Reseñas de festivales 

Innocent Saturday

Innocent SaturdayEste film, desde el principio, pone las cartas sobre la mesa, prometiendo una trama con acción y suspenso. En la mañana del sábado 26 de abril de 1986, Valery se entera del accidente de la planta de Chernobyl. Luego de intentar escapar con su novia, sin éxito, termina preso en un círculo de engaños, negaciones y malentendidos con conocidos y amigos. El tiempo pasa y las posibilidades de escapar se vuelven cada vez más inalcanzables.

Y lo que en un momento prometía ser un relato casi histórico de un hecho tan desafortunado, o un documental, termina siendo el puntapié inicial para mostrar los vicios y bajezas de un grupo de jóvenes ambiciosos.

El lapso temporal del film son las 36 horas luego de la explosión en la planta, centrado únicamente en un grupo de amigos, quienes son un ejemplo perfecto para representar la tendencia humana a negar las catástrofes.

Aunque el paso del tiempo y la falta de reacción sean incómodos para el espectador, la trama está muy bien lograda, porque por momentos llega a crispar los nervios. Fácilmente quedamos inmersos en el mismo círculo vicioso en el que se encuentran los protagonistas.

Dentro de los recursos para lograrlo: planos muy cercanos de las caras de los jóvenes ebrios, música fuerte y estridente que tapa los diálogos, y movimientos de cámara veloces que hacen sentir el mareo y agobio de los protagonistas.

En cuanto a referencias históricas, muestra varias características interesantes de los últimos años de la Rusia comunista. Se nombran las dificultades para conseguir indumentaria, alcohol y hasta se cuestiona si continúa la prohibición de canciones en lengua extranjera.

Esta película formó parte de la sección dedicada al nuevo cine ruso en el festival Black Movie. La justificación de esta sección es que, aparentemente, en la Europa actual, es aún difícil tener acceso a estas obras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.