Críticas

Codicia y corrupción

Grupo 7

Alberto Rodríguez. España, 2012.

Grupo 7 aficheGrupo 7 es una película policíaca, muy castiza, pero a la vez con un toque americano, que recuerda a grandes series de este género como The Shield. Combina un buen guión, lineal, cronológicamente desarrollado, y su casting no arriesga en la previsión de los resultados de taquilla, gracias al tirón mediático de Mario Casas –que, en algunas ocasiones es sólo estrella, y, en otras, es más actor- y a la calidad que siempre otorga Antonio de la Torre. Casas, únicamente, se desenvuelve bien; cuando su personaje se torna violento, falla en su dicción en diversos momentos de la película. De la Torre compone un personaje turbio, con un pasado que iremos descubriendo poco a poco, permitiéndonos imaginar el tormento que oculta. Su rostro dialoga y conecta con el público, a pesar de apenas texto. Rafael (De la Torre) y Ángel (Casas) se disputan el protagonismo de la historia. Se aprecia la lucha de Casas por desencasillarse de su estela televisiva, pero su esfuerzo choca con las tablas de un De la Torre ya consagrado, que llena la pantalla con la sola profundidad de su mirada. Aún así, Casas da bien la réplica y logra convencer en algunos momentos del film.

De resto, del reparto destacan las interpretaciones de grandes secundarios como Joaquín Núñez, que añade el toque de humor y naturalidad a la película, Julián Villagrán, en el papel de yonki confidente, bien alejado de su reciente papel protagonista en Extraterrestre, de Nacho Vigalondo, y Lucía Guerrero, con un personaje breve, pero intenso. El talento de Imma Cuesta apenas se aprecia en un breve papel anecdótico, como esposa de Ángel. En una película con un claro predominio de los actores, el personaje de La Caoba (Estefanía de los Santos) se convierte en la pieza femenina clave.

Grupo 7Alberto Rodríguez firma con Rafael Cobos un guión que, en su puesta en escena, a veces recuerda a los escenarios de la multipremiada No habrá paz para los malvados, de Enrique Urbizu. Los bares, las casas y, en definitiva, los diferentes entornos que frecuentan los protagonistas nos muestran pequeños detalles del carácter de cada uno de los miembros del grupo 7.

Alberto Rodríguez consigue representar, con gran crudeza y verismo, la vida de una brigada de narcóticos de élite, desde 1987 hasta el año en que Sevilla, escenario de la película, albergó la Expo. La violencia aparece como el elemento vertebrador de la historia y de cada uno de sus personajes. Codicia y corrupción se mezclan en un camino hacia el ascenso y el reconocimiento del trabajo de un grupo de policías, obstinados en la limpieza de las calles de los barrios más conflictivos de la ciudad. La tensión y el acelerado ritmo del día a día de sus operaciones se ve atenuado por los momentos de humor, introducidos por el personaje de Mateo (Joaquín Núñez), que otorga al grupo y a ciertos momentos de la película, autenticidad y sencillez.

Grupo 7 fotogramaA pesar de ser una película de acción, es también una historia de personajes, en la que se intercalan, minuciosamente, los momentos personales y los laborales, mostrando pequeños indicios que nos permitirán formarnos un claro retrato de la personalidad de los protagonistas. El montaje consigue un tempo acertado, con una presentación bien estructurada de los personajes principales y secundarios, mientras la música de Julio de la Rosa se encuentra enteramente al servicio de la trama, incrementando la sensación de inquietud y acompañando el desarrollo de las historias en una perfecta sincronía.

La cámara regala a Casas una gran escena, aquella panorámica extensa del escenario, en el que los policías realizan una de sus operaciones antidroga. En medio, Ángel se siente fuerte y dominador de la situación, nada que ver con aquel personaje al que la cámara abandona en una de las primeras escenas de la película, en la que vemos, cómo su diabetes puede incapacitarle para el desempeño de su profesión.

Alberto Rodríguez consigue crear impactantes escenas de acción con grandes persecuciones y momentos de gran tensión dramática., como la que abre la trama, dejando entrever el estilo del film y la dureza de sus personajes, o aquella que la cierra, dejándonos con la sensación de haber cumplido nuestras expectativas. La venganza, los momentos vejatorios, tanto para la policía como para los presuntos culpables, reflejan el duro mundo de la corrupción, la droga y esa fina línea que se encuentra entre el deber, el honor y la necesidad.

Grupo 7 es una película dura, arriesgada, con unos personajes complejos y una violencia y brutalidad, que a ratos incomoda, pero que sirven de hilo conductor a un buen guión de intensidad continuada y, sobre todo, a una película bien interpretada, que ofrece un profundo retrato de este grupo de policías, en el que su director vuelve a apostarlo todo al número 7.

Grupo 7En la presentación del film en Barcelona, Alberto Rodríguez declaró que intentó en todo momento que la película fuera espectacular y que su acción fuera lo más creíble posible, señalando que sus actores habían hecho un gran esfuerzo físico, ya que realizan la mayoría de las secuencias de acción de la película. En todo momento, pretendió encontrar el equilibrio entre una película de acción y una película de personajes.

Por su parte, Antonio de la Torre comentó que las películas se cuentan solas, y quiso destacar a Mario Casas como estrella revelación del film. La nota de humor, la añadió al preguntar al público si había algún director en la sala que quisiera escribirle por fin, una escena de amor con Imma Cuesta, a lo que ésta respondió: Antonio, nuestra historia está aún por escribirse.

Tráiler:

Ficha técnica:

Grupo 7 ,  España, 2012.

Dirección: Alberto Rodríguez
Guion: Rafael Cobos y Alberto Rodríguez
Producción: Gervasio Iglesias y José Antonio Félez
Fotografía: Álex Catalán
Música: Julio de la Rosa
Reparto: Mario Casas, Antonio de la Torre, Inma Cuesta, José Manuel Poga, Diana Lázaro, Julián Villagrán, Joaquín Núñez

2 opiniones en “Grupo 7”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *