Críticas

Mi padre, el juez

El juez

The Judge. David Dobkin. Estados Unidos, 2014.

Cartel de la película El juezSi hiciéramos un rápido repaso por la filmografía de David Dobkin, descubriríamos que su género por excelencia es la comedia. Así lo demostró con las recientes El cambiazo (The Change-Up, 2011), Fred Claus, el hermano gamberro de Santa Claus (Fred Claus, 2007) y De boda en boda (Wedding Crashers, 2005). En la primera, dos amigos, luego de una borrachera, han cambiado de cuerpo y cada uno vivará la vida del otro. En la segunda, conocemos al hermano de Santa Claus, que es una verdadera oveja negra. Finalmente, en la tercera, dos amigos se encargan de infiltrarse en bodas ajenas. Luego de esta breve muestra, resulta extraño que su último proyecto no siga esta línea de historias sin mucho sentido y con toques fantásticos.

A modo de contraste, El juez (The Judge, 2014) se presenta como un drama familiar en el que Hank Palmer (un abogado interpretado por Robert Downey Jr.) debe regresar a su pueblo natal a causa del fallecimiento de su madre. Este regreso lo obligará a restablecer la relación con su padre (Robert Duvall), sobre todo cuando éste, un importante juez, sea sospechado de asesinato.

Hasta aquí no hay demasiada novedad. Son abundantes las películas que juegan con la figura del hijo alejado del núcleo familiar, que por alguna circunstancia de la vida se ve obligado a regresar. Salvando las distancia, podríamos hacer un paralelismo con una de las obras cumbres de Tim Burton: El gran pez (Big Fish, 2003). Allí se retrata la relación (o falta de ella) entre un padre y un hijo que se distancian a causa de la credibilidad: el hijo no cree ninguna de las historias del padre, hasta el punto de pensar que toda su vida fue una gran mentira. Su enfermedad hará que tenga que regresar y será la oportunidad de reconstruir su relación. Más recientemente, pudimos ver en Nebraska (Alexander Payne, 2013) a un padre con demencia reencontrarse con su hijo (distanciados a causa del alcoholismo) para reclamar un premio que el mayor asegura haber recibido por correo.

The Judge, fotogramaRegresando al tema del género, durante los primeros minutos pareciera que estamos a punto de ver otra comedia: nadie esperaría encontrarse con un drama si el film comienza con un Downey Jr. mojando con orín a otra persona. Y justamente en este cambio de clima es donde se basa la película: todo comienza de forma muy inocente y distendida, y conforme avanza el argumento, comenzamos a ingresar a terrenos más profundos. Quizás el mayor problema de esta necesidad por introducir la comedia sea que la película termina durando más de lo deseado. En su afán por abrir secuencias narrativas para incluir momentos de mayor distención, se termina perdiendo el enfoque y las secuencias finales, con momentos de mucho dramatismo, terminan pareciendo el desenlace de un escenario para el que no se nos preparó. En otras palabras, se logra un golpe bajo que uno no esperaría encontrar.

Imagen de El juezA este juego con el género, debemos sumarle las impecables actuaciones de los actores principales. Por el lado de Downey Jr. no debería sorprendernos. Si bien en los últimos tiempos se ha popularizado con la serie Iron Man, la realidad es que este actor neoyorkino trabaja en la industria desde los cinco años, cuando participó en varias películas dirigidas por tu padre. Lo que sí es cierto es que este es su papel más dramático, ya que últimamente había explotado su lado más cómico con Salidos de cuentas (Due Date, Todd Phillips, 2010), y su particular composición del detective más famoso del mundo: Sherlock Holmes (Guy Ritchie, 2009).

¿Qué decir de Robert Duvall? Desde su debut en Matar a un ruiseñor (To Kill a Mockingbird, Robert Mulligan, 1962), participó en clásicos como El padrino (The Godfather, Francis Ford Coppola, 1972) y Apocalipsis ahora (Apocalypse Now, Francis Ford Coppola, 1979).

El juez - The JudgeEsta combinación de experiencias da lugar a una particular relación padre-hijo, con un Downey Jr. rebelde y que se resiste a crecer, y un Duvall en la figura de un hombre duro y recto, que siempre ha sido juez en un pequeño pueblo.

En conclusión, la película podría haber durado menos si se hubiera centrado en el drama familiar y no en forzar situaciones simpáticas, que parecen estar más para justificar la trayectoria y legado del director, que en una verdadera necesidad de la trama. Donde el film termina ganando, en cambio, es el alto nivel actuación. Un verdadero duelo de titanes, como ocurrió entre Meryl Streep y Julia Roberts en Agosto (John Wells, 2014), pero en versión masculina.

Trailer

Ficha técnica:

El juez (The Judge),  Estados Unidos, 2014.

Dirección: David Dobkin
Guión: Bill Dubuque, Nick Schenk, David Seidler
Producción: Warner Bros. / Big Kid Pictures / Team Downey
Fotografía: Janusz Kaminski
Música: Thomas Newman
Reparto: Robert Downey Jr., Robert Duvall, Vera Farmiga, Billy Bob Thornton, Vincent D'Onofrio, Jeremy Strong, Dax Shepard, Leighton Meester, David Krumholtz, Balthazar Getty, Sarah Lancaster, Ken Howard, Grace Zabriskie, Denis O'Hare

Gonzalo Agustín Pérez

Graduado del Master en Crítica Cinematográfica de AULA CRÍTICA

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios