Reseñas de festivales 

Goodnight Mommy

goodnight-moomyLa imaginación de los niños siempre ocasiona cierto encontronazo con las barreras inamovibles del adulto. Lo que les pasa por la cabeza, lleno de estímulos y libre de pretextos y condicionamientos, puede llegar a causarnos mucho miedo. Sobre esta base se construye el segundo film de los directores austriacos Veronika Franz y Severin Fiala.

Los gemelos Lukas y Elias reciben a su madre en casa tras una operación de cirugía plástica. Tiene la cabeza vendada y necesita mucho descanso. Su comportamiento es frío, distante y más estricto de lo normal. Con el paso del tiempo, los hermanos empiezan a preguntarse si esa persona que regresó del hospital es su verdadera madre. Harán todo lo necesario para descubrirlo.

La cinta planea muy bien en el clima de tensión y suspense, en un avance paulatino dentro de la rutina en el interior de la casa. Poco a poco, cuando el planteamiento inicial se va distorsionando y la atmósfera enrarecida traspasa la pantalla, toma protagonismo la violencia. Es inevitable recordar Funny Games del también austriaco Michael Hanneke, por su frialdad y brutalidad en su puesta en escena o Inseparables (David Cronenberg), por la relación y vínculo emocional enfermizos de los gemelos. Lástima que la resolución final de Goodnight Mommy se aleje y rompa demasiado con la sutil y elegante composición visual y ritmo narrativo de los que hace gala a lo largo del film.

 

Mención Especial de la Crítica / Premio Méliès de Plata al Mejor Largometraje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.