Críticas

Un asesino no necesita protección

El otro guardaespaldas

Otros títulos: Duro de Cuidar.

The Hitman's Bodyguard. Patrick Hughes. EUA, 2017.

¿Qué opinarías si te dijera que Samuel Jackson suma una estrella más dentro de su gran filmografía, encarnando a un personaje que mezcla su reciente trabajo en Kingsman: servicio secreto (Kingsman: The Secret Service, Matthew Vaughn, 2014) con aquel de Pulp Fiction (Quentin Tarantino, 1994)? ¿Y si a eso le sumáramos a Ryan Reynolds, que vive su mejor momento desde que el año pasado se convirtiera en Deadpool (Tim Miller, 2016)? Muy bien, los dos personajes, envueltos en una historia de mercenarios, guardaespaldas, Interpol, conflictos internacionales y situaciones cómicas dan como resultado Duro de cuidar.

Patrick Hughes regresa con Duro de cuidar, una comedia de acción, luego de dirigir Los Mercenarios 3 (The Expendables 3, 2014) con varios aciertos y algunos errores que no afectan de gran manera el resultado final del filme. Y con una elección con respecto al estilo que exhibe la película, donde se puede apreciar algo que se viene viendo desde hace ya algunos años, quizás recordando el estilo fotográfico de 300 (Zack Snyder, 2007), muy cercano a convertir la pantalla en las viñetas de un cómic. Ello es muy bien utilizado para exacerbar las características de los personajes de Jackson y Reynolds, aunque también actúa sobre la impecable interpretación de Salma Hayek.

Ya desde su cartel promocional, Duro de cuidar apela a la nostalgia que luego se ve plasmada en la cinta. Es que la similitud con el utilizado para promocionar El Guardaespaldas (The Bodyguard, Mick Jackson, 1993), en el que Kevin Costner alza a Whitney Houston, se replica con Ryan Reynolds haciendo exactamente lo mismo con Samuel Jackson, con un fondo y coloración idénticos. Ello también es utilizado en el trailer, donde escuchamos la famosa canción de Whitney Houston que se hiciera famosa a través de su banda de sonido, I will always love you. Y esto no es casualidad, ya que el filme, siguiendo la línea que iniciaron Guardianes de la galaxia (Guardians of the Galaxy, James Gunn, 2014) y Deadpool, por citar algunos ejemplos, tiene momentos dignos de películas de diferentes décadas pasadas, como los 80 y los 90. Hay que decir que en algunas oportunidades, esto puede resultar confuso y afectar un poco el estilo, pero ese aspecto cómico que comentaba en el párrafo anterior hace las veces de nexo para no perder el hilo de interés.

Hablar de Samuel Jackson en la actualidad es hablar de toda una entidad dentro del cine de Hollywood. Habiendo interpretado personajes tan disimiles como Mace Windu en la trilogía que se inició con Star Wars: Episodio I . La amenaza fantasma (Star Wars: Episode I. The Phantom Menace, George Lucas, 1999), Nick Fury en Los Vengadores (The Avengers, Joss Whedon, 2012) o Marquis Warren en Los odiosos ocho (The Hateful Eight, Quentin Tarantino, 2015), Jackson demuestra que tanto su nivel de actuación como su carisma se encuentran intactos a sus 68 años. En contrapartida, el caso de Ryan Reynolds es diferente, ya que luego de haberse bancado de excelente manera el hecho de protagonizar en solitario Buried (Enterrado, Rodrigo Cortés, 2010), su carrera pareció estancarse (quizás luego de su fracaso en Linterna Verde (Green Lantern, Martin Campbell, 2011), que tuvo una muy mala recepción, pero tomó impulso real al dar vida a Deadpool el año pasado, convirtiéndose en uno de los actores del momento. Reynolds se confunde con los gags de Deadpool, con un humor que recuerda mucho al mutante rojo de Marvel. También se destacan los trabajos de Gary Oldman y Salma Hayek, en el caso del primero, dando vida al primer ministro de Bielorrusia, un papel que desencaja un tanto con el tono cómico del filme, y encontrando en Hayek un pivot humorístico ideal e inesperado.

Esta tendencia de historietizar los filmes de acción se está haciendo cada vez más evidente en el cine actual, no solo desde el rubro fotográfico, pero sí comportando todo un estilo que comprende la música, las actuaciones y el montaje, resultando en un tipo de obra que cada vez se populariza más.

Ficha técnica:

El otro guardaespaldas  / Duro de Cuidar (The Hitman's Bodyguard),  EUA, 2017.

Dirección: Patrick Hughes
Duración: 118 minutos
Guion: Tom O'Connor
Producción: Millenium Films, Cristal Pictures
Fotografía: Jules O'Loughlin
Música: Atli Örvarsson
Reparto: Samuel Jackson, Ryan Reynolds, Gary Oldman, Salma Hayek, Joaquim de Almeida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *