Críticas

Nunca nadie te querrá igual

La abuela

La abuela. Paco Plaza. España, 2021.

la_abuela_posterMucho tiempo pasó desde que Paco Plaza (Valencia, 1973) nos ofreciera su particular visión de la tercera edad. Una distorsión de la senectud y sus peculiaridades colindantes, narradas en el cortometraje Abuelitos (1999), siembran el germen de esta nueva propuesta.

“Con la idea de hablar de la vejez como un demonio que te puede poseer y te anula o de cómo el tiempo va erosionando tu personalidad”.

La madurada idea de Plaza junto al guion de Carlos Vermut (Madrid, 1980) estructura esta historia que esconde, bajo el peculiar sello del director, guiños a trabajos previos del guionista representados en  la escenografía. Sirva como ejemplo el poster de Magical Girl (2014) que aparece en un momento dado.

La concepción de familia, a modo de metáfora, trasciende tiempo y espacio. Mediante una historia aparentemente sencilla y un flashback revelador, el espectador tiene las claves para reconstruir las partes. Encajarlas como un puzle es su posterior cometido, desvelándose, de esta forma, la complejidad argumental aparentemente inconexa.

Notas claustrofóbicas en un melodrama que destila antigüedad se entremezclan con la vida de una moderna protagonista que busca infructuosamente un camino en el mundo de la moda. Una modelo en ciernes ve truncada su carrera antes de que esta despegue. Su abuela la necesita, irremediablemente.

la abuela 3

Las actrices que conducen el metraje protagonizan a nieta y abuela, interpretadas respectivamente por Almudena Amor (Madrid, 1994) y Vera Valdez (Río, 1936).

Amor, que previamente a su carrera interpretativa trabajó como modelo, entra en una espiral de pesadilla de la que no puede escapar, y Valdez, al codearse en su juventud con las altas esferas parisinas, muestra su particular belleza a pesar del tiempo transcurrido, no en vano fue modelo de Channel. Ambas representan las dos caras de una misma moneda; porte y elegancia obligan.

La expresión relajada y sonriente de la joven protagonista en su etapa francesa junto con los espacios abiertos llenos de luz y color contrastan con la llegada a España en la que van apagándose sus ilusiones al igual que sus gestos y la iluminación que incide sobre ella.

Pequeños y delimitados espacios son los que se brindan a una joven promesa de la moda que con el tiempo va quedando atrapada en su manifiesto destino.

El papel de Almudena interactúa con una Vera inexpresiva que apenas gesticula y mucho menos se comunica como lo haría el resto de los mortales.

A pesar de ello se construye entre ambas una relación de complicidad que mezcla la inocencia de la primera en pos de la dependencia de la segunda.

Papeles complejos son los que se reflejan en el guion de Vermut. A momentos desconcertante, consigue expresar ese terror fantástico, comedido y bien argumentado que particularmente tanto me gusta.

la abuela 1

Las canciones elegidas nos trasladan a otra época, a ese momento clave en el que todo cambió. El reloj marca las horas y delimita el tiempo. Este es precisamente el que juega en su contra. Salir de una situación que no va a mejorar es imposible… o quizá no.

Esta pesadilla, nominada a los Goya y presentada en los festivales de Sitges y San Sebastián, nos presenta al género predilecto del director. El temor a envejecer, visto desde la pátina del terror, circunscribe esta historia enmarcada en las paredes de un hogar del que es imposible escapar.

Planos delicados que rezuman ternura, como el momento en que la nieta lava a su anciana abuela en la bañera, se combinan con planos detalle, como el de los pies o el momento en que le da de comer, estos no hacen más que enfatizar la decadente situación. Aquí el director juega con un interesante claroscuro, enfatizando más, si cabe, estos momentos cotidianos, y ofrece un significado misterioso que mantiene en vilo al espectador, incrementando sus dudas entre la realidad y la ficción, en muchos momentos del metraje.

Un panorama desolador, aderezado con susurros fantasmagóricos, sume a la protagonista al descontrol más profundo dentro de su propia casa. Aflorando sus propios demonios, recuerda acontecimientos del pasado que la ayudan a entender algo más la situación en la que está inmersa.

la abuela 2

Un rodaje en plena pandemia también tiene algo de terrorífico. La incertidumbre se cierne sobre plazos, personas y localizaciones. Todo un reto.

Probablemente, estará disponible en las plataformas cuando acabe su paso por las salas de cine. Nos brindarán esta propuesta donde el peligro se instalará en nuestras casas y, como crisálida que desea volar, convertirá a la protagonista en mariposa, alcanzando otra vez la ansiada libertad y abriendo horizontes a nuevas posibilidades.

Bella y bestia, juventud y vejez, estos son los antagonismos con los que Paco Plaza nos mantiene en vilo. La belleza es efímera y un día se marchitará. El mismo espejo verá ambos rostros y reconocerá irremediablemente a la persona que refleja. Los ancestros viven en nosotros y no deberían arrinconarse de ningún modo. En esta sociedad cruel y despiadada deberíamos emular a El Rey León (Rob Minkoff, 1994), entendiendo en toda su magnitud la frase pronunciada por el babuino Rafiki  “El vive en tí”.

El desgaste físico y emocional que supone el cuidado de un anciano te va consumiendo. El desarrollo de la película invita a una reflexión que, gracias a esta poética metáfora, invoca a nuestra mente y corazón. Seamos capaces de entender este hecho en toda su magnitud.

Tráiler:

Comparte este artículo:

Ficha técnica:

La abuela (La abuela),  España, 2021.

Dirección: Paco Plaza
Duración: 100 minutos
Guion: Carlos Vermut
Producción: Coproducción España-Francia; Apache Films, Les Films du Worso. Distribuidora: Sony Pictures España
Fotografía: Daniel Fernández Abelló
Música: Fatima Al Qadiri
Reparto: Almudena Amor, Vera Valdez, Karina Kolokolchykova, Chacha Huang, Michael Collis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.