (Vladimir Nabokov, 1951), se suelta el pelo y su cara se ilumina con la cálida luz de la mesilla de noche. A su vez, el señor Brundish lee a la luz de la chimenea, en la intimidad de su solitaria mansión, y vive con miedo a salir al exterior. Violet, con su impoluta estética, representa ese orden establecido y poderoso que se mantiene implacable, retratada como una malvada de Disney, fumando con mirada calculadora, a través de la ventana de su residencia.

La librería es la historia de una mujer sola frente al mundo, descripción con la que la directora se ha sentido totalmente identificada y por lo que, quizá, necesitaba desmarcarse de su estilo para adaptar esta novela y realizar este exquisito drama con una fotografía que sale del contexto actual en el que se encontraban sus anteriores trabajos.

La trama es tan simple como efectiva, la búsqueda del hogar de Florence, la maldad sin medida de la antagonista, Violet, y la complicidad romántica con el hombre huraño. Lo que rescata la historia es el relato de Coixet, en el que, gracias a su sutileza característica, consigue conmovernos y contagiarnos esas ganas de amueblar nuestro interior con nuestras pasiones y armarnos de valentía para enfrentarnos al mundo.

 

 

Ficha técnica:

La librería (The Bookshop),  España, 2017.

Dirección: Isabel Coixet
Duración: 115 minutos
Guion: Isabel Coixet
Producción: Green Films / A Contracorriente Films / Diagonal Televisión / Zephyr Films / ONE TWO Films
Fotografía: Jean-Claude Larrieu
Música: Alfonso de Vilallonga
Reparto: Emily Mortimer, Patricia Clarkson, Bill Nighy, Honor Kneafsey, James Lance, Harvey Bennett, Michael Fitzgerald, Jorge Suquet, Hunter Tremayne, Frances Barber, Gary Piquer, Lucy Tillett, Nigel O'Neill, Toby Gibson, Charlotte Vega

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *