Críticas

Por el amor de un cacharro

La entrega

The Drop. Michael R. Roskam. EUA, 2014.

Cartel de la película La entrega“El cine negro siempre emerge en épocas de crisis”, dice Alberto Rodríguez, el director de La isla mínima. Parece tener razón, porque aparte de su propia película que en 62º Festival de San Sebastián obtuvo tres premios, se estrenó La Entrega (The Drop) y recibió el Premio del Jurado al Mejor Guión para Dennis Lehane. Efectivamente, la película fue una de las candidatas a la Concha de Oro, al igual que La isla mínima, y aunque ninguna de las dos hayan ganado el premio principal, ambas han recibido reseñas entusiastas y siguen atrapando al público en todo el mundo.

En la rueda de prensa en Zinemaldia 2014, el director de la cinta, Michaël R. Roskam, admitió que su película es “una búsqueda desesperada de la perdida inocencia” y añadió que su intención fue utilizar un nuevo planteamiento en las películas policíacas y films noirs, es decir, mientras fue fiel a la tradición, hizo hincapié en los elementos del trauma impulsados por el protagonista. Efectivamente, en el excelente plantel de actores cabe destacar a Tom Hardy, que desempeña de forma magistral el papel de Bob Saginowski, un reservado camarero que sirve bebidas en el bar de su primo Marv (James Gandolfini, en su última actuación). Bob va a misa diariamente en la vieja parroquia del barrio, pero nunca comulga. Es un hombre solitario, retraido y cerrado, pero a la vez sensible: cuando encuentra en la basura un cachorro de pitbull apaleado, le atiende y no solo se convierte en su nuevo dueño, sino que también está dispuesto a pagar un precio muy alto para quedarse con él. En la actuación de Tom Hardy, el lenguaje corporal de Bob y su manera de hablar, al igual que una dosis de torpeza en las relaciones interpersonales, denotan timidez y tal vez poca confianza en sí mismo. “Yo solo atiendo la barra”, dice. Sin embargo, cuando el camarero se envuelve en un turbio asunto relacionado con el crimen organizado, poco a poco cambia su manera de ser. ¿Es Bob lo que parece, un ser inofensivo e inocente?

The drop, fotogramaIndudablemente, el héroe del proyecto es su guionista Dennis Lehane. No es muy común conocer el nombre del guionista, pero en este caso es imprescindible: Dennis Lehane es un hombre detrás de grandes títulos, tales como Un trago antes de la guerra, Mystic River, Gone Baby Gone o Shutter Island. Estas novelas del escritor estodounidense han sido llevadas al cine, y han obtenido varios premios. También en este caso todo empezó con su relato breve, Animal Rescue. La productora Chernin Entertainment adquirió los derechos cinematográficos de Animal Rescue poco después de su publicación en una antología titulada Boston Noir, que Lehane también había editado. “El relato original gira en torno a un tipo que descubre a un pitbull maltratado en un cubo de basura”, explica Mike Larocca, productor de Chernin Entertainment. “Salvando a ese perro, desencadena una serie de complicaciones que cambian su vida. Al final, no se trata tanto de rescatar a un perro como de rescatar a un hombre”. La sorpresa vino al escritor cuando la productora le pidió convertir el relato en una película. Lehane admite que “ya estaba pensando en adaptarla, transformándola en su primer guión (…) porque estaba fascinado con la idea de la soledad. Casi nunca hablamos de lo devastadora que puede ser. Soy de la opinión de que mata a más personas que el cáncer. Así que partí de la idea de un tipo, Bob, que está extraordinariamente solo”.

La entrega, imagenLas escenas oscuras (en el bar, por la noche, en invierno, en interiores poco atractivos), el escenario urbano (Nueva York, el célebre barrio de Brooklyn), las imágenes perturbadores del crimen y violencia, los protagonistas desaprensivos y hastiados (los chechenians), una femme fatale, Nadia (Noomi Rapace, aunque en este caso más bien una mujer con la mala suerte de haber conocido a gente mala), acusaciones falsas y la traición (del primo Marv), una trama compleja, y por último, pero no menos importante, el código personal del protagonista (muy bien representado en el filme) son los elementos que constituyen el neo-noir, una redefinición del cine negro. La entrega es un exitoso representante de este género que parece estar experimentando un renacimiento.

Al final, la película nos deja con una incógnita dramática: ¿Realmente puede Bob ser rescatado? Lo dudamos, porque aunque gracias al cachorro Rocco, Bob vuelve a reincorporarse a la raza humana y relacionarse con el mundo que había dejado diez años antes, a la vez revela otro aspecto de su personalidad, el perturbador, para no decir más. ¿Será Nadia capaz de aceptarlo? Estas son las preguntas que cada uno de los espectadores tiene que considerar por su cuenta.

Para comentar sobre el cine negro he consultado: http://geekcentricity.com/the-elements-of-neo-noir/

Tráiler:

 

Ficha técnica:

La entrega (The Drop),  EUA, 2014.

Dirección: Michael R. Roskam
Guión: Dennis LEhane, basado en su relato breve Animal Rescue
Producción: Peter Cherning, Jenno Topping
Fotografía: Nicolas Karakantsanis
Música: Marco Beltrami, Raf Keunen
Reparto: Tom Hardy, Noomi Rapace, James Gandolfini, Michael Esper, Lauren Susan, Erin Darke, Morgan Spector, Chris Sullivan, Michael Aronov, Matthias Schoenaerts, Alex Ziwak, Danny McCarthy, John Ortiz, Elizabeth Rodriguez, James Frecheville

Karolina Ginalska

Graduada del Master en Crítica Cinematográfica de AULA CRÍTICA

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios