Cinerama

Entrevistas: 

Entrevista a Sergio Oksman, director de la película O futebol

Sergio OksmanDe origen brasileño, Sergio Oksman (1970) estudió periodismo en São Paulo y cine en Nueva York. Se encuentra afincado en Madrid desde 1999. Su trayectoria está ligada al documental y Elías Querejeta llegó a producir seis de sus documentales. Es fundador de la productora Dok Films y después de Una historia para los Modlin (2012), ganadora del Goya al mejor cortometraje documental en 2013, ha presentado en la pasada edición del Festival  de Cine de Locarno su largometraje O Futebol, que se proyectó como World Premiere. Película clave y esencial para entender la Sección Oficial de Locarno y lo que está sucediendo con el cine español, aborda la relación entre un padre y su hijo, y el destino totalmente inesperado que aguarda a ambos, todo ello utilizando como telón de fondo el Mundial de Fútbol que se celebró en 2014 en Brasil. EL ESPECTADOR IMAGINARIO ha hablado con Sergio Oksman acerca de su deslumbrante O Futebol.

Raúl Liébana (RL): O Futebol es su primer largometraje presentado en Locarno y, además, lo hace en Competición Oficial ¿qué le ha parecido la acogida?

Sergio Oksman (SO): La película fue bien recibida en Locarno. Sin embargo, en un festival de estas dimensiones, y considerando los directores con los que compartíamos cartel, a uno le cuesta sacar conclusiones.

RL: La película se encuadra dentro del género de documental, pero esto es algo que cuesta distinguir en este caso, ya que la ficción aquí también cobra importancia. ¿Cómo se plantea estas cuestiones a la hora de realizar sus películas?

O futebolSO: Desde el principio imaginamos esta película como una ficción… es decir, como una película con dos personajes, una estructura férrea, una cronología clara y, sobre todo, unas reglas formales muy estrictas y preconcebidas. Planteamos un método previo antes de rodar, un listado de limitaciones y reglas que, pasara lo que pasara, la película debía respetar y cumplir hasta el final. En el fondo, hay que aclararlo, no queríamos rodar nada excepcional, sino atrapar la rutina, simplemente; es decir, capturar el tiempo en el que no pasa nada entre dos personajes, mientras se celebra un gran evento futbolístico. Sí, era un método para atrapar el tedio…  Lo que ocurrió fue que frente a este método, la realidad apareció con toda su fiereza, absolutamente salvaje, con la muerte imprevista de mi padre.

RL: ¿A partir de qué idea comienza a construir su película y cómo se va desarrollando ésta durante ese imprevisible rodaje?

SO: El fútbol era un ejemplo de una cierta metodología. Y eso nos gustaba. Un juego azaroso, en el que las reglas están perfectamente escritas: un rectángulo verde, un tiempo limitado, unas normas estrictas, dos equipos…

RL: En este sentido, ¿el equipo técnico fue muy reducido?

SO: Sí, los que podían caber en el pequeño coche del protagonista.

RL: O Futebol toma como punto de partida lo real, para adentrarse en otros terrenos, pero ¿cómo afecta todo eso al rodaje?

SO: En el fondo, la película surge de una tensión entre el absoluto control planteado previamente por el cineasta y la realidad que siempre se manifiesta salvaje e incontrolable. La película persevera en ciertas decisiones formales (de emplazamiento de cámara, de movimiento, de distancia), independientemente de cómo el azar irrumpe a lo largo de los días. Y no cambia, sigue igual. Pero ahí hay algo que se quiebra: entre la tenacidad del cineasta y lo salvaje de la realidad. La película es el resultado de esta tensión. Por eso resulta difícil decir si la película es una ficción o un documental. Supongo que el rigor previo correspondería a la ficción y que la vida incontrolable corresponde al documental, pero la división no es tan clara, ni mucho menos. A veces, es la realidad la que parece querer construir una historia, y el rigor, el que trata de desactivarla. De ahí lo interesante, claro.

RL: Por último, ¿cómo se planteó, con todo el material obtenido en rodaje, el montaje final de la película?

SO: A Carlos Muguiro y a mí, que escribimos la película, sobre todo en montaje, nos sorprende que se reciba como el ensamblaje de fragmentos tomados tal cual de la realidad. Nada más equivocado: se trata de una construcción total, en la forma y en lo que se narra. Yo diría que O Futebol es un trabajo mucho más construido que A Story for the Modlins, aunque en este último, el artificio sea más aparente.

Raúl Liébana

 

3 comentarios para “Entrevista a Sergio Oksman, director de la película O futebol


Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios