Críticas

Ángeles de la guarda, dulce compañía

El origen de los guardianes

Rise of the Guardians. Peter Ramsey. EUA, 2012.

rise-of-the-guardians-cartelMientras miraba El origen de los guardianes (el segundo film de Dreamworks del año 2012, luego de Madagascar 3: De marcha por Europa, Madagascar 3: Europe’s Most Wanted, Eric Darnell, Tom McGrath y Conrad Vernon), pensaba si los avances tecnológicos en la cinematografía pueden afectar de alguna manera la imaginación de los niños. Recordaba que cuando yo era chica, la imagen que tenía de Papá Nöel o del Conejo de Pascuas era bastante personal. Era el fruto, principalmente, de mi imaginación y no de la de un grupo de animadores talentosos.

El origen de los guardianes está protagonizado por cuatro personajes de leyendas populares: Santa Claus (North), el Conejo de Pascuas (Easter Bunny), el Hada de los Dientes (Tooth) y Sandman (Sandy). Ellos fueron elegidos por el Hombre de la Luna como guardianes de los niños, porque su misión es protegerlos con sus propias vidas.

La armonía con la que los guardianes ejecutan sus tareas, cada noche (como es el caso del Hada de los Dientes y Sandman) o en una noche particular del año (en Navidad y en Pascuas, por ejemplo) se ve afectada por la intrusión del Hombre de la Bolsa, también conocido como Cuco, Bogeyman o Pitch. En el medio de este conflicto hace su aparición un quinto guardián no asumido: Jack Escarcha (o Jack Frost). Este nuevo guardián: joven, guapo y querido, como un Justin Bieber animado, se lanza a la aventura de indagar en su pasado para comprender su misión en el mundo.

El efecto 3D puede llegar a cambiar la experiencia cinematográfica en las historias animadas, donde abundan los personajes voladores, y los movimientos de cámara siguen su recorrido. El origen de los guardianes cuenta con Santa en su trineo, con el Hada de los Dientes volando a una velocidad de colibrí y con Jack Frost cruzando cielo y tierra, dejando estelas de nieve y escarcha a su paso. También Sandman nos baña con su arena mágica, y es así como abundan las tomas en donde el 3D se luce y nos deja encantados. Hay también exceso de gente y cosas que vuelan, y las primeras escenas nos pueden llegar a sobresaltar, pero al cabo de una hora se pierde un poco el encanto.

rise-of-the-guardians-3En la estética general del film abundan los colores fuertes. A pesar que a veces pecan de excesivos, tienen la función de facilitar el reconocimiento de escenas alegres o de personajes agradables (por ejemplo, los tornasoles de Tooth o los rojos intensos de Santa), en contraposición del negro y marrón que caracteriza a todo lo relacionado con Pitch.

Aunque Peter Ramsey debutó en la pantalla grande con este film, este debut consiste sólo en la dirección, ya que cuenta con casi veinticinco años de experiencia en la producción artística de películas tan exitosas y complejas como Minority Report (Steven Spielberg, 2002), El club de la lucha (Fight Club, David Fincher, 1999), Cómo ser John Malcovich (Being John Malcovich, Spike Jonze, 1999), Godzilla (Roland Emmerich, 1998) y Hombres de negro (Men in Black, Barry Sonnenfeld, 1997). Esto podría explicar que para su primer film haya dispuesto de un presupuesto tan alto como para cubrir un elenco con actores, tales como Hugh Jackman, Alec Baldwin y Jude Law.

Dentro de los guardianes, no todos están presentes en la cultura latina o europea. A pesar de que se intenta aclarar tímidamente alguna diferencia, como por ejemplo que el Ratón de los Dientes es el equivalente europeo al Hada, Sandman y Jack Frost son bastante desconocidos en territorio fuera de Norteamérica. Quizás esto sea lo mejor para el público joven, así se evita que Dreamworks cambie la imagen de personajes con los que los niños ya tienen una relación.

rise-of-the-guardians-2Me pregunto qué pensará un niño que aún cree en Papá Nöel al ver El origen de los guardianes. Su imagen se opondría a un gran hombre fuerte y con acento ruso, con los brazos tatuados con naughty / nice (travieso / bueno). Para el ojo adulto no importa mucho si los guardianes nos son conocidos de antemano, porque todos los personajes son consistentes en sus reacciones, entornos y hasta en las voces que aportan los distintos actores de renombre. El mejor, sin dudas, es Santa, interpretado por Alec Baldwin, pero también es muy buena la labor de Jude Law como el Hombre de la Bolsa (que toma rasgos físicos del actor) y de Isla Fisher,  dándole juventud, ternura y sensibilidad al Hada de los Dientes.

Sandman no tiene voz, esto implica que no hay un gran actor detrás, apadrinando el personaje. A pesar de ser el más lejano en mi conocimiento popular, es el guardián más importante en el film. Se encarga, nada menos, que de brindar sueños agradables a los niños. Cuando el Hombre de la Bolsa logra derrotarlo, los niños comienzan a tener pesadillas, en vez de sueños. Es ahí cuando pierden su esperanza, dejan de creer en los guardianes y, de alguna forma, dejan de ser niños.

El origen de los guardianes estuvo nominada en los Golden Globes, pero el premio del 2013 se lo llevó Indomable (Brave, Mark Andrews, Brenda Chapman y Steve Purcel, 2012) de Pixar. En los premios Oscar no forma parte de los nominados para el 2013.

Rise of the GuPara grandes y chicos es una historia muy entretenida. Sin dejar de ser una de buenos contra malo, deja entrever ideas interesantes como la importancia de nuestro origen y el autoconocimiento necesario para todo súper héroe. Otra idea linda es que hasta el héroe más fuerte no es nadie y pierde completamente su fuerza si no tiene, al menos, a alguien que crea en él.

A pesar de no contar con escenas que nos hagan soltar carcajadas o con toques de humor irónico que sólo los adultos comprenderíamos, hay escenas bastante cómicas, con personajes secundarios como los baby tooth (diminutos ayudantes del hada de los dientes), elfos y yetis, que hacen monerías irresistiblemente graciosas.

Para los adultos es muy reconfortante también la idea del rol de guardián. Al menos, todos los que tenemos hijos, cuando no contamos con certezas que nos da la religión, nos gusta mucho pensar que hay una Ángel de la Guarda que protege a nuestros chiquitos. Esta idea, sumada a los personajes queridos presentes en nuestros recuerdos infantiles, hace que algunas escenas de El origen de los guardianes nos emocionen hasta alguna lagrimita que esconderemos al público infantil.

Ficha técnica:

El origen de los guardianes (Rise of the Guardians),  EUA, 2012.

Dirección: Peter Ramsey
Guion: David Lindsay-Abaire
Producción: Nancy Bernstein, Arin Finger, William Joyce, Guillermo del Toro
Fotografía: Mac Boas
Música: Alexandre Desplat
Reparto: Chris Pine, Alec Baldwin, Jude Law, Isla Fisher, Hugh Jackman

2 opiniones en “El origen de los guardianes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.